Medios e instalación

Aunque la puerta se ha dejado abierta a la aparición de las tradicionales ediciones de Mandriva, a saber, One, Free y Powerpack, de momento todo se ha reducido a una única edición, Mandriva Desktop en formato Live DVD (no instalable desde el escritorio) para arquitecturas de 32 y 64 bit.

La instalación de Mandriva no ha cambiado apenas, sigue siendo fácil, rápida, y se completa en unos 15-20 minutos dependiendo del equipo. Pero sí se han perdido varias opciones de personalización por el camino. Por pasos, sería así (consejos a pie de imagen):

Mandriva 2011: el análisis
Selección de idioma

Mandriva 2011: el análisis
Licencia de uso

Mandriva 2011: el análisis
Huso horario

Mandriva 2011: el análisis
Si hay error en la hora es mejor configurarlo al concluir la instalación

Mandriva 2011: el análisis
Distribución de teclado

Mandriva 2011: el análisis
Particionado automático o personalizado, muy sencillo

Mandriva 2011: el análisis
Cuidado con las opciones del GRUB que pueden dar problemas

Mandriva 2011: el análisis
Si hay más sistemas instalados y no salen, hay que agregarlos manualmente

A partir de este punto comienza la instalación y se acomete el primer y único reinicio de todo el proceso, para terminar de configurar las cuentas de usuario y root o administrador del equipo, tal y como sigue:

Mandriva 2011: el análisis
Así se ve el GRUB de Mandriva 2011

Mandriva 2011: el análisis
Selección de país

Mandriva 2011: el análisis
En Avanzado se puede habilitar la cuenta de invitado

Mandriva 2011: el análisis
Creando un usuario

Mandriva 2011: el análisis
Iniciando sesión en el escritorio

En cuanto a la postinstalación y la puesta a punto de Mandriva 2011, en MuyLinux publicamos hace unos días una guía de ayuda apoyada en artículos externos de calidad que os puede ayudar a completar este proceso de instalación.

Antes de pasar al escritorio, hay que fijarse en la nueva pantalla de identificación de usuario, tan plástica y vistosa como fallida en sus opciones:

Mandriva 2011: el análisis
La nueva pantalla de login de Mandriva 2011

Con una estética minimalista, sencilla pero bastante pulida, la nueva pantalla de identificación de Mandriva 2011 se muestra elegante y útil. El gran fallo y primer punto negro del sistema lo encontramos en las opciones típicas de sesión y apagado de las que disfruta cualquier otra distribución GNU/Linux, que simplemente desaparecen y para iniciar con otro escritorio (con el que solo es posible hacerse una vez instalado el sistema;a elegir entre GNOME 2, XFCE y LXDE) hay que acudir al Centro de control. El botón rojo apaga y el naranja reinicia. Imperdonable.

¿Quién está en línea?

Hay 20595 invitados y ningún miembro en línea