Viernes, Marzo 22, 2019

Vuelvo a Plasma KDE. Mi experiencia con otros escritorios

Plasma-KDE

Después de varios meses divagando entre los escritorios Cinnamon y más recientemente, XFCE creo que es el momento de volver a casa. Sí, volver a casa -casi- por Navidad.

Prácticamente empecé a navegar rumbo a otras interfaces no KDE a principios del verano y ha sido un verdadero placer. Sobre todo he disfrutado mucho tiempo con Cinnamon en distintas distribuciones GNU/Linux, como Makulu Lindoz, Mint 19 y Feren OS. De entre todas, la mejor experiencia Cinnamon la he tenido con Lindoz, aunque critico que se base en debian en lugar de Mint/Ubuntu ahora. No hablo en plan filosófico sino técnico: Makulu Linux iba mucho mejor con su base Ubuntu este verano pasado que con Debian ahora. Son muchos errores y bloqueo de la interfaz alguna vez. A eso hay que añadir que viene con programas cerrados. Eso me hizo decidir no volver a usar esta distro. Pero la interfaz es insuperable, las cosas como son.Feren OS también me encantó pero ocurre un tanto igual que con Makulu, instala software privativo como WPS y Vivaldi. Sin embargo es difícil encontrar un entorno tan pulido y atractivo. Es aconsejable para aquellos que empiezan en GNU/Linux y quieren tener un aspecto parecido a Windows.

Mint también es digno de mención y es el creador de Cinnamon. De aspecto brillante, elegante y extremadamente pulido, Mint Linux se codea con las distros más usadas, como Ubuntu, Debian y Manjaro, presentando una interfaz gráfica desarrollada por los mismos que construyen la distro.

Me quedo muy satisfecho en general con Cinnamon. En realidad, Cinnamon ha sido la única interfaz que me ha sacado de Plasma KDE. Lo intenté previamente con GNOME 3, que me gusta, pero no me satisface del todo. MATE no lo he usado ni tengo intenciones porque jamás me gustó la interfaz GNOME 2 y XFCE … aquí tengo que contar algo.

Siempre vi pantallazos de XFCE enviados por un amigo que usaba Xubuntu y la apariencia me parecía terrible. Lo siento, hablo desde una opinión personal. Nunca me gustaron las interfaces estúpidamente feas porque considero que no se pueden presentar un escritorio troglodita en el siglo XXI a las masas. Para un grupo restringido de usuarios, vale. Pero no a una sociedad avanzada en el mundo de los sistemas operativos modernos. Si bien es cierto que para algunos la interfaz no es importante, no creo que sea así para la mayoría, que busca siempre personalizar su escritorio.

Sin embargo tenía una idea de XFCE era tal como se veía por defecto en Xubuntu, olvidando el principio existente en GNU/Linux sobre las posibilidades de modificación. De seguir pensando que era como Xubuntu no la habría probado siquiera pero .. vi un pantallazo de una distribución, Modicia OS que me cautivó. Para mi sorpresa, Modicia usaba XFCE, pero no tenía visualmente nada que ver con el escritorio de Xubuntu. Después probé Duzeru, distribución brasilera que también usa XFCE y por último Makulu Flash, que me duró lo que dura un flash, porque se colgaba con frecuencia.

En esta etapa en búsqueda de nuevas experiencias en interfaces, también he probado Budgie en Solus y en Ubuntu. La verdad es que no me he llevado buena impresión. Quizás sea porque me recuerda mucho a GNOME 2, y que además usa Nautilus como navegador de archivos, cosa que no me agrada en absoluto, ya que mil veces prefiero Nemo o Thunar. Nautilus no me encaja ni con calzador.

Ciertamente me encontraba como una hipérbola entre Cinnamon y XFCE, probando una interfaz y otra durante meses.

En definitiva, esta experiencia me ha hecho saber que fuera de Plasma KDE hay mucha vida y entre otras cosas, XFCE se parece mucho a KDE en el sentido de que ambas son plenamente configurables hasta la saciedad. También, y curiosamente, las dos interfaces nacieron en 1996 y son las más antiguas que siguen vivas.

Ya dije en un principio este verano que mi decisión de abandonar KDE no era porque me fuese mal en absoluto, sino que respondía a la necesidad de un cambio de aires, y pienso que ya me refresqué bastante. Desde ayer ya trabajo con Plasma KDE y si soy sincero, no se cuanto tiempo estaré usando esta interfaz, pero por lo pronto, le tenía muchas ganas. Echaba en falta ver a Dolphin pavoneándose en mi escritorio, mi querido Latte Dock recordándome que una vez fui maquero. Echaba de menos esos exquisitos widgets llamados plasmoides que muchos no sirven para nada, pero otros sí son muy útiles, pero sobre todo, reinando una enorme congruencia visual que no desentona.

Ya desde ayer tengo Feren en su versión experimental con Plasma, y la que será su interfaz por defecto en un futuro próximo. A pesar de que llevo pocas horas usándolo, tengo pequeñas críticas, como implementar Nemo en lugar de Dolphin o Synaptic en el sitio de Discover pero no soy duro porque ni Nemo desentona, ni Discover es mejor que Synaptic. Seamos prácticos. Lo peor es encontrarte con Vivaldi y la suite WPS. Pero bueno, se desinstalan en un abrir y cerrar de ojos.

Nice to see you, KDE !

 

Fuente: maslinux

¿Quién está en línea?

Hay 240 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

9623415
Hoy Hoy 539
Ayer Ayer 2202
Esta semana Esta semana 8718
Este mes Este mes 38760
Total de Visitas Total de Visitas 9623415

Día con más
visitantes

03-20-2019 : 2228

Gracias por su visita