Sábado, Octubre 31, 2020

Érase una vez Void Linux

Void_Linux_logo

Como distrohopper, con todo lo que eso significa para lo bueno y para lo malo, y siempre desde un punto de vista muy personal, puedo decir que la distribución GNU/Linux que más interés me despierta es Void Linux.. si no fuese por su licencia.

Antes de seguir, es obligatorio decir que esta entrada se la dedico a una de las mejores personas que me he encontrado en más de 20 años que llevo en este mundo de GNU/Linux, y la verdad es que me emociono porque prácticamente he conocido los primeros pasos de lo que ya es todo un crack, pero más que eso, una bellísima persona: José Santos. No puedo decírselo a él porque tengo abandonadas prácticamente las redes sociales, pero el tiempo apremia.

Void no es que sea una distro comprometida con el software libre como lo están Debian y Devuan así como las del listado de distribuciones 100% libres, pero si la usas sentirás que es un sistema como aquellas de antaño cuya dignidad no estaba salpicada de intereses comerciales o económicos, sino que te recordará a como funcionaban las distros a finales de los 90 y principios del 2000. Y cuando hablo de pureza no me refiero en el plano filosófico o ético sino técnico y ya veréis el por qué.

Esta distribución tan especial fue creada en España por Juan Romero Pardines y tiene similitudes con Gentoo y el sistema operativo FreeBSD. Pero ¿que le hace técnicamente tan atractiva?

Resumidamente resalto:

  • No te toma como un principiante y necesitas conocer técnicamente algo de UNIX/GNU/Linux.
  • Su gestor de paquetes xbps es espectacular.
  • Su sistema de inicio Runit es pequeño, rápido, intuitivo y fácil de hacer.
  • Cada paquete tiene un script de ejecución Runit, y siempre son pequeños.
  • Void Linux es sólido, estable, y no se rompe con facilidad.
  • Hay versiones glibc y musl disponibles.
  • No viene con systemd, a menos que intentes instalarlo con mucho esfuerzo.
  • Es una distribución rolling release pero las actualizaciones no rompen tu sistema.
  • Funciona bien en ordenadores con bajas especificaciones.
  • Va a la velocidad del rayo en ordenadores más o menos potentes.
  • Primera distro que incluye LibreSSL que toma de OpenBSD.
  • Posee un sistema de servicios muy flexible en el que tiene muchas opciones para elegir y muchas formas de adaptar los servicios a tus necesidades específicas.
  • Xbps es un gestor de paquetes muy rápido (más rápido que pacman, que ya es decir).
  • Un repositorio separado “no-libre” para no mezclar con los libres.

Otra particularidad de Void Linux es xbps-src, que hace que sea realmente fácil construir tus propios paquetes y si encuentras un paquete que falta en el repositorio oficial de paquetes Void, puedes duplicar un script conocido como “template” de un paquete existente y hacer que xbps-src construya y compile el paquete binario por ti. Si entonces quieres, puedes enviar tu paquete a GitHub como una petición pull, y si cumple los requisitos de Void, será añadido al repositorio oficial de Void. Por si nadie se ha dado cuenta, xbps-src tiene más en común con los ports de FreeBDS que con las demás distribuciones GNU/Linux, algo que no lo hace distintivo total, pero no deja de llamar la atención.

La instalación de Void Linux no es moco de pavo pero tampoco es excesivamente difícil. No tiene una programa gráfico para esa labor, en su lugar se hace a través de la terminal con ncurses pero es asistida y no creo que se necesite ser un sibarita. Este tema está muy bien documentado en la guía de instalación.

void-installer

Void Linux oficialmente tiene imágenes ISO con los siguientes entornos gráficos.

  • Enlightenment
  • Cinnamon
  • LXDE
  • LXQT
  • MATE
  • XFCE

Dicho esto, puedes instalar más tarde cualquiera que desees, como KDE Plasma, Budgie o GNOME o bien usar algunas ediciones extras*.

No voy a incidir mucho con el gestor xbps. Quizás lo que menos me guste sea su licencia BSD pero es innegable decir que para mi es el gestor de paquetería más veloz que jamás haya probado. Sus posibilidades no son como las de APT y cuesta algo más aprender a usarlo pero te enamorarás de su velocidad y resolución de dependencias.

budgie

De cualquier modo, Void Linux sí tiene un gestor gráfico para instalar programas. Fue un proyecto inicial para Arch Linux escrito con el toolkit Qt5 conocido como Octopi, adaptado para Void como OctoXBPS. Como nota curiosa, Octopi también fue portado para algunos sistemas de tipo FreeBSD.

octoxbps

Void Linux es una de las mejores distribuciones con la que he trabajado. No es una distro del tipo “sólo funciona out of the box”, porque de eso ya hay demasiadas, pero no es difícil de hacer funcionar, y una vez que funciona, siempre funciona. Confiable. Sólida como una roca.
En el pasado no podía probarla porque mi antiguo PC tenía una maldita tarjeta NVIDIA y Nouveau no iba bien, con AMD es una maravilla. Una vez conocida en detalle puedo decir que Void es pequeño y eficiente: Funcional en ordenadores algo vencidos, y superrápido en ordenadores modernos. Con Void Linux, el poder de tu ordenador se gasta en tus aplicaciones, no en mantener el ambiente operativo.

xfce

Void es un camaleón, y puedes dejarlo como lo desees en pocos minutos. Con un poco de configuración, puedes tener LXDE trabajando o cualquier otro entorno con todas las capacidades.

Void es modular: Cada parte hace un trabajo, y tiene una interfaz siempre vainilla, simple. Las partes están conectadas sólo a las partes con las que necesitan comunicarse para lograr su trabajos, y se comunican sólo a través de las interfaces simples. Cada parte sabe lo menos posible del traquimaneje de las otras partes. Esto significa que se puede mezclar y combinar, se pueden sustituir las partes de software, se puede construir fácilmente la funcionalidad en tu ordenador. Cuando se instala un paquete para obtener una funcionalidad, no se tira de todo y te llena el sistema de cosas inútiles. Void tiene dependencias sanas.

Void Linux se inicia con Runit. Desplegar un demonio en Runit es simple: Crear un directorio, escribir un guión de ejecución corta, hacer un enlace simbólico, y voila, tu demonio está desplegado. Mejor aún, la mayoría de los paquetes Void incluyen el directorio y el script de ejecución. Todo lo que haces es hacer el enlace simbólico.

Una de las principales razones por las que Void Linux es tan bueno, en mi humilde opinión, se debe a su pureza y herramienta de inicio anterior a systemd. También se suma musl y LibreSSL que se aparta de la corriente mayoritaria. Otra razón es debido a algunas de las grandes decisiones de diseño que los desarrolladores han hecho, como usar un sistema de puertos, y mantener las cosas en gran armonía con la filosofía de UNIX y GNU a partes iguales.

Si consideras dar a Void Linux una oportunidad, te aconsejo que pruebes las ISOs oficiales. Si ves que prefieres ya un escritorio montado pero mínimo, ve con las ediciones creadas por el genial José Santos y su AgarimOS* (de hecho es AgarimOS Plasma la que estoy usando, ya que tiene una versión con el Kernel libre).

Si bien es cierto que Void no ha reinventado la rueda y existen distribuciones basadas en puras fuentes como las LFS, sí es verdad que su especiales dotes hacen un antes y un después en el concepto de lo que hace más de 20 años era una distribución pura (y dura). Todo está en manos del usuario. Arrancas con un sistema realmente mínimo y construyes todo a tu gusto.

Void Linux cubre los casos de uso en los que se necesita un sistema GNU/Linux simple, pequeño, fiable, modular y maleable. Void Linux funciona mejor cuando es administrado por un usuario con conocimiento de POSIX o un usuario con algún grado de destreza que no duda en arremangarse y llegar a las partes internas. Alguien que quiere un control absoluto sobre el sistema, sin tener que manipular, apartar o perforar demasiadas capas de abstracciones como con Gentoo. Es más, mi consejo es que si un día pretendes iniciarte con Gentoo, antes trabajes con Void Linux. Hasta pensarás no dejarlo. Y para terminar, personalmente considero Void como una distribución en su forma y concepto, revolucionaria. Por desgracia, Void mayormente está bajo la BSD License y no es precisamente una licencia con la que me encuentre a gusto. La considero pervertida y que no es garantista de un futuro del software libre. Es más bien una licencia creada para las garras comerciales, ¿verdad, Jobs?

Larga vida a la GNU GPL.

 

Fuente: maslinux

¿Quién está en línea?

Hay 244 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11035750
Hoy Hoy 433
Ayer Ayer 2725
Esta semana Esta semana 15487
Este mes Este mes 91029
Total de Visitas Total de Visitas 11035750

Día con más
visitantes

10-20-2020 : 3356

Gracias por su visita