Conclusiones: nuestra experiencia

Hace tiempo que hablábamos de Fedora como una distribución puntera por la inclusión de todo tipo de tecnologías avanzadas. El análisis de Fedora 12 que realizamos hace un año así lo confirmaba, pero mientras que la lista de características incluidas en aquella versión era notable, en Fedora 14 la lista se ha reducido considerablemente, y los desarrolladores se han centrado en temas más relacionados con el desarrollo o los administradores de sistemas.

Probablemente una de las razones de esa ausencia de novedades sea la más que inminente aparición de RHEL 6, la distribución comercial de Red Hat en la que obviamente buena parte de los trabajadores de Fedora seguramente hayan tenido que contribuir. Probablemente no hayan tenido demasiado tiempo para dedicar a Fedora 14, y eso se nota en el discreto número de características de interés que pueda presentar F14 para los usuarios de a pie.

Fedora 14, el análisis

Eso nos deja con una distribución muy sólida, pero que no sorprende salvo en apartados muy específicos y ciertamente “aburridos” para la mayoría de usuarios finales, como Spice o el soporte de F14 en EC2. Así pues, los usuarios finales no notarán grandes cambios o mejoras en Fedora 14, pero es una actualización importante sobre todo para aquellos que quieran disfrutar de KDE 4.5.2 en Fedora, y que también quieran acceder a las últimas versiones de los paquetes más importantes. De lo que no estamos seguros es de que eso justifique la instalación de cero de la distro: quizás sería mejor que actualizáseis vuestra distribución actual si no estáis del todo seguro de lo que os puede aportar.

De hecho, temas como el uso de GRUB 0.97 o la ausencia de soporte directo para la instalación de serie desde los LiveCD pueden ser un obstáculo para muchos usuarios, que además tendrán que tener en cuenta que en Fedora tendremos que configurar drivers propietarios “a mano” y otras cosas como códecs multimedia o soporte de tecnologías Flash y Java, algo que también es cierto para otras distribuciones que prefieren curarse en salud como Ubuntu.

Así pues, mucho nos tememos que la calidad de la distribución de cara al usuario final es tan solo decente: es sólida, es estable y es interesante para desarrolladores o incluso administradores de sistemas, pero si sois usuarios finales sin esas necesidades, no estamos seguros de poder recomendárosla.

 

Fuente: muylinux

¿Quién está en línea?

Hay 29488 invitados y ningún miembro en línea