Martes, Octubre 22, 2019

A vueltas con Plasma 5: ¿es estable o no?

plasma5.jpg

Retomamos otro tema de la semana pasada, y puede que no sea el último. Vale la pena volver a tratarlo porque el artículo que utilicé como arranque parece haber encendido una mecha que no existía: ¿es estable Plasma 5? No ya Plasma 5, sino Plasma 5.4, que es más grave; y no conviene olvidar que la crítica se generó en la propia comunidad de KDE.

No fuí el único que habló del tema, por supuesto. Sobre todo en sitios anglosajones de mayor alcance, el debate se extendió incluyendo las opiniones de algunos autores. La más dura fue la de Jack Wallen en TechRepublic y a diferencia del artículo que desató la polémica, había más sensaciones que hechos en su argumentación. Lo importante, sin embargo, es que si el debate existe, habrá razones para ello.

También yo di mi opinión, y no es la misma que tenía un año atrás: considero que el “escritorio KDE” es lo suficiente estable como para trabajar con él cada día durante muchas horas. De no ser así no lo aguantaría ni un rato, y por eso no he comenzado a utilizarlo en serio hasta hace algo más de un par de meses.

¿Cómo rebatir a quien sostiene lo contrario? Imposible. Prefiero no hacerlo. Plasma 5.4 y las KDE Applications 15.08 a mí me van muy bien, lo cual no significa que no necesiten de constante pulido o que, dependiendo de la configuración, den problemas determinados. Decía el otro día que la mayoría de errores son cutres, más que graves, sin dar ejemplos; pero evidentemente hablaba de lo que yo me he encontrado. Veamos:

  • Al cambiar la disposición de los botones de la barra de la ventana, se apelotonan y no se ven correctamente hasta que la ventana no se escale. No es un procedimiento que se haga muy a menudo.
  • Al mostrar el escritorio quedan unos reflejos de las ventanas que se han minimizado… y se ve feo.

Solo dos porque no me acuerdo de más, que haberlos haylos. Pero desde que actualicé a Plasma 5.4 no me ha explotado el escritorio, que es lo más típico, aunque tampoco es grave porque todo vuelve a su sitio en segundos. Eso sí, que te explote el escritorio da muy mala imagen y me ha pasado -ocasionalmente- hasta Plasma 5.3.

Otra cosa son las carencias que todavía tiene Plasma con respecto a KDE 4 en la forma de características del escritorio y las aplicaciones, porque al menos a mí no me gustaría quedarme sin los servicios de Dolphin o ciertas opciones de configuración que faltan. De esto al cataclismo hay un trecho.

Sin embargo, la mía es una opinión más: unos dicen que bien, otros que mal. ¿Quién tiene la razón?

Una visión más profunda del asunto la aporta el desarrollador de KDE Martin Gräßlin, encargado del gestor de ventanas KWin y conocedor de muchos de los problemas que mosquean al usuario. Lo relata en un extenso artículo surgido a raíz del revuelo actual en el que, a decir verdad, se explaya tanto que difícilmente puedo comentarlo al detalle sin que esto se vuelva insufrible, por lo que os recomiendo su lectura.

A grandes rasgos Gräßlin explica que la estabilidad del escritorio depende de más piezas que el propio escritorio, como los controladores gráficos o la biblioteca Qt, y no siempre están en armoniosa sintonía. Y lo mismo sucede con las distribuciones, que a fin de cuentas son las encargadas de ofrecer el software al usuario.

Un ejemplo simple de este tremendo lío: un usuario cualquiera experiementa un error y lo reporta. A lo mejor está duplicado y o ha sido resuelto, pero el parche nunca llegará a la distribución que usa, o no se integrará en la versión de Qt que usa la distribución, o ni siquiera corresponde a los desarrolladores de KDE su arreglo… debido a que cada proyecto maneja sus tiempos. Y también puede pasar lo contrario, que los desarolladores de KDE no hayan podido con todo lo que tenían a su cargo.

¿Entonces?

Da la impresión de que la experiencia de usuario en Plasma 5 depende en gran parte de la distribución elegida, de si sus mantenedores cuidan más o menos el servir los parches cuando toca. Otro ejemplo: Kubuntu 15.04 se lanzó con Plasma 5.2 y KDE Applications 14.12, pero mediante los backports se ofreció Plasma 5.3 y KDE Applications 15.04, consiguiendo una mejora sustancial. Hoy ha salido Kubuntu 15.10 con Plasma 5.4, KDE Applications 15.08, Linux 4.2 y un stack gráfico bastante actualizado. A ver qué tal.

He probado Plasma 5 a fondo en Kubuntu, Manjaro y openSUSE Tumbleweed, tras meses de Ubuntu (LTS) y Unity, elementary OS y Pantheon y Linux Mint y Cinnamon. Si un solo día se me hubiera pasado por la cabeza el pensamiento de “esto con x no me pasaba…”, mi regreso habría sido instantáneo.

Aun así, no puedo afirmar que tú vayas a tener la misma experiencia. A modo de curiosidad, Gräßlin destaca por encima del resto problemas con los controladores libres de Intel… que son los yo utilizo sin mayores percances (estar ahora en una rolling release me beneficia, no digo más).

C'est la vie… en el mundo del software.

 

Fuente: muylinux

Compártelo. ¡Gracias!

 
Grupo Digital de Ayuda! Laboratorio Linux! - Linux para todos.

¿Quién está en línea?

Hay 73 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

10108493
Hoy Hoy 926
Ayer Ayer 3689
Esta semana Esta semana 4615
Este mes Este mes 59751
Total de Visitas Total de Visitas 10108493

Día con más
visitantes

10-21-2019 : 3689

Gracias por su visita