Mesa

Mesa 23.2 ya está disponible como la nueva versión estable de la pila encargada de proporcionar los drivers del espacio de usuario, los que soportan las API gráficas OpenGL, Vulkan y OpenCL. En esta ocasión, y posiblemente sin que sea una sorpresa a estas alturas, RADV se lleva el protagonismo al haber incorporado nuevas extensiones de Vulkan y correcciones de calado.

Ya que lo hemos mencionado, comenzamos con RADV, el driver comunitario de Vulkan para gráficas Radeon que es desarrollado principalmente por Valve con las miras puestas en la Steam Deck, aunque a la hora de la verdad las novedades y mejoras introducidas benefician a una gran variedad de modelos de gráficas de AMD.

Las extensiones incorporadas a RADV son VK_EXT_attachment_feedback_loop_dynamic_state, VK_EXT_dynamic_rendering_unused_attachments, VK_EXT_depth_bias_control, VK_EXT_pipeline_robustness, VK_EXT_fragment_shader_interlock en las gráficas GFX9, además de VK_KHR_fragment_shader_barycentric y VK_KHR_ray_tracing_pipeline en las gráficas RDNA 2. La última extensión mencionada es para el soporte trazado de rayos, que a partir de este lanzamiento debería de estar habilitado por defecto.

Además de algo tan áspero como las extensiones de Vulkan, RADV también ha incorporado en Mesa 23.2 correcciones para juegos y situaciones específicas, como una fuga de memoria en Dead by Daylight, una corrección para las sombras teñidas de rojo y rosa en Overwatch 2 cuando se usa una RTX 7900 XTX, artefactos detectados en Quake II RTX, colores distorsionados a la hora de usar el trazado de rayos en Cyberpunk 2077, un fallo de texturas con ACO en World War Z, una regresión en Unreal Engine 5.2 en las explosiones que se apoyan en Nanite con Direct3D 12, cuelgues a la hora de usar trazado de rayos en Elden Ring y problemas de artefactos al ejecutar Rise of the Tomb Raider sobre una GPU RDNA 3.

La segunda novedad más importantes de este lanzamiento es el soporte OpenGL 3.1 y OpenGL ES 3.0 sobre Asahi, o sea, el soporte de Linux desarrollado para hacer funcionar el sistema de código abierto sobre los procesadores de Apple basados en ARM y destinados a sus ordenadores personales (Apple Silicon).

El soporte de OpenGL servirá para soportar un escritorio y ciertas características aplicaciones, pero los responsables de Asahi Linux no deberían de demorarse demasiado a la hora de investigar cómo incluir soporte de Vulkan, una API que sigue sin ser el estándar del escritorio Linux, pero que poco a poco va avanzando y que en videojuegos ya se ha consolidado como la base.

Y aunque Intel no está siendo especialmente diligente a la hora de ponerle las pilas, no viene mal echar un vistazo a ANV, su driver de Vulkan oficial para Mesa. En este frente nos encontramos con correcciones para el videojuego The Spirit and The Mouse al ejecutarlo con una gráfica Arc A770, otra corrección para ChromeOS procedente de Google, para cuelgues detectados en Death Stranding, cuelgues de la GPU a la hora de hacer pruebas de MSAA con Angle, el trazado de rayos sobre las gráficas Arc A750 y Arc A770, un fallo de compilación para ARM64, una caída en el lanzamiento de Tom Clancy’s Rainbow Six Siege y un cuelgue de la GPU con Overwatch 2 si Graphics Pipeline Library (GPL) está habilitado.

Es importante tener en cuenta que ANV está muy verde todavía, así que usar una gráfica dedicada de Intel para videojuegos no es una buena idea en estos momentos. Parece que la compañía ha empezado a ponerse las pilas para mejorar su driver, pero todo apunta a que habrá que esperar muchos meses hasta tener resultados tangibles.

Mesa 23.2 encierra mucho más en su interior, como la posibilidad de compilar RadeonSI, el driver oficial de OpenGL para AMD Radeon, con ACO empleando el sistema de compilación Meson. También hay muchas correcciones y mejoras para freedreno, que es de OpenGL, está construido con ingeniería inversa y va dirigido a los aceleradores gráficos Adreno, además de una corrección para VA-API que podía provocar la caída de AMDGPU sobre una gráfica RX 6900 XT cuando se reproduce un vídeo corrupto.

Debido a ciertos problemas en su desarrollo, Mesa 23.2 ha aparecido con algunas semanas de retraso, así que no se puede descartar que la siguiente versión, Mesa 23.3, sea publicada como estable en 2024. Aunque es posible compilar la pila para ponerla al día, lo suyo sería esperar a que sea actualizada a través de los repositorios de la distribución utilizada, Flathub en caso de estar usando Flatpak o recurrir a los PPA fresh y stable de Kisak en Ubuntu.

 

Fuente: muylinux

¿Quién está en línea?

Hay 11150 invitados y ningún miembro en línea