Elinks

Muchos son los navegadores disponibles para GNU/Linux y grandes las disputas para conseguir el mayor trozo del pastel, pero una gran cantidad de funcionalidades, configuraciones y elementos gráficos conlleva un tiempo de carga que en algunas páginas web puede parecer eterno.

 

Actualmente la gran mayoría de portales incluyen grandes títulos con grandes imágenes, publicidad flash, fotos pesadas, pop-up’s… que muchas veces no llegamos ni a ver de lo rápido que tenemos que cerrar ciertas pestañas.

Pero esto no es problema para nuestros protagonistas, ¡los navegadores en modo texto!

Un navegador en modo texto es un programa que permite (la mayoría de las veces desde la misma terminal) surcar los océanos de la web sin ver ni una imagen. Todo son letras.

Al principio puede parecer una idea un tanto ilógica, pero solamente hace falta probar alguno de estos programas para darse cuenta de que cumple a la perfección la función de “navegación simple”.

Firefox u Opera son dos navegadores que bien podrían ser denominados “suites web” dadas todas las funcionalidades que se les han ido añadiendo a lo largo de sus versiones: marcadores, add-on’s, gestores de descarga, de correo…

Un navegador en modo texto se quita de encima todo lo que no sea la función principal del programa para optimizar el tiempo de carga de cada página web, haciéndolo extremadamente rápido.

  • Elinks

Para muchos, el mejor navegador en modo texto que existe actualmente.

Derivado de Lynx, Elinks es una avanzada herramienta para poder disfrutar de lo mejor de la blogosfera sin tener que sacrificar rendimiento alguno.

Obviamente, sin probarlo es difícil hacerse una idea general del programa, así que vamos a instalarlo. Por ejemplo, en Ubuntu (y como root):

# aptitude install elinks

Al ser una aplicación tan sencilla, su tamaño es mínimo, al igual que su arranque por terminal:

elinks

Nos aparecerá una pantalla como ésta:

Pantallazo-ELinks

(Clic para ampliar)

Creo que a partir de ahí sobran las instrucciones, solamente hace falta introducir la URL del sitio donde queráis ir y allí os va a llevar elinks, aunque cuando lo veáis no reconozcáis la página.

A partir de ahí, únicamente falta decir que elinks permite la interacción con el ratón, con lo que se pueden pulsar los hipervínculos de las páginas como si de un navegador tradicional se tratara, facilitando en gran medida el uso del programa (incluso puedo comentar en LinuxZone!)

Huelga decir que si queremos cerrar la aplicación, pero no la terminal, solamente hace falta una sencilla combinación:

Ctrl+Z

Página web de ELinks.

 

Fuente desde: linuxzone

¿Quién está en línea?

Hay 17196 invitados y ningún miembro en línea