Microsoft no ha dejado el lado oscuro

Ni mucho menos. El gigante del software tiene sus claroscuros, como toda transnacional: da trabajo a miles de personas, ofrece productos y servicios de probada utilidad y popularidad, invierte aquí y allá… Pero no ha dejado el lado oscuro, ese que toda gran empresa tiene a la fuerza y que hace que sus intereses prevalezcan sobre los de la ciudadanía.

El último ejemplo de las dudosas pero difícilmente demostrables tácticas de Microsoft lo encontramos en un artículo publicado por ComputerWeekly que nos traslada de nuevo a Reino Unido, donde a finales de julio se aprobó ODF como formato estándar para documentos oficiales. En MuyLinux nos hicimos eco de la noticia, que seguíamos desde principios de año.

Sin embargo, la implantación de un estándar abierto en los documentos públicos no era una idea pertrechada de improviso, era parte del plan de gobierno desde un primer momento, aunque se fue retrasando sin un motivo aparente. Poco a poco, como era de esperar, se ha descubierto que Microsoft ha sido protagonista de los continuos retrasos y, según se ve, de más cosas.

En ComputerWeekly dan datos interesantes: las presiones habituales, conocidas y aceptadas del lobby de los de Redmond, cómo sus expertos siempre apostaban por OOXML en contra de las opiniones de los expertos independientes… Por no hablar de las relaciones opacas con un ministro del Gobierno que al parecer podría haber estado jugando a dos bandas. Aun así, quedan preguntas clave en el aire que a saber si acaban respondiéndose o no, porque en estos casos suele predominar la omertà.

Nada que no hayamos visto ya, desde luego: Microsoft moviendo su sede en Alemania a Múnich; un diputado chileno acusando a la compañía de “violación”… Pero por una de cal, hay otra de arena: Italia se libra de la “tasa Microsoft” tras muchos años de pelea; China y Corea del Sur tramitan su divorcio de Windows…

 

Fuente: muylinux

Microsoft no ha dejado el lado oscuro

¿Quién está en línea?

Hay 25941 invitados y ningún miembro en línea