Mainline-Kernels

Muchas distribuciones Linux, de hecho diría que la mayoría, usan una versión del kernel al menos un poco personalizada. Hay algunas que no, que usan el kernel que desarrolla Linus Torvalds y mantienen otros colaboradores, pero Ubuntu usa uno en cada nueva versión y lo mantiene Canonical. Cuando hay algo que solucionar, son ellos los que se encargan de aplicar los parches. Esto está bien, pero también tenemos la opción de usar Mainline para usar justamente eso, las versiones mainline del kernel.

«Mainline» se traduce al español como «línea principal», y en el caso del kernel podríamos traducirlo como el kernel más puro, el principal, el de Torvalds y compañía. Y antes de seguir con este artículo, me gustaría comentar una cosa: no es necesario usar el kernel principal y yo no recomendaría hacerlo a no ser que se esté experimentando un fallo muy grosero que creamos que puede desaparecer con otro kernel. Pero Linux nos permite decidir qué hacer, y aquí vamos a hablar de la herramienta, que es un fork del ahora privativo Ukuu, no de otras cosas.

Cómo instalar Mainline en distros con base Ubuntu/Debian

Se puede compilar, pero para qué vamos a complicarnos un poco más si podemos tirar de un repositorio. Mainline tiene su propio PPA, y los comandos siguientes son los típicos para añadir el repositorio, actualizarlos todos e instalar el software:

sudo add-apt-repository ppa:cappelikan/ppa
sudo apt update
sudo apt install mainline

Aún así, el que prefiera compilarlo, y también por si el repositorio falla o deja de existir, los comandos serían los siguientes:

sudo apt install libgee-0.8-dev libjson-glib-dev libvte-2.91-dev valac aria2 lsb-release make gettext dpkg-dev
git clone https://github.com/bkw777/mainline.git
cd mainline
make
sudo make install

Una vez instalado podremos encontrar la herramienta gráfica en el cajón de aplicaciones, por lo que el siguiente paso sería lanzarla.

Abrir-Mainilne-Kernels

Cómo instalar versiones mainline del kernel

Para los que usen o hayan usado distribuciones como Manjaro o Garuda Linux que tienen su propia herramienta para gestionar versiones del kernel, Mainline les resultará familiar. La ventana principal es así:

Ventana-principal-del-sucesor-de-Ukuu

Los diferentes apartados:

  • Núcleo: la versión del kernel.
  • Bloquear: marca la casilla para evitar que se elimine.
  • Estado: vacío si no lo tenemos instalado e instalado si sí. Además, también podemos ver cuál está ejecutándose.
  • Notas: Podemos añadir notas. Por ejemplo, si un kernel presenta algún problema o para qué lo usamos.
  • En la derecha aparecen las opciones, entre las que son más importantes «Desinstalar Antiguo», que puede eliminar, por ejemplo, las versiones anteriores del kernel de Ubuntu, Recargar, que busca si ha habido cambios desde el momento en el que hemos abierto la aplicación, y Configuración, desde donde podremos, por ejemplo, activar las notificaciones para que nos avise cuando haya nuevas versiones del kernel.
  • En la parte inferior vemos un resumen con lo que está en ejecución y lo más nuevo disponible.

Lo que no encontramos son versiones algo antiguas ni Release Candidates, las últimas porque no han llegado a estable, pero sí se pueden mostrar si activamos la caja de verificación desde la Configuración.

Si queremos instalar un kernel, lo único que hay que hacer es clic en la fila en donde está el que queremos y luego en Instalar. Se abrirá una ventana, empezará la descarga, la instalación, para lo que nos pide la contraseña, y cuando finalice veremos el menaje de «terminado». Para usar el nuevo kernel sólo es necesario reiniciar.

Elige el kernel desde el GRUB

Grub-de-Ubuntu   Elegir-kernel

En Linux, cuando hay más de una versión del kernel instalada, podemos elegir cuál queremos iniciar desde el GRUB. Cuando lo veamos, hay que ir «Advanced options for Ubuntu» y elegir el que nos convenga. Esto puede venir bien si algo no ha salido bien y queremos usar un kernel que sepamos que funciona.

¿Y si no veo el GRUB?

En el caso de no ver el GRUB, hay que hacer que se muestre. Abrimos un terminal, escribimos sudo nano /etc/default/grub, cambiamos el tiempo modificando la linea a GRUB_TIMEOUT=5 (5 es el tiempo en segundos) y que muestre el menú con GRUB_TIMEOUT_STYLE=menu. Una vez realizamos los cambios, Ctrl+O guarda el documento, Ctrl+X sale de nano y con sudo update-grub actualizamos las opciones del GRUB.

Como recomendación personal, yo aconsejaría dejar el kernel de Ubuntu instalado. Mainline Kernels los muestra con el logotipo de Ubuntu, tal y como se ve en las capturas. Un kernel mainline sin ninguna modificación no debería presentar problemas, pero los seguros existen por algo.

Y esta es la manera de instalar el kernel «principal» de Linux en Ubuntu y otras distros basadas en Debian. Claro está, si decidimos que es lo que queremos.

Más información.

 

Fuente: ubunlog

 

¿Quién está en línea?

Hay 28532 invitados y ningún miembro en línea