GNOME_2022

Continuamos revelando -y analizando- los resultados de nuestra encuesta de fin de año y pasamos al segundo bloque de la misma, por lo que es el turno de los escritorios, pieza fundamental, característica y distintiva de la experiencia del escritorio Linux.

Como con los resultados de los navegadores web, esta pregunta y sus respuestas nos retrotraen a años pasados porque el cuadro que nos deja es, si no calcado, como sucedía con la categoría anterior, si muy similar. La comparación es, por supuesto, con lo visto en los últimos años, de 2020 hasta ahora.

Es cierto que a diferencia del terreno de las distribuciones (lo veremos mañana) el de los navegadores y escritorios tiende a ser más estable, menos susceptible a los cambios, pero no es menos cierto que hay movimiento y sin duda para la encuesta de este año tendremos que tenerlo en cuenta. Al lío.

Escritorios 2023

Total de votos: 4.131 (Tabla: votos / porcentaje)

GNOME 1331 32,20%
KDE Plasma 1253 30,30%
Cinnamon 574 13,90%
Xfce 393 9,50%
MATE 193 4,70%
Otro 131 3,20%
Deepin 85 2,10%
LXQt 44 1,10%
Budgie 43 1%
Unity 43 1%
Pantheon 41 1%

escritorios2023

No hay misterio que valga y como se puede leer en el mismo titular, GNOME es el escritorio más popular de 2023. ¿En qué grado? En el suficiente, aunque si tuviésemos que resumir la situación de Linux en lo que a los entornos de escritorio respecta, podríamos hacerlo hablando de GNOME y KDE Plasma como las referencias absolutas, de Cinnamon y Xfce como las alternativas de segunda fila y de ahí hacia abajo, con muchos matices.

GNOME se pone la corona por tercer año consecutivo y con el mayor margen conseguido hasta la fecha, algo especialmente notable en el número de votos recibido, aunque como suelo advertir, donde está el dato de interés en los porcentajes. ¿Por qué GNOME? Pues porque está en un momento excepcional, que ha consolidado en 2023 con dos lanzamientos a destacar como fueron GNOME 44 y GNOME 45, con lo que continúa su evolución.

GNOME45

Cabe recordar que GNOME parte con ventaja: es el escritorio del establishment, el apoyado y promovido por las grandes distribuciones Linux y, por lo tanto, un proyecto bien sustentado económicamente. Por este motivo GNOME es uno de los entornos de escritorio más avanzados y completos de Linux e incluso quienes lo encuentran parco en opciones para su gusto, pueden utilizarlo instalando unas cuantas extensiones. A nivel de diseño, además, es posiblemente el más pulido de todos.

De hecho, solo hay una alternativa plenamente independiente que pueda compararse con GNOME y esa es KDE Plasma, el otro escritorio de Linux, el más veterano y uno que en estos momentos se encuentra en proceso de transición. Sin ir más lejos, las tres versiones mayores que el escritorio nos deja cada año se han reducido a una en 2023, KDE Plasma 5.27 LTS, dado que el proyecto tiene el marcador puesto en su próximo destino, KDE Plasma 6, cuyo lanzamiento se efectuará este año.

En resumen, entre GNOME y KDE Plasma se comen bastante más de la mitad del pastel, un 62,5%, lo que deja una postal muy clara de la elección mayoritaria de los usuarios del pingüino. Como ha sido desde siempre, ojo. ¿Y lo demás es la jungla? Pues no, como no lo es más allá de Firefox o de Ubuntu, Debian y Linux Mint, pero… Dejemos esta reflexión para mañana.

Continuamos con la tercera opción de la lista, el Cinnamon de Linux Mint y de tantas otras distribuciones, un escritorio de corte clásico, pero de factura moderna que hace tiempo que se posicionó en la parte alta de la tabla, siempre en liza y con el puntual adelantamiento de Xfce, al menos desde que Ubuntu se deshizo de Unity. Este año, eso sí, se aprecia un sensible crecimiento en relación con años anteriores y se desmarca de su «compañero» con un amplio margen.

Cinnamon

Sucede lo contrario con Xfce, una de las alternativas más populares entre los usuarios que no gustan de cambios en las formas tradicionales: si bien viene siendo desde hace años la pareja de Cinnamon en la segunda liga de los escritorios de Linux, este 2023 ha perdido un poco del terreno conquistado y por primera vez en años, baja del 10%. Nada grave, a tenor de que desde finales de 2022 que apareció Xfce 4.18 no hay nueva versión (aunque sí muchas actualizaciones en sus componentes).

Descendemos un peldaño más para encontrarnos con MATE, el heredero de GNOME 2 y un proyecto que, pese a tener su hueco, como evidencia el lugar conseguido en esta encuesta, no parece estar viviendo su mejor momento: aunque conserva su porción del pastel, de en torno al 5%, solo es así de 2020 en adelante; antes ocupaba el doble de porcentaje… claro que desde que en 2021 se lanzó MATE 1.26, no hay buenas nuevas de este proyecto.

Y llegamos al intríngulis de siempre: «otro». Pero ¿qué otro? Pues como siempre, el número de votos y el porcentaje de la respuesta no se corresponde con los comentarios recibido, aunque como mencionaba en la introducción, hay que aplicar cambios a la encuesta y el principal será añadir la opción de «gestores de ventanas«, que es hacia donde más se van quienes manifiestan su opinión: hay comentarios para wm más y menos conocidas y extendidas como Icewm, Openbox, i3, bspwm o Hyprland, pero sobre todo Sway, una de las alternativas más pujantes.

Sway

Bajamos un nuevo escalón hacia lo que podríamos denominar como los restos, las opciones minoritarias en el entorno del escritorio Linux; aquellas que reciben menos de cien votos, o no alcanzan ni el 3% del porcentaje. Y la primera de esta lista en descenso es Deepin, que por algún motivo no levanta cabeza desde hace años, en los que ocupaba el espacio actual de MATE, por poner un ejemplo.

Conste que el escritorio de Deepin no se encuentra solo en Deepin. Desde hace años se puede instalar en las principales distribuciones por unas vías u otras, aunque es cierto que es en Deepin donde más presente está, tal y como ocurre con Cinnamon en Linux Mint. ¿Qué ha pasado para que no goce de la popularidad de hace cuatro o cinco años? No está claro, pero entraremos en esto con los resultados de la encuesta de las distribuciones.

Con la mitad de apoyos de Deepin está LXQt, una opción más minoritaria si cabe por lo específico de su enfoque (escritorio ligero en Qt), pero que prácticamente no se ha movido de su posición desde que entrase en la competencia hace una década, antes incluso de tomar el relevo de LXDE. Le sigue casi pegado Budgie, una alternativa que no parece encontrar su lugar, a pesar de mantenerse en desarrollo activo. Y lo mismo se podría decir de Unity, resucitado de un tiempo a esta parte y con visos de continuidad y evolución, pero relegado por el momento a propuestas de poco alcance.

Por último está Pantheon, una opción que se arrastra al ritmo de su distribución madre y único reducto de aplicación, elementary OS, con apenas atisbo de despunte desde poco después de aparecer en escena con bombo y platillos. Sinceramente, no entiendo cómo Pantheon y por extensión elementary OS, o más bien al contrario, se sitúan en un suelo tan bajo como en el que están. Y no me vale lo de bugmentary porque no es así. Pero… esto es lo que hay.

En esencia, la encuesta de 2023 nos deja unos resultados muy similares a los de los años previos, con pocos movimientos en su haber, cuya corrección puede darse fácilmente de un ejercicio a otro, pero con un indicativo más patente que nunca como es la alusión a los gestores de ventanas sencillos, con especial atención a iniciativas de crecimiento reciente de tipo tiling y con soporte nativo de Wayland. Habrá que ver cómo lo hacemos el año que viene a este respecto.

Hasta aquí llegamos hoy. Completamos el círculo mañana, con el consiguiente revelado de los resultados de la encuesta de distribuciones, que seguro que ya os imagináis como comienza y cómo termina ¿verdad? No os voy a decir que no, pero sí repetiré algo: el secreto está en el porcentaje y hay una tendencia palmaria que se lleva dando durante los últimos años y que se acrecienta. De hecho, es en el ámbito de las distribuciones donde más cambios se observan.

 

Fuente: muylinux

 

¿Quién está en línea?

Hay 12786 invitados y ningún miembro en línea