KaliLinux

Kali Linux 2023.1 ha sido publicada como la nueva versión de la distribución especializada en seguridad y para conmemorar su décimo aniversario. A estas alturas no hace falta mencionar que estamos ante uno de los proyectos más populares dentro de su segmento, hasta el extremo de que ha ido evolucionando con el paso de los años para que su uso como escritorio común sea más viable.

Lo primero que sobresale de Kali Linux 2023.1 es el anuncio de Kali Purple, un nuevo sistema operativo que básicamente representa lo contrario de lo que siempre ha sido esta distribución. Kali Linux es un sistema orientado a probar la seguridad de los sistemas o dicho de otro modo, realiza funciones ofensivas. Por su parte, Kali Purple está siendo construido con propósitos defensivos, o sea, para proteger el sistema o que el sistema se vea protegido.

Los responsables explican que “Kali Purple está comenzando como una prueba de concepto, evolucionando hacia un framework y luego a una plataforma (tal como Kali es hoy). El objetivo es hacer que la seguridad de nivel empresarial sea accesible para todos”.

Básicamente, Kali Purple consiste en un Centro de Operaciones de Seguridad (SOC) en una caja que pone a disposición más de 100 herramientas que abarcan facetas como la detección de instrucciones, respuesta a incidentes y escaneo de vulnerabilidades, además de documentación, imágenes pregeneradas, un marco llamado Kali Autopilot y una wiki comunitaria, entre otras cosas.

Escritorio-de-Kali-PurpleEscritorio de Kali Purple

Cambiando de tema, la llegada de Python 3.11 a Debian, como es de esperar, ha impactado en Kali. Los encargados de la derivada reconocen que la actualización no debería de ser tan problemática como en la actualización de la versión 2 a la 3 del lenguaje o cuando el comando python fue eliminado del $PATH, pero que igualmente los usuarios pueden encontrarse con algunas incidencias. Eso sí, no todos son inconvenientes, más viendo que Python 3.11 incluye unos seguimientos de los errores más informativos y un aumento de la velocidad de entre el 10 y el 60 por ciento dependiendo del caso.

Otro punto a tener en cuenta es que pip, el gestor de paquetes de Python, puede terminar rompiendo el gestor de paquetes de Debían, APT. Desde Kali recomiendan en su lugar instalar los módulos de Python 3 en formato Deb mediante APT, recurrir a venv o usar el argumento --break-system-packages, si bien el uso de ese último recurso puede llegar a ser peligroso. El problema, para el cual se ha aplicado una solución temporal, debería ser resuelto definitivamente en Kali Linux 2023.4, versión que se espera impida a pip instalar paquetes a nivel del sistema (dicha solución definitiva también debería de llegar a Debian).

A nivel de escritorios nos encontramos con la actualización del tema propio de la distribución y la presencia de Xfce 4.18 y de KDE Plasma 5.27. La configuración del kernel ha sido modificada en favor de la usabilidad y se han introducido, como es habitual en cada lanzamiento de la distribución, nuevas herramientas.

Todos los detalles en torno a Kali Linux 2023.1 están disponibles a través del anuncio oficial, mientras que las imágenes del sistema pueden obtenerse a partir de la correspondiente sección de descargas en el sitio web del proyecto.

 

Fuente: muylinux

¿Quién está en línea?

Hay 33543 invitados y ningún miembro en línea