OBS-Studio

OBS Studio 28 ya está entre nosotros como la nueva versión estable de esta aplicación profesional de grabación de vídeo, la cual es uno de los proyectos más exitosos del software libre al estar su código fuente publicado bajo la licencia GPLv2 (aunque eso no quiere decir que el desarrollo para todos los sistemas sea simétrico).

Como estamos ante una nueva versión mayor, hay bastante que abarcar, y como esto es MuyLinux, hemos decidido cambiar la importancia de las novedades debido a que la más destacada ha llegado de forma limitada a nuestro sistema operativo favorito.

Para empezar, la interfaz gráfica de usuario ha sido portada a Qt 6, una migración forzada debido a que el desarrollo abierto de la versión 5 del framework fue detenido en mayo de 2020. Los responsables esperan poder beneficiarse de las nuevas características y las correcciones de errores que Qt 6 irá incorporando.

Sin embargo, la adopción de Qt 6 ha traído consigo un buen puñado de consecuencias negativas, como el fin del soporte para sistemas operativos de 32-bit, además de Ubuntu 18.04, Windows 7, Windows 8, las versiones 10.13 y 10.14 de macOS, la pérdida de compatibilidad con algunos plugins y la eliminación de la opción --disable-high-dpi-scaling de la línea de comandos. Eso sí, ahora hay una compilación nativa para Apple Silicon.

En cuanto a las novedades específicas para Linux, nos encontramos con que el soporte de renderización ha pasado de GLX a EGL, lo que debería de mejorar la experiencia con los gráficos de la propia aplicación, y se ha añadido soporte para el formato H.264 en V4L2, la fuente de captura de vídeo. Por delante quedan desafíos como el poder gestionar la cámara virtual y las transmisiones de captura de vídeo mediante PipeWire, con el que se espera ampliar las posibilidades y ganar en flexibilidad.

Pero las verdaderas novedades más potentes de OBS Studio 28, las cuales solo pueden ser disfrutadas en plenitud por los usuarios de Windows, son el soporte para color de 10-bit y HDR. Es importante tener en cuenta que el color de 10-bit y el HDR solo pueden ser renderizados a través AV1 y HEVC (x265 y H.265). Para el uso de los 10-bit en HEVC es requiere como mínimo una gráfica GTX 1000 de NVIDIA o una Radeon 5000 de AMD, mientras que Intel QuickSync y Apple VT todavía no están soportados.

OBS-Studio-28

La transmisión con HDR solo está soportada de momento a través del servicio HLS de YouTube con el renderizador HEVC, los videojuegos que funcionan en HDR ahora son mapeados correctamente a SDR cuando se usa este último para la composición y es posible capturar y transmitir en HDR a través de capturadoras de EVGA, AverMedia y Elgato (en Linux, lo recomendable aquí es emplear la de Slimbook viendo que apenas hay fabricantes dando soporte).

Pero como hemos dicho, esto del color de 10-bit y el HDR solo es disfrutable en su plenitud en Windows, ya que en Linux y macOS este soporte ha llegado de forma limitada debido a, valga la redundancia, limitaciones de los sistemas debido a que no soportan la previsualización de HDR y ciertos renderizadores y entradas necesitan ser actualizados.

Otras novedades de OBS Studio 28 es la inclusión de WebSocket 5.0 como plugin first party y de manera preinstalada, la capacidad de dividir automáticamente las grabaciones según el tamaño o la duración del archivo, se ha agregado un controlador de rotación a las fuentes seleccionadas en la vista previa, el tema estético empleado por defecto es ahora Yami y se ha añadido soporte para opciones personalizadas de FFmpeg.

Todos los cambios y novedades de OBS Studio 28 están disponibles en la notas de lanzamiento publicadas en el repositorio del proyecto en GitHub. La aplicación para Windows y macOS puede ser obtenida a partir de la sección de descargas del proyecto, mientras que en Linux muchas distribuciones lo suministran, pero las únicas compilaciones oficiales son el PPA para Ubuntu y la Flatpak disponible a través de Flathub.

 

Fuente: muylinux

¿Quién está en línea?

Hay 4843 invitados y ningún miembro en línea