GNU

La Free Software Foundation (FSF) celebra hoy el cuarenta aniversario del proyecto GNU. Richard Stallman anunció el 27 de septiembre de 1983, mientras era trabajador del laboratorio de inteligencia artificial del MIT, el desarrollo de un sistema operativo tipo Unix llamado GNU, un nombre que es el acrónimo recursivo “GNU is not Unix”. La intención era y sigue siendo crear un sistema operativo libre, con un código fuente que puede ser redistribuido sin restricciones y que fuera un sustituto ético al software privativo, con el que en la actualidad convive en muchas áreas.

El proyecto GNU comenzó la andadura oficial del software libre y fue pionero en el concepto de copyleft, un enfoque de concesión de licencias de software que requiere que se preserven los mismos derechos en trabajos derivados. Aquí llegamos a la Licencia Pública General (GPL), que oficialmente forma parte del espectro de GNU y cuyos derechos de autor son propiedad de la Free Software Foundation.

Richard Stallman ha dicho sobre el concepto de copyleft que “el objetivo de GNU era dar libertad a los usuarios, no sólo ser populares. Así que necesitábamos utilizar términos de distribución que impidieran que el software de GNU se convirtiera en privativo. El método que utilizamos se llama copyleft”.

El software libre es un concepto que, dependiendo de la visión de la historia que uno tome como referencia, es más antiguo de lo que parece, pero no es menos ciertos que fue Richard Stallman quien terminó de darle forma con la creación del proyecto GNU. Este acontecimiento, lejos de ser una ocurrencia, fue una respuesta a una serie de movimientos que se estaban produciendo por entonces en el desarrollo de software.

Entre finales de los años 70 y principios de los años 80 del siglo pasado, la cultura hacker de la que Stallman era miembro empezó a fragmentarse, ya que la mayoría de los fabricantes empezaron a dejar de distribuir el código fuente de su software con el fin de que este no pudiera ser usado en productos de la competencia. Para ello, y como es lógico, los fabricantes empezaron a publicar su software con derechos de autor, o sea, como privativo. Esta situación no era nueva, pero empezó a ser más común.

Richard-Stallman

Sin embargo, y ente otros hechos, probablemente el que terminó de aclararle las ideas a Richard Stallman fue el encontronazo que tuvo con una impresora Xerox 9700. A los hackers del laboratorio de inteligencia artificial del MIT se les denegó el acceso al código fuente del software de la impresora, la cual estaba recién instalada. El propio Stallman fue el que se encargó de modificar el software de la impresora anterior para que enviara mensajes electrónicos a un usuario cuando un trabajo de impresión había terminado o a todos cuando la impresora estaba atascada.

Debido a que Xerox no permitió el acceso al código fuente del software de la nueva impresora, los hackers no pudieron introducir las funciones faltantes para su trabajo. Aunque pequeño, se trataba de un detalle muy importante debido a que la impresora se ubicaba en un piso diferente a donde estaba la mayoría de los usuarios, así que no todas las personas podían estar directamente pendientes de si estaba funcionando correctamente o no o si había terminado un trabajo que se le había encargado.

La experiencia con la Xerox 9700 terminó por convencer a Stallman de la necesidad que tienen las personas de acceder al código fuente de un software para modificarlo libremente. Todavía faltaban tres años aproximadamente para la creación del proyecto GNU, pero el programador ya tenía las ideas claras de lo que tenía que hacer para empezar su particular lucha contra el software privativo.

En lo que respecta a los antecedentes detrás del anuncio de la creación del proyecto GNU, Stallman afirmó que, “con un sistema operativo libre, podríamos volver a tener una comunidad de hackers que cooperan e invitar a cualquiera a unirse. Y cualquier sería capaz de usar una computadora sin comenzar a conspirar para privarla a sus amigos”.

El proyecto GNU ha ido creciendo para desarrollar o amparar bajo su paraguas una gran cantidad de herramientas y componentes de software, entre ellos el compilador GCC, la biblioteca de C de GNU (más conocida como glibc), el depurador GDB, el intérprete de comandos Bash, la utilidad de particionado de disco fdisk, el manipulador de imágenes GIMP, el gestor de arranque GRUB, el micronúcleo Hurd y muchos otros. Algunos de esos desarrollos siguen siendo parte esencial de GNU/Linux en la actualidad, mientras que otros como Gnash están más bien abandonados.

40-aniversario-de-GNU

Zoë Kooyman, directora ejecutiva de la FSF, ha comentado lo siguiente para el anuncio del cuarenta aniversario del proyecto GNU: “Cuando miramos hacia atrás en la historia del movimiento del software libre (o la idea de que los usuarios deberían tener el control de su propia computadora), comenzó con GNU. El Sistema GNU no es sólo el sistema operativo más utilizado basado en software libre. GNU también está en el centro de una filosofía que ha guiado el movimiento del software libre durante cuarenta años”.

El proyecto GNU ha desarrollado muchas cosas, pero el kernel Hurd, de tipo micronúcleo, ha sido un frente que siempre se les ha atragantado, así que a principios de los años 90 del Siglo XX fue sustituido por Linux, que a la larga terminaría para muchos por desplazar el propio nombre de GNU. Más allá del debate en torno al nombre, no es menos cierto que Linux terminó siendo el motor que ha permitido consolidar al proyecto fundado por Richard Stallman, hasta el extremo de que Linux-libre recibe en desde hace tiempo mucha más atención y cuidado que Hurd.

Con sus aciertos y sus errores, la trayectoria del software libre no ha estado libre de páginas oscuras. Aquí se puede destacar cuando Richard Stallman fue forzado a abandonar la presidencia de la Free Software Foundation por presiones derivadas de ciertas acusaciones que recibió tras publicar algunas reflexiones. Esta situación contrasta con el apoyo que recibió del proyecto GNU, que le permitió mantenerse al frente. Stallman volvió año y medio después a la junta directiva de la Free Software Foundation, muy probablemente debido a que la institución no encontraba a ningún sustituto a su altura, tanto en términos de repercusión como de carisma.

Dejando a un lado la historia, posiblemente el movimiento del software libre no se habría materializado de no ser por el proyecto GNU. Por otro lado, y a pesar de que el concepto del Open Source prácticamente se ha convertido en el único presente en las empresas, el movimiento del software libre sigue teniendo muchos seguidores, cosa que queda plasmada en eventos como la conferencia anual LibrePlanet.

Con el fin de celebrar el cuarenta aniversario del proyecto GNU, GNUnet e.V. ha organizado para hoy una reunión de hackers en la ciudad suiza de Biena, la cual incluirá presentaciones de varios paquetes de GNU, hacking y nuevos lanzamientos. Entre los ponentes estarán Richard Stallman; Matthias Kirschner, el presidente de Free Software Foundation Europe; Sébastien Blin, ganador del Free Software Award; además de algunos desarrolladores del proyecto GNU.

 

Fuente: muylinux

¿Quién está en línea?

Hay 17731 invitados y ningún miembro en línea