linuxshellfinal

Este mes se cumplen 12 años del lanzamiento de los procesadores Intel Sandy Bridge y, si aún confías en estas CPU de 32 nm, es hora de que te plantees una actualización, no sólo por motivos de rendimiento, sino también de seguridad y eficiencia energética. Pero si te conformas con seguir trabajando en un sobremesa Sandy Bridge con Linux, la actualización marcada para back-porting es otro intento de solucionar los fallos visuales y los cuelgues de la GPU que han estado afectando a algunos usuarios con los gráficos integrados.

Como parte de las correcciones DRM de Linux 6.2 de esta semana, se ha enviado a la serie estable de kernels soportados una nueva desactivación del estado de suspensión profunda RC6p para Sandy Bridge.

Los gráficos integrados Sandy Bridge no soportan correctamente el ahorro de energía RC6p y, con el controlador del kernel i915 que lo permite actualmente, ha estado causando fallos y cuelgues a algunos usuarios de Linux.

Ahora, en 2023, el controlador gráfico del kernel de Intel vuelve a deshabilitar RC6p para Sandy Bridge. A su vez, es de esperar que se encargue de los problemas visuales y cuelgues de GPU que han surgido para aquellos que utilizan estos procesadores de 12 años de edad en Linux.

Intel no se centra mucho en sus generaciones de hardware de gráficos muy antiguos, pero esto termina siendo sólo una corrección de una línea para desactivar RC6p. Se ha enviado a Linux 6.2 Git a través de correcciones DRM y en los próximos días debería ser retroportado a la serie de kernel Linux estable actualmente soportada.

 

Fuente: Phoronix | somoslibres

¿Quién está en línea?

Hay 40470 invitados y ningún miembro en línea