abrir-terminal-ctrlaltt

Los editores de textos para los terminales, o los editores de texto para los terminales que responden a las líneas de los comandos, representan una de las mejores y principales herramientas auxiliares. Son de utilidad en el día a día de aquellas personas cuyo oficio es el desarrollo y la administración de los sistemas.

El editar un texto, es algo muy habitual, una actividad que por lo general y común se realiza desde una consola. Esto incluye y abarca los trabajos de configuración de archivos o ya sea los trabajos de programación, ambos con un gran nivel de complejidad, requiriendo gran atención a los detalles.

Debido a esta razón, los que se toman el trabajo de estudiar estos códigos, recurren al uso de los editores de texto o códigos, los cuales son herramientas fundamentales en el oficio. Podemos encontrar varios editores de texto en la red, de hecho descargarlos es muy sencillo.

Sin embargo, vamos a entregarte el análisis de los dos mejores editores de texto para terminales, los cuales son Nano y Vim.

Editor de texto para terminales

Uno de los sistemas operativos más frecuentes o comunes con respecto a las terminales, es Linux, podemos encontrarlo en todos los servidores de internet o en la mayoría de ellos. Para poder administrarlo, se debe hacer una conexión por comandos.

Los editores de línea de comando a comparar, se encuentra de manera predeterminada en el sistema, la mayoría de las veces. De no ser así, solo tenemos que instalar la licencia GNU que tenga y eso es un procedimiento sencillo, el cual se hace vía repositorios del software de los sistemas.

Editor para terminal Vim

El editor para terminales VIM entra dentro de uno de la lista de editores por línea de comandos más potentes. Es tan efectivo que los desarrolladores prefieren usar solo este editor para su trabajo diario, ya que el mismo, les ofrece unos resultados iguales al nivel de las utilidades que pueden llegar a ofrecer otros editores en la interfaz gráfica.

El editor para terminales VIM, tiene dentro de sus capacidades avanzadas, el poder ofrecer un coloreado en la sintaxis de los múltiples lenguajes. Al igual que en los tipos de archivos que se dan en la configuración y la oportunidad de poder dividir nuestra pantalla en distinto paneles. Lo que nos facilitara el editar varios archivos al mismo tiempo y el acceder a las utilidades.

Sin embargo, el editor de texto VIM, no es perfecto, hay un problema del cual los profesionales en el desarrollo de código se quejan de manera constante. Este problema radica en la gestión de modos de trabajos y en los comandos para llevar a cabo acciones. Al principio de su uso los resultados pueden llegar a ser un tanto farragoso.

Sin embargo, no es algo de lo que preocuparse, ya que con un poco de práctica con VIM, podemos obtener las prestaciones necesarias para que VIM nos parezca el editor perfecto y más completo.

VIM tiene un editor precursor, el cual es VI, es una alternativa que busca un poco más lo clásico, sin embargo, es muy poco usado. Esto se debe a que VIM, nos ofrece de por sí un grupo de utilidades extras, las cuales nos ayudan en nuestro proceso de trabajo.

Ambos editores, VIM Y VIN, son igual de complejos de manejar, ya que de por sí comparten los mismos mecanismos de trabajo.

Editor de texto o editor para terminal NANO

El editor de texto NANO es el editor de terminal el cual prefieren todos aquellos que no han logrado manejar del todo el editor de texto VIM. Debido a que es más sencillo de editar el código con NANO o si bien, entendieron el funcionamiento de VIM y escogen lo practico que nos ofrece NANO.

Al igual que el editor de código o texto anterior, podemos tener un coloreado en nuestra sintaxis, lo cual nos ayuda en nuestra programación, así como otras ayudas clave que marcan una gran diferencia en nuestro trabajo.

Nano nos va a permitir editar nuestro archivo según se abra en el fichero, es decir, sin la necesidad de lanzar ciertos comandos. Esto es una gran diferencia con respecto al editor de código VIM o con VI.

De igual forma, NANO, nos trae una gran barra de ayuda, la cual nos va a ayudar a poder informarnos de los comandos comunes dentro del programa y así entender su funcionamiento. Dentro de estas ayudas encontramos: la manera de salvar el fichero, como cerrar el fichero, entre otras solicitudes.

Gracias a esto, al momento de usar NANO, no vamos a tener que utilizar alguna adaptación extra o especial, su uso es muy sencillo, desde la primera vez que lo implementamos. Podemos saber cómo lograr las acciones necesarias del editor, respecto a las líneas de comando que se usan en Windows.

En resumen, VIN nos ofrece un trabajo un poco más pulcro y rápido que NANO, sin embargo, NANO es un editor de texto ideal para aquellas personas que apenas se adentren al mundo del desarrollo de los códigos.

Editores de texto en la web

Si bien es cierto que en línea podemos encontrar muchos editores de comandos, los cuales funcionan sin problema en Windows, los mismos no nos ofrecen la misma eficacia que NANO y VIN.

Sin embargo, hay editores de texto en línea que le pisan los talones a los anteriormente mencionados, uno de ellos es MICRO. El cual es un sistema que siempre se encuentra disponible en la interfaz gráfica y además sirve para la administración remota, una ventaja por encima de los tradicionales.

Si poseemos Windows y queremos editar un archivo, existen métodos más rápidos que un editor de texto, esto es a través del comando NOTEPAD, se abre el editor de texto y luego el archivo que deseamos corregir.

Luego de eso, nos conseguiremos con “Bloc de notas” en conjunto al archivo que vamos a editar, a pesar de no ser un programa especial para poder editar la línea de comandos, es una solución rápida.

 

Fuente: lignux

¿Quién está en línea?

Hay 10882 invitados y ningún miembro en línea