Flatsweep

Hoy voy a aprovechar la ocasión para presentar a Flatsweep, una herramienta muy sencilla que puede ayudar a ganar espacio en disco sobre todo para aquellos usuarios que no tengan profundos conocimientos de Linux o no sean especialmente duchos con Flatpak, el formato de paquetes universales que se ha convertido en la elección predeterminada de muchas distribuciones.

Flatsweep es una herramienta que puede recordar a algunas de corte similar que existen para Android, y básicamente lo único que hace es limpiar las carpetas de configuración de las aplicaciones Flatpak que han sido desinstaladas. Por ahora presenta algunas limitaciones, como el hecho de que no permite seleccionar los directorios a eliminar, pero aun así puede ser una opción interesante sobre todo para aquellos que arrastran viejas instalaciones de sistemas operativos o particiones /home que han sido reutilizadas muchas veces.

Flatsweep se presenta a sí misma en su ficha de Flathub como un “limpiador de restos de Flatpak”. “Cuando desinstala un Flatpak, puede dejar algunos archivos en su computadora. Flatsweep le ayuda a deshacerse fácilmente de los residuos que dejan en su sistema los Flatpaks desinstalados”. Aquí no hay nada que no ocurra también con la paquetería tradicional, con la cual los ficheros de configuración se mantienen en la carpeta del usuario tras ser desinstalada.

Se trata de una aplicación construida con GTK4 y libadwaita con el propósito de integrarse en GNOME, aunque su orientación no debería impedir su uso en otros entornos de escritorio. Un detalle importante a tener en cuenta es que solo limpia la carpeta predeterminada que emplea la aplicación Flatpak desinstalada, así que, si el usuario la ha modificado, esta no será vista por el limpiador. Tampoco limpia paquetes que hayan quedado huérfanos o en desuso, cosa que por ahora debe hacerse con el siguiente comando si GNOME Software no cumple con su función en este sentido:

flatpak uninstall --unused

El funcionamiento de Flatsweep no tiene ningún misterio. El usuario solo tiene que abrir el limpiador, que se encargará automáticamente de detectar las carpetas de configuración de las aplicaciones desinstaladas y de calcular el espacio que ocupan. En mi caso personal y con una instalación de openSUSE MicroOS que solo tiene mes y medio, me ha salido un total de 367 megabytes procedentes de unas pocas aplicaciones que probé y desinstalé al poco de usarlas.

Flatsweep-1

A pesar de su excesiva simpleza y la ausencia de poder seleccionar los directorios a borrar, Flatsweep puede ser una herramienta muy útil en ciertas circunstancias determinadas en las que el usuario no ha sido especialmente cuidadoso con el espacio ocupado. He probado con borrar Steam y el resultado ha sido ha sido el ahorro 118.291 megabytes, que vendrían a ser algo más de 115 gigabytes. Esto es así debido a que no desinstalé ningún juego antes de quitar Steam, y obviamente no he procedido a borrar para no perder una configuración que me resulta útil.

Flatsweep-tras-desinstalar-Steam

Flatsweep, de cuya existencia he tenido constancia gracias a Fedora Magazine, está publicada bajo la licencia GPLv2 y es una herramienta bastante simple, pero que tiene margen de mejora y que puede ser de utilidad para ganar un espacio que ha quedado desperdiciado por la desintalación de aplicaciones en formato Flatpak. Las configuraciones predeterminadas se ubican en ~/.var/app/, por si alguien prefiere hacer el proceso manualmente y solo limpiar aquellas a las que no se les ve ninguna utilidad.

 

Fuente: muylinux

 

¿Quién está en línea?

Hay 3893 invitados y ningún miembro en línea