Debian-vs-Ubuntu

No sabéis la de veces que he bromeado con algún conocido que usa Debian por su filosofía, ni la de veces que me han devuelto la pelota por la de Ubuntu o la distro de turno que haya estado en un momento determinado. Las comparaciones son odiosas, pero en ocasiones tenemos que hacerlas. Y es que una de las consultas que nos hacéis a nosotros, o que aparecen directamente en Google como sugerencia, es algo relacionado a Debian vs Ubuntu, por lo que allá vamos.

Yo quiero ser honesto, y si es necesario que dé mi opinión en frío o más básica, la doy para no hacer que nadie pierda el tiempo. Si alguien está bien en una distribución, pues yo creo que hay que hacer lo que siempre se ha dicho: si algo va bien, no lo toques. Este artículo no va destinado a los que lo tienen claro y están cómodos usando una distro u otra, sino a aquellos que están pensando cambiar de aires y los finalistas en su decisión son Ubuntu y Debian.

Debian vs Ubuntu: sus filosofías de actualizaciones

Para poder decidirse entre Debian y Ubuntu, de lo más importante a tener en cuenta es la filosofía que tiene cada uno. En este sentido, tenemos tres opciones, dos de ellas relacionadas a Ubuntu:

  • Filosofía de Debian: es un sistema en el que se basan muchos otros, entre los que está el mismo Ubuntu. Hablando sólo de versiones estables, lanzan una cada dos años, y su software suele ser LTS, siglas que al español se traducen como soporte largo. El kernel suele mantenerse en una versión LTS que está lejos de la versión más actualizada, y muchos paquetes de los repositorios oficiales son de una versión algo más antigua, pero con muchas más revisiones de mantenimiento que aseguran, en teoría, la estabilidad. El mejor ejemplo por su popularidad lo tenemos en el navegador, y en Debian se suele usar Firefox ESR en vez de la última versión estable del navegador de Mozilla.
  • Filosofía de Ubuntu: por otra parte, Ubuntu lanza una versión cada seis meses, por lo que el kernel y otros paquetes están bastante más actualizados que los que hay en Debian. Software como Firefox se actualiza casi al instante, en parte porque usa la versión snap, y otros como LibreOffice también se actualizan antes que en Debian. El problema de las versiones de cada seis meses es que son como un banco de pruebas para lo que vamos a ver en el siguiente punto.
  • Filosofía de Ubuntu LTS: Canonical y los sabores oficiales de Ubuntu lanzan una versión LTS cada dos años, y la filosofía de éstas es prácticamente la misma que la de Debian Stable. Tanto Ubuntu LTS como Debian Stable están soportados durante 5 años (algunos sabores de Ubuntu sólo 3), pero es más fácil ver como Ubuntu actualiza los paquetes que ver lo mismo en Debian.

Resumiendo esto

En resumen, en cuanto a software y actualizaciones, Debian usa software un poco antiguo, pero muy probado y sin los problemas derivados de lo nuevo. Las versiones de ciclo normal de Ubuntu (9 meses) llegan cada seis meses y los paquetes principales se actualizan cada medio año, mientras que las versiones LTS de Ubuntu son más estables porque tienen una filosofía de actualizaciones más conservadora.

Cabe mencionar que en Debian es posible usar las versiones o ramas «testing» que se usan como banco de pruebas, pero también usan el software mucho más actualizado. Por lo tanto, obtendríamos una experiencia de actualizaciones similar a la de Ubuntu, pero Project Debian no aconseja usar esta versión para tareas serias; prefieren la estabilidad.

Actualizar a una nueva versión

Actualizar-a-Ubuntu-22.04.1

Creo que este punto también es importante en un artículo que hable de Debian vs Ubuntu. Y es que el sistema que da nombre a este blog lo facilita todo bastante, con software con interfaz de usuario desde el que se puede subir de versión con facilidad. Pero subir de versión correctamente en Debian no es tan sencillo.

Para actualizar el sistema operativo en Ubuntu, basta con lanzar update-manager o escribir en el terminal sudo do-release-upgrade y ver si hay una nueva versión o no. Si la hay, lo que tenemos que hacer es aceptar la notificación y seguir los pasos que aparecen en pantalla. Por otra parte, es posible que en Debian se pueda actualizar con el comando anterior, pero la manera correcta de hacerlo pasa por modificar el archivo sources.list, para lo que habría que seguir estos pasos:

  1. Lo primero, por precaución, hacer una copia de seguridad de todos los archivos importantes.
  2. Se actualizan los paquetes a la última versión con sudo apt update && sudo apt upgrade.
  3. Editamos el archivo /etc/apt/sources.list con los repositorios de la versión más reciente.
  4. Actualizamos los paquetes y el sistema, esta vez con sudo apt update && sudo apt-full-upgrade.
  5. Y, por último, reiniciamos el sistema operativo. Lo que nunca falla es hacerlo con sudo reboot.

Más sobre filosofías: snaps y decisiones por el estilo

Firefox-como-paquete-snap

Canonical es una compañía que ha ganado popularidad con el paso de los años, y eso le ha hecho comportarse más como una empresa que como un proyecto de código abierto. En los últimos años ha hecho movimientos polémicos, como usar su propia versión de GNOME Software para priorizar los paquetes snap por encima de todo lo demás. O lo que es peor, software como Firefox sólo está como snap, y toma decisiones polémicas que no gustan a parte de la comunidad.

Por otra parte, Debian se comporta como siempre lo ha hecho, como un proyecto de algo de código abierto. No suele forzar a los usuarios a nada, o por lo menos a nada que no se esperen. Todo lo hacen pensando en su propia filosofía, en parte priorizando la estabilidad, pero no veremos movimientos tan drásticos como eliminar la versión DEB de Firefox para que usemos un tipo determinado de paquetes.

Instalación de software

Este punto lo añado porque hay gente que sabe algo de Linux pero no conoce bien algunos detalles. La instalación de software en Debian y en Ubuntu se hace de manera similar. Ambos usan el gestor de paquetes APT para instalar paquetes desde repositorios oficiales, y los dos nos permiten instalar paquetes .deb desde el terminal con el mismo comando, algo que está mejor explicado en este artículo.

La principal diferencia la volvemos a tener en la filosofía, y, por ejemplo, la versión principal de Ubuntu con su tienda de software da prioridad a los paquetes snap. Claro está, podemos instalar GNOME Software en Ubuntu e incluso añadir soporte para paquetes flatpak.

El tema de lo privativo: Debian vs Ubuntu

Ubuntu, como compañía que es, llega a acuerdos con compañías que desarrollan software privativo con las que Debian no se lleva tan bién. La ISO «normal» de Debian no soporta hardware que requiera drivers privativos, pero para eso existe Debian Non-free, una sección de la distribución que contiene software que no puede ser distribuido bajo los términos de la licencia de software libre GNU GPL. Esta sección contiene software comercial o de otra índole que no puede distribuirse de forma gratuita, como controladores de dispositivos, programas para cifrado, aplicaciones multimedia y otros. Algunas versiones de Debian incluyen la sección Non-free, mientras que otras no.

Dicho de otro modo, las ISO normales también serían algo a tener en cuenta. Aunque Debian está diseñado para funcionar en más equipos, es Ubuntu el que durante la instalación puede añadir software privativo. Aún así, la solución pasaría por elegir la ISO Non-Free de Debian.

Dicho sea de paso, en el momento de escribir este artículo se había debatido si añadir esta opción en la instalación por defecto y parece que la incluirán, por lo que si se lee esto pasados unos meses, este punto podría no valer.

Soporte de la comunidad

Otra cosa que a mí me parece importante y suelo tener en cuenta al elegir un programa u otro es la documentación que hay en la red. La documentación guarda una estrecha relación con la popularidad, y, por ejemplo, yo me decanto por Kdenlive como editor de vídeo porque me parece que encuentro antes cómo hacer algo que con otros editores que en teoría son incluso más fáciles de usar.

Cuando se busca cómo hacer algo en Linux, un tanto por cien elevadísimo de lo que existe explica cómo hacerlo en Ubuntu. ¿Es igual en Debian? No siempre. Hace unos meses, algunas extensiones de Kodi dejaron de funcionar en Linux por usar una versión más nueva de Python y la primera solución que se dio era para la última versión LTS de Ubuntu. Cierto es que más tarde se explicó cómo hacer lo mismo en Debian, pero eso, «más tarde».

Por lo tanto, si se necesita ayuda o encontrar respuestas pronto, mejor Ubuntu.

¿Y rendimiento?

No voy a mentir a nadie diciendo que he realizado pruebas con benchmarks y demás, pero sí hay algo a tener en cuenta: aunque en teoría Debian es más estable por tener software más probado, Ubuntu suele usar un kernel más actualizado y una versión del escritorio más nueva, por lo que el rendimiento estará ligeramente por encima. Esto se nota sobre todo en las ediciones con GNOME, que desde su salto de 3.30 a 40 no ha hecho más que aligerarse versión tras versión.

¿Es un punto que por sí solo debe hacernos elegir uno u otro? En mi opinión, no.

Debian vs Ubuntu: ¿con cuál me quedo?

En estos artículos, a mí no me gusta tratar de ser totalitario, sino explicar algunas cosas para que seáis vosotros los que decidáis con la máxima información posible. Yo prefiero Ubuntu porque algunas cosas son más sencillas y el software se actualiza antes, pero también tengo que decir que nunca he tenido un equipo en el que necesitara total fiabilidad. De hecho, nunca me he quedado dos años en una versión LTS.

Por lo tanto, para decidir yo lo haría en base a tres puntos:

  • ¿Software más actualizado o más estable?
  • Documentación disponible.
  • Drivers y software privativo.

Sabiendo todo lo que sabes ahora tras leer este artículo de Debian vs Ubuntu, ¿qué elegirías?

 

Fuente: ubunlog

 

¿Quién está en línea?

Hay 24178 invitados y ningún miembro en línea