darlinwine

Wine se ha convertido en una pieza de software altamente optimizada y útil para aquellos que viven en Linux, pero ocasionalmente necesitan caminar por el lado de Windows. Por si te lo habías preguntado, existe una herramienta similar para cuando necesitas ejecutar un programa de MacOS en tu entorno Linux. Darling es la capa de traducción que siempre has necesitado.

Al igual que Wine no es un emulador, Darling tampoco lo es. Como capa de traducción, duplica funciones del sistema operativo MacOS que los programas necesitan para funcionar pero dentro de Linux. Es rápido, porque efectivamente está ejecutando el software de MacOS directamente. Inicialmente, Darling sólo era capaz de ejecutar aplicaciones MacOS a nivel de consola. Sin embargo, existe un soporte rudimentario para ejecutar aplicaciones gráficas basadas en el framework Cocoa.

Curiosamente, si te gustan las situaciones recursivas extrañas, puedes ir más allá y ejecutar Darling dentro del Subsistema Windows para Linux, que a su vez se ejecuta dentro de Windows. ¿Por qué? Bueno, probablemente estés aburrido o simplemente lo intentes porque sí. En cualquier caso, no juzgamos. Si tienes tus propios trucos de traducción o de máquina virtual, no dudes en decírnoslo.

1. Darling en macOS: Ejecutando aplicaciones de Linux en un entorno Mac

Darling es un proyecto de código abierto que tiene como objetivo permitir la ejecución de aplicaciones de Linux en sistemas operativos macOS. Es un proyecto ambicioso que busca brindar compatibilidad entre estos dos entornos operativos, abriendo la puerta a la ejecución de software diseñado para Linux en hardware de Apple.

Arquitectura y Funcionamiento Básico:

El funcionamiento de Darling se basa en la implementación de una capa de compatibilidad que actúa como un traductor entre las llamadas del sistema y las bibliotecas de Linux y las correspondientes en macOS. Esto se logra mediante la implementación de las API (Interfaz de Programación de Aplicaciones) de Linux en términos de las API proporcionadas por macOS.

El núcleo de Darling utiliza componentes del kernel de Linux y se comunica con el kernel de macOS para garantizar la coexistencia y compatibilidad. Esto permite que las aplicaciones de Linux se ejecuten en un entorno virtualizado dentro de macOS.

Requisitos para usar Darling:

  • Compilación desde código fuente: Dado que Darling es un proyecto en desarrollo, generalmente se compila desde su código fuente. Esto implica ciertos conocimientos técnicos y habilidades de compilación.

  • Requisitos del sistema: Algunas versiones de macOS pueden tener requisitos específicos para ejecutar Darling. Es crucial verificar la compatibilidad con la versión específica de macOS que estás utilizando.

Pasos Básicos para Usar Darling:

  • Instalación: Después de descargar el código fuente de Darling desde su repositorio oficial, el proceso de instalación generalmente implica la compilación de los archivos y la instalación de los binarios resultantes.

  • Ejecución de Aplicaciones de Linux: Una vez instalado, Darling te permite ejecutar binarios de Linux en tu sistema macOS. Puedes hacerlo a través de la línea de comandos utilizando la interfaz de línea de comandos de Darling.

  • Compatibilidad de Aplicaciones: No todas las aplicaciones de Linux pueden ejecutarse sin problemas en Darling. Algunas aplicaciones pueden requerir ajustes o pueden no ser compatibles en absoluto debido a las diferencias fundamentales entre los sistemas operativos.

Desafíos y Limitaciones:

Aunque Darling es un proyecto innovador, aún enfrenta varios desafíos y limitaciones. La complejidad de las llamadas del sistema y las diferencias entre los kernels de Linux y macOS pueden causar problemas de compatibilidad. No todas las aplicaciones de Linux pueden ejecutarse sin problemas, y algunas funciones pueden no ser completamente compatibles.

2. Wine en Linux: Ejecutando aplicaciones de Windows en un entorno Linux

Wine es un software de código abierto que permite a los usuarios de sistemas operativos basados en Unix, como Linux, ejecutar aplicaciones diseñadas para Microsoft Windows. Esta herramienta revolucionaria ha sido fundamental para aquellos que desean utilizar software específico de Windows en sus sistemas Linux sin la necesidad de utilizar una máquina virtual o un sistema dual de arranque. En este artículo, exploraremos cómo funciona Wine en Linux y cómo ha transformado la experiencia de los usuarios de sistemas operativos de código abierto.

Emulación de API de Windows:

La clave del funcionamiento de Wine radica en la emulación de las API (Interfaz de Programación de Aplicaciones) de Windows. En lugar de ejecutar una máquina virtual completa o utilizar una capa de compatibilidad como Darling en macOS, Wine traduce las llamadas del sistema de Windows a llamadas del sistema nativas de Linux.

Esto permite que las aplicaciones de Windows funcionen de manera nativa en el entorno de Linux sin requerir una instalación completa del sistema operativo Windows.

Capas de Compatibilidad:

Wine utiliza capas de compatibilidad para proporcionar bibliotecas de Windows necesarias para que las aplicaciones se ejecuten en Linux. Estas capas incluyen DLL (Dynamic Link Libraries) específicas de Windows, que son esenciales para muchas aplicaciones de Windows. Wine proporciona sus propias implementaciones de estas bibliotecas, lo que permite que las aplicaciones de Windows utilicen las funciones necesarias incluso en un entorno no Windows.

Configuración y Gestión de Versiones:

Wine es un proyecto en constante desarrollo, y se lanzan nuevas versiones regularmente. La configuración y gestión de versiones son aspectos cruciales para asegurar la compatibilidad y el rendimiento adecuado de las aplicaciones de Windows en Linux. Los usuarios pueden utilizar herramientas gráficas o la línea de comandos para gestionar las configuraciones de Wine y seleccionar la versión que mejor se adapte a sus necesidades.

Instalación de Aplicaciones

La instalación de aplicaciones de Windows en Linux a través de Wine es sorprendentemente simple. Los usuarios pueden utilizar el comando wine seguido del ejecutable del instalador de la aplicación. Wine crea un entorno virtual para la aplicación, instalando los archivos necesarios y configurando las bibliotecas para que la aplicación se ejecute de manera efectiva.

Compatibilidad y Desafíos

Aunque Wine ha avanzado significativamente en términos de compatibilidad, no todas las aplicaciones de Windows pueden funcionar sin problemas. Aplicaciones que dependen fuertemente de características específicas del sistema operativo Windows o que utilizan controladores de hardware específicos pueden enfrentar desafíos. La comunidad de Wine es activa, y los usuarios pueden contribuir informando problemas y trabajando en soluciones.

Herramientas de Gestión y Configuración

Para facilitar la gestión de Wine, existen herramientas gráficas como PlayOnLinux, que simplifican la instalación y configuración de aplicaciones de Windows en Linux. Estas herramientas proporcionan interfaces intuitivas para los usuarios que no están familiarizados con la línea de comandos y simplifican el proceso de instalación y configuración.

 

Fuente: somoslibres

 

¿Quién está en línea?

Hay 2926 invitados y ningún miembro en línea