Domingo, Junio 20, 2021

Me inicio en la distribución decana

2-1-1536x864

Animado con la distribución Slackel me he quitado una espina que tenía desde hace mucho tiempo: Instalar Slackware desde cero, sin interfaz gráfica.

La instalación de Slackware es incluso más fácil que Arch Linux, la dificultad no es esa, sino la gestión de paquetes, mantener el sistema y solucionar los problemas que se presentan, que suelen ser más comunes que en otras distros más populares y usadas.

La curva de aprendizaje de Slackware es bastante más elevada que la mayoría. Un dato que quizás desconozcas es que aquí te tienes que buscar la vida sin apenas ayuda. Me refiero que, por ejemplo, en Debian tenemos herramientas de re-configuración automática del sistema de paquetes. Aquí eso no existe y los cambios pasan a ser manuales.

El soporte en forma de foros y ayuda general parece ser más limitado que Arch y Debian, pero algo se encuentra.

¿Por qué estoy con Slackware? Bien, tres puntos a aclarar. Por una parte Slack es comunitaria* y no ha firmado junto a los canceladores, pero a diferencia de Debian, ni siquiera ha entrado en el juego de condenar a RMS. El otro punto es que Slackware no usa Systemd, y por último, quería tener la distribución decana de GNU/Linux, la primera que se creó y que todavía se sigue desarrollando.

¿Es Slackware para todo el mundo? Definitivamente no para los nuevos usuarios de GNU/Linux, pero sí una opción para usar y conocer todos los entresijos que tiene el sistema GNU y el hecho de conocer sus herramientas de desarrollo. Dicho esto, la instalación no requiere de mucha experiencia, y debes saber qué es el veterano LILO, pues será lo que sustituya a GRUB, lo que es un regreso al pasado.

1-2-1536x864

¿Verdaderamente todo es tan distinto? No. Bueno, el tema de los paquetes, Slackware tiene repositorios con software pre-compilado en formato .txz, algo es algo, pero una de las mayores trabas que encontrarán los nuevos usuarios es el hecho de que necesitarás software que no encuentres en los repos y deberás usar otra alternativa que no soluciona automáticamente las dependencias cuando instalas un archivo. Esto haz de hacerlo tú. No mires con esa cara. Esto tiene sus pros y sus contras. Si miras el lado positivo, verás cada paquete y requerimiento para instalar, es decir, tendrás un mayor control sobre lo que instalas y no lo recibes ya masticado.

Lo que ocurre es que esto es software libre y siempre hay que dar gracias por la existencia de las alternativas. En la instalación base de Slackware se incluyen dos paquetes pkgtools y slackpkg. Pkgtools contiene un conjunto de aplicaciones que se deben utilizar para la gestión básica de paquetes. Slackpkg es un gestor de paquetes y una herramienta de actualización que se puede utilizar con los servidores oficiales de Slackware.

También es posible, habilitando ciertos repositorios, instalar el gestor de paquetes netpkg de Zenwalk, que sí gestiona las dependencias, o hacer como yo, manualmente instalar Glapt, el gestor gráfico de software de Slackel, pero es complicado y algo peligroso para la estabilidad del sistema.

Otro aspecto grandioso de Slackware es poder construir un paquete personalizado desde un script de Build/slackbuild.

Esta es la verdadera magia en Slackware, cada paquete oficial que recibes tiene un archivo slackbuild, en el directorio que puedes encontrar en algunos repositorios. En ellos se halla el slackbuild y el código fuente para cada paquete. Esta disponibilidad en el directorio fuente nos permite ver todas las opciones/modificaciones que se hicieron a un paquete y si lo necesitas puedes modificar el script y los argumentos para que se ajuste a tus necesidades. Una vez que el script se ha ejecutado y el paquete se ha construido, tienes un paquete redistribuible para la aplicación especificada que se ajusta a tus necesidades.

El repositorio de scripts de slackbuild.org contiene scripts enviados por los usuarios para construir aplicaciones estables para Slackware que han sido probados en varias arquitecturas por miembros de la comunidad de Slackware con mucho conocimiento. En el archivo de slackbuild se incluye el script de construcción, la información de la licencia, los archivos .desktop (si son necesarios), los iconos y un archivo .info que indica la versión, la ubicación de la descarga del código fuente, la suma md5, las arquitecturas soportadas y el autor del script. También hay una lista de correo y un canal irc disponible si tienes preguntas o experimentas problemas. Esto puede verse de algún modo como los ports de BSD.

¿Recomiendo Slackware? Sí y no. No si no tienes espíritu e interés por conocer más en profundidad el mundo GNU+Linux, pero encarecidamente sí si te interesa indagar en los pormenores de esta magnífica distribución y de nuestro sistema operativo en general.

Slackware precisa de mucha intervención manual, ahí es donde verdaderamente demuestra lo que es la libertad y el poder del software libre en tus manos, donde tú mismo tienes que hacer por ti y no que te lo den todo hecho.

*Tenía entendido que Slackware es una distribución mantenida por la comunidad, pero realmente no lo es: La desarrolla una sola persona.

 

Fuente: maslinux

¿Quién está en línea?

Hay 104 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11853540
Hoy Hoy 3564
Ayer Ayer 3854
Esta semana Esta semana 28353
Este mes Este mes 81519
Total de Visitas Total de Visitas 11853540

Día con más
visitantes

06-02-2021 : 4783

Gracias por su visita