El equipo de desarrolladores de Lenovo ha solucionado el problema de compatibilidad en algunos de sus portátiles Yoga, el cual impedía la instalación de sistemas Linux.

Para ello han proporcionado una actualización de la BIOS que permite establecer un modo AHCI en el controlador del disco (AHCI SATA Controller Mode) en lugar del RAID predeterminado en su BIOS, el cual funcionaba únicamente con Windows 10. Ello facilitará reconocer la unidad SSD del portátil por parte de nuestra distro de preferencia y proceder a su instalación.

La elección del modo RAID por parte de Lenovo de forma predeterminada, se debió a motivos de rendimiento y sobre todo de ahorro de energía. De esta manera se aseguraban de utilizar los controladores proporcionados por Intel en vez del propio de Windows 10, obteniendo una mejor administración de la energía y mayor duración de la batería.

El problema es que se olvidaron que los usuarios de Linux también existen…no solo Lenovo sino también Intel, el cual no proporciona soporte de dichos controladores tipo RAID para Linux (ni un simple blob binario, de liberarlo que sería lo ideal para facilitar su inclusión en el kernel, ya ni hablamos).

La actualización de la BIOS es solo para el sistema del pingüino y abarca los siguientes modelos:

  • A 900-13ISK2
  • YOGA 900-13ISK for BIZ
  • YOGA 900S-12ISK

Otros equipos están pendientes de actualización:

  • Ideapad 710S Plus-13ISK
  • Ideapad 710S-13IKB
  • Ideapad 710S-13ISK

Si nos fijamos en la letra pequeña, vemos que esta BIOS no contará con soporte oficial por parte de Lenovo y que el usuario asume cualquier riesgo derivado de su uso.

Tampoco esperábamos mucho más… En todo caso una buena noticia para los usuarios de Linux que disponen de este equipo, no tendrán que sufrir más con Windows o plantearse su devolución.

 

Fuente: Phoronix | lamiradadelreplicante

¿Quién está en línea?

Hay 33077 invitados y ningún miembro en línea