Miércoles, Julio 08, 2020

Sobre la alianza entre Red Hat y CentOS

Sobre la alianza entre Red Hat y CentOS

El anuncio de la alianza entre Red Hat y CentOS ha provocado un aluvión de noticias que parecen contradictorias entre sí. Mientras yo expuse cómo Red Hat abrazaba a sus clones hace un tiempo, la publicación Linux Magazine exponía todo desde un punto de vista opuesto y augurando un futuro más bien gris para el famoso clon de Red Hat Enterprise Linux. Vista la disparidad de la información, tiene toda la pinta de que el futuro de CentOS es un tanto incierto y me gustaría analizar las posibles razones por la cuales Red Hat ha hecho esta alianza.

Un competidor menos

Es el argumento esgrimido por los detractores de esta alianza. Más de un analista veía que CentOS era, simple y llanamente, una forma de “piratear” legalmente RHEL y que le robaba mercado. Cierto que la gratuidad de CentOS ha tapado a RHEL en algunos sectores, sobre todo en los servidores web, donde domina junto a otras soluciones gratuitas como Debian y Ubuntu, y, cómo no, pequeñas y medianas empresas que no pueden costearse el soporte y la garantía de Red Hat.

Sin embargo, yo no estoy de acuerdo con esta postura, ya que el mercado de Red Hat suele ser empresas con cierto volumen, como por ejemplo Mediaset. Quizá CentOS le quite algo de mercado, pero si Red Hat juega bien sus cartas puede convertir su clon gratuito en el arma perfecta para generar dependencia tecnológica sobre sus productos y conseguir así potenciales clientes.

Los que esgrimen los argumentos pesimistas sostienen que CentOS va a convertirse en otra rama experimental de RHEL, lo que le puede perjudicar seriamente en su posición en el mercado ya que es una distribución totalmente enfocada a servidores, un sector que no se puede permitir hacer experimentos con gaseosa en muchas ocasiones (por no decir siempre). ¿Objetivo de Red Hat? Empujar a la gente que utiliza la versión “pirata” de su sistema a pagar, pero mucho me temo que en caso de darse eso la mayoría migraría hacia otras soluciones gratuitas, como Debian, Ubuntu Server o Scientific Linux -otro clon de RHEL a nivel binario-, si no quieren abandonar las tecnologías de la empresa del sombrero rojo.

Luchar contra la competencia

La competencia en el sector corporativo de Linux es brutal y poder firmar alianzas que te ayuden a posicionarte en el mercado es crucial. Este es otro de los argumentos por parte de la gente que ha comentado esta alianza.

Tanto Red Hat como CentOS tienen a rivales que les están haciendo competencia y la gran difusión de la distribución gratuita ha forzado a Red Hat a buscar aliados en una época donde se estaba granjeando más de una enemistad. De hecho, ambos tienen un gran rival en común, Oracle, que tiró basura sobre CentOS hace un tiempo, mientras Red Hat cambió la forma de distribuir el código para torpedear un poco la empresa de Larry Ellison, que desarrolla otro clon de RHEL.

Por otro lado, CentOS ha perdido mucha cuota de mercado los últimos meses frente a las dos distribuciones de la familia de los Debian por excelencia, Ubuntu y la propia Debian, que están ganando terreno gracias, posiblemente, al dominio de Ubuntu en el Linux de escritorio.

Ofrecer garantías a CentOS

Derivado del apartado anterior, otra de las cosas que se puede deducir de esto es que Red Hat esté muy interesada no en sostener, sino en potenciar CentOS como otro buque bajo su marca, dotando a la distribución gratuita de un gran valor añadido frente a la competencia.

El hecho de que CentOS pueda tener una etiqueta que ponga apoyado oficialmente y con soporte opcional de Red Hat es sin duda toda una atracción a través de marca que le puede dar a esa distribución una imagen de profesionalidad que le ayude a recuperar terreno.

Aunque Red Hat actualmente se centra en el mercado corporativo ofreciendo servicios y productos a empresas de cierta envergadura, lo cierto es que el hecho de que su tecnología tenga cada vez menos presencia en los mercados de bajo coste podría resultarle fatal a largo plazo. Aparte, viendo el gran avance de Canonical en los últimos tiempos en los servidores web, podría ser el trampolín para que su rival más odiado pueda empezar a ganarle terreno en unos sectores donde ahora domina.

Si hay algo de lo que ha presumido el Open Source a lo largo de su historia es por el abaratamiento de los costes y por eso la empresa del sombrero rojo tiene que buscar una manera de seguir teniendo presencia en los mercados de bajo coste.

¿Qué pasará?

Es evidente que vamos a necesitar unos meses para poder dar una respuesta clara. Red Hat es una empresa que siembra tanto odio como amores dentro del Open Source y Linux: unos la tildan de ser una empresa al estilo Oracle, otros admiran su iniciativa en liderar Linux, y otros critican duramente cómo está haciendo esto último. También hay personas que han hablado de una posible unificación de distribuciones a raíz de esta alianza, muy necesaria en el mundo de GNU/Linux.

En un mundo donde pocos son los que se pueden permitir el ir por libre, tener aliados que te aporten es fundamental y Red Hat ha decidido por una alianza totalmente endogámica para empezar (en el sentido técnico, obviamente). Sus decisiones son las que marcarán si CentOS vuelve a ganar posiciones en el mercado, se estanca o bien se hunde. Personalmente, espero que Red Hat cuide bien un proyecto que tiene presencia en muchos sectores, porque CentOS no es solo un RHEL gratuito, es también la puerta de entrada que muchas personas usan para conocer y aprender sobre el universo de Red Hat en su sector de producción.

 

Fuente: muylinux

Compártelo. ¡Gracias!

 
Grupo Digital de Ayuda! Laboratorio Linux! - Linux para todos.

¿Quién está en línea?

Hay 141 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

10732103
Hoy Hoy 398
Ayer Ayer 2724
Esta semana Esta semana 5846
Este mes Este mes 18829
Total de Visitas Total de Visitas 10732103

Día con más
visitantes

06-03-2020 : 2881

Gracias por su visita