windows

Una de las preguntas que se hacen quienes quieren cambiar a sistemas operativos libres es ¿Se pueden ejecutar programas de Windows en Ubuntu?. Esta es una cuestión muy importante dado que el año que viene finaliza el soporte a Windows 10 y tanto Windows 11 como sus sucesores requieren de un hardware con características especiales.

La respuesta corta es si. En un artículo anterior comentamos como se instala un programa específico de Windows en Linux, la respuesta larga es que depende del programa.

¿Se pueden ejecutar programas de Windows en Ubuntu?

Si tuviera que dar una respuesta para un mundo ideal, diría que si necesitas usar un programa de Windows lo hagas en Windows. Pero, el mundo ideal no existe.  No es seguro utilizar una versión sin soporte y no todos tenemos el dinero para cambiar de hardware cada vez que a Microsoft se le ocurre subir las exigencias de requisitos mínimos. Eso nos deja las siguientes opciones.

  • Buscar programas alternativos.
  • Utilizar las versiones en la nube.
  • Virtualizar Windows.
  • Utilizar capas de compatibilidad.

Buscar programas alternativos

En muchos rubros, por ejemplo en el de las suites ofimáticas, existen programas para Ubuntu que son plenamente compatibles con los formatos de archivos de Microsoft. Es el caso de LibreOffice o de la suite ofimática de pago Softmaker Office.  Por otro lado, Inkscape, Scribus, Krita y El Gimp pueden sustituir en muchos casos a la suite ofimática de Adobe.

En el caso de editores de video hay tanto versiones de programas comerciales como Lightworks y Da Vinci Resolve como varios títulos de código abierto

Esto tiene sus límites. Hay programas muy específicos que no tienen reemplazo en Linux. Si los necesitas deberías plantearte en afrontar los costos de la nueva versión de Windows.

Utilizar versiones en la nube

Cada vez más los desarrolladores de software optan por ofrecer versiones de sus programas que pueden ser usadas desde el navegador y sin importar el sistema operativo y la potencia del hardware. Lo hizo Microsoft con Office y Adobe con Photoshop. A esto hay que agregar múltiples servicios de terceros que agregan capacidades de inteligencia artificial.

Esta opción tiene dos puntos en contra. Suelen requerir una suscripción mensual, en muchos casos más costosa que comprar una licencia normal y compartir datos, muchas veces sensibles con la empresa proveedora del servicio y terceros desconocidos.

Virtualizar Windows

Lamentablemente esto no nos exime de comprar nuevo hardware ni la licencia de una nueva versión de Windows. Salvo que podemos usar una versión anterior sin soporte y limitar los riesgos de seguridad ya que el sistema anterior no se ve afectado.

Para virtualizar Windows se usa un programa conocido como cliente de máquinas virtuales que le hace creer al sistema operativo que está corriendo en una determinada configuración de hardware simulada por software. Aunque en realidad se usan los recursos del hardware real.

El más conocido de los clientes de máquinas virtuales es Virtualbox que está presente en los repositorios y solo tienes que buscarlo en el gestor de paquetes. Luego solo tienes que descargar el pack de extensiones de la pagina del proyecto e instalarlo haciendo doble click

Utilizar capas de compatibilidad

Las capas de compatibilidad actúan de intérprete entre el programa de Windows y los recursos del sistema de Ubuntu. Es decir que la aplicación se instala en el sistema operativo sin necesidad de simular el hardware. Aunque muchos programas son compatibles, sobre todo los más antiguos, no funciona con todos y no sirve para la tienda de aplicaciones de Microsoft.

Algunas soluciones para hacer esto son:

Wine

Es en realidad la base del resto de las soluciones. Tiene una mínima interfaz gráfica y se toma su tiempo para instalar los programas.

Podemos instalar Wine con estos comandos:

wget -qO - https://dl.winehq.org/wine-builds/winehq.key | gpg --dearmor | sudo tee /etc/apt/keyrings/winehq-archive.key

sudo wget -NP /etc/apt/sources.list.d/https://dl.winehq.org/wine-builds/ubuntu/dists/$(lsb_release -sc)/winehq-$(lsb_release -sc).sources

Actualizamos los repositorios

sudo apt update

Y lo instalamos con

sudo apt install winehq-stable

Ahora solo tenemos que hacer doble clic sobre el ejecutable de Windows.

Existen dos interfaces gráficas basadas en Wine que facilitan la instalación de programas, PlayOnLinux y Bottles.

 

Fuente: ubunlog



¿Quién está en línea?

Hay 24212 invitados y ningún miembro en línea