Sábado, Octubre 24, 2020

Debian vs Fedora: Comparación entre titanes

Debian-vs-Fedora

Debian y Fedora están entre las distribuciones GNU/Linux más influyentes de todos los tiempos. De la primera nace casi el 90 % de todas las distros y Fedora es uno de los proyectos más innovadores del panorama del software libre. Ambas destacan, en mi opinión, como las más estables entre todas.

Haciendo memoria y definiendo

Fedora nació en el año 2003, Debian era el único que usaba paquetes .DEB, y Red Hat, de donde nació Fedora, representaba el formato .RPM.

Sin embargo, esas diferencias ya no incluyen la gestión de paquetes. Recuerdo que cuando empecé con Red Hat en 1998 RPM no solventaba las dependencias de paquetes, ni tampoco lo hacía Fedora hasta que llegó YUM y DNF más recientemente. Sin embargo Debian sí lo hacía mediante APT. Bueno, realmente me inicié con Red Hat, Fedora vino algunos años después, pero hablamos de lo mismo.

Debian es una distribución autónoma de ámbito comunitario, mientras que Fedora actúa como campo de pruebas de Red Hat. El gigante americano, hoy bajo el paraguas de IBM, cede desarrolladores para el proyecto Fedora. Eso explica en gran medida, el carácter innovador tecnológicamente hablando. Aunque una parte de Fedora se basa en la comunidad, Red Hat nombra algunos cargos en el Consejo de Fedora, incluido el de Jefe de Proyecto.

Por el contrario, el líder del proyecto Debian es votado anualmente por los mantenedores de Debian, y las decisiones sobre Debian se remiten a un comité técnico, así como a varios grupos, como los gestores de réplicas. Las grandes decisiones de esta distribución pueden ser fijadas por votaciones de sus mantenedores. En general, Debian es conocido por su carácter innovador también. Mientras Fedora está parcialmente controlado por Red Hat, Debian es parecido al Kernel de Linux ya que se basa en una meritocracia en la que sólo los mantenedores de paquetes oficiales tienen voto.

Arquitectura de hardware y versiones de software

memLas versiones de Debian incluyen diez arquitecturas de hardware diferentes, incluyendo chips de Intel de 32 y 64 bits (llamados i386 y amd64 por razones históricas), Apple, y ARM diferentes que soportan hasta el famoso Raspberry Pi y distintos dispositivos. Por el contrario, Fedora se centra en Intel de 32 y 64 bits. Sin embargo, una búsqueda descubrirá las versiones para Apple y ARM (incluyendo Raspberry Pi). Recientemente, Fedora también ha empezado a ofrecer como descarga estándar Atomic, una versión diseñada para trabajar con contenedores. Sabemos que tradicionalmente Debian se ha llevado la mayor parte de las distintas arquitecturas de hardware pero hoy en día Fedora no se queda atrás.

Todas las versiones de Fedora se mantienen durante unos 15 meses, mientras que Debian suele ofrecer soporte parcial para la versión anterior bajo el nombre de Old Stable. Debian también tiene un proyecto cuyo objetivo es asegurar el soporte para cada nueva publicación durante cinco años, imitando la política de soporte a largo plazo de Ubuntu.

La principal diferencia es que Fedora libera en promedio cada seis meses, excepto por el retraso ocasional, algo que ocurre con mucha frecuencia. Debian, sin embargo, pone un énfasis mucho mayor en la calidad, negándose a publicar hasta que se cumplan sus altos estándares. A menudo, Debian se ha quedado muy desfasado en el momento en que se publica una nueva versión.

Los repositorios

hardEl uso y la relación de los repositorios de paquetes pueden ser oscuros tanto en Debian como en Fedora. El núcleo de Debian para cada versión se mantiene en un repositorio llamado Estable, que es generalmente la elección para los servidores. Sin embargo, debido a que el intervalo entre las versiones estables puede ser de hasta dos o tres años, muchos usuarios prefieren usar las versiones Testing o Inestables. Estos nombres son relativos; Ubuntu, por ejemplo, se basa en paquetes de Testing o Inestable, y muchos usuarios domésticos también se sumergen regularmente en ellos. Aún así, pueden ocurrir problemas, como cuando Debian está realizando un cambio tecnológico importante, como el cambio a Systemd.

Existen otros repositorios de Debian para mantener la versión estable parcheada y actualizada, como los Backports. También existe el repo Experimental, cuyos paquetes se cargan a modo de introducción y a veces pueden ser poco fiables.

El núcleo de todos estos repositorios se llama Main. Sin embargo, Estable, Testing, e Inestable también contienen Contrib para software que tiene licencia libre, pero requiere software propietario para ejecutarse, y Non-free, que contiene paquetes propietarios como flash o algunos controladores de vídeo. De todos ellos, sólo Main es probado para una versión, aunque en el proceso Contrib y Non-free son generalmente mejorados también.

El comando APT de Debian utiliza dpkg para gestionar paquetes. APT también tiene opciones para el uso de CLI e interfaz gráfica. Algunos de los comandos comunes de APT son: install, remove, -f install , autoclean, check, update, upgrade, apt-cache, search, entre otros.

Entonces, ¿por qué usar APT vs dpkg? La respuesta más directa es porque APT maneja bien la gestión de la dependencia. Dicho esto, hay ocasiones en las que es necesario ejecutar “dpkg-reconfigure foo” después de que algo ha salido mal en alguna parte con la configuración de un paquete.

En Fedora, el desarrollo se hace en Rawhide, un repositorio que viene a ser como el Experimental de Debian. A partir de Rawhide se producen versiones para estaciones de trabajo, servidores y contenedores. Una rama de Rawhide se convierte en el repositorio Fedora, el equivalente aproximado de Debian Inestable, o quizás Debian Testing. Actualiza parches y mantiene Fedora, y se desarrolla en pruebas de actualización. En este aspecto, no es buena idea agregar el repositorio Rawhide porque dejaría inconsistente el sistema.

Todos estos repositorios contienen sólo software con licencia libre. A diferencia de Debian, Fedora no tiene ninguna disposición semi-oficial para otro software. Este acuerdo se adapta a aquellos que se limitan al software libre, pero puede ser un inconveniente para otros. En consecuencia, han surgido varios repositorios de terceros, incluyendo RPM Fusion y RPM Livna. Estos repositorios a veces entran en conflicto entre sí o con la versión oficial de Fedora, y deben usarse con cautela, y aparte de Fusion y Livna, no deben mezclarse.

Fedora utiliza DNF para instalar, quitar y mantener paquetes en su instalación. Algunos de los comandos disponibles con DNF incluyen: instalar, eliminar, actualizar, actualizar, eliminar automáticamente, limpiar, reinstalar, distribuir, sincronizar, makecache, y muchas más opciones. DNF está disponible por defecto para las instalaciones modernas de Fedora y es ampliamente considerado un “reemplazo” para el comando YUM, que se ha quedado para Red Hat y CentOS.

Incluso con el énfasis en las licencias libres, la selección de software tanto en Debian como en Fedora es inmensa. Fedora incluye algo menos de 20.000 paquetes, mientras que se estima que Debian tiene unos 50.000 paquetes. Pero nunca se indica si esa estimación incluye duplicados para diferentes arquitecturas.

En cualquier caso, ni los usuarios de Debian ni de Fedora se quedarán sin paquetes. Puede que encuentres que Fedora tiene paquetes más recientes, pero, después de veinticinco años de desarrollo de GNU/Linux, la diferencia entre un paquete más antiguo y uno más reciente no es tan grande como solía ser.

A primera vista, la comparación más fácil es que Fedora tiene paquetes de vanguardia mientras que Debian gana en términos del número de paquetes disponibles. Profundizando en este tema, puedes instalar paquetes en Debian y Fedora utilizando la línea de comandos o una interfaz gráfica como Synaptic o Drágora respectivamente.

En términos de disponibilidad de software, Debian tiene la mayoría de los paquetes que se pueden instalar. En términos de elegir un paquete RPM o un paquete DEB, honestamente no veo mucha diferencia aquí. Mientras el paquete satisfaga tus necesidades o dependencias, no puedo decir que uno sea mejor que el otro. Sin embargo, diré que los repositorios de software son preferibles a los paquetes individuales. Esto vale tanto para Fedora como para Debian. La razón de esto, son las actualizaciones de funcionalidad que se suelen proporcionar y mantener las cosas seguras con dichas actualizaciones.

La instalación

reposLos mitos sobre la dificultad de instalar Debian hace mucho tiempo dejaron de ser ciertos. Pero como en todos los mitos, hay algo de realidad. Solo diré que Ubuntu, uno de sus motivos para aparecer, fue para hacer una instalación más fácil del sistema operativo. El instalador moderno de Debian es más detallado que los instaladores de algunas distribuciones, y tiene un aspecto un poco tosco, pero no más difícil de usar. Una versión gráfica está disponible, pero no ofrece ventajas sobre el instalador basado en texto (CLI). Sin embargo, el instalador experto es ideal para instalaciones difíciles, ya que ofrece opciones detalladas que a veces pueden marcar la diferencia entre instalaciones fallidas y exitosas.

En comparación, el instalador de Anaconda de Fedora se ha vuelto tan minimalista que a veces tengo dificultad en saber qué hacer clic a continuación. A diferencia del instalador de Debian, requiere un mínimo de entrada de usuario, lo que está bien, excepto cuando se encuentra con problemas y necesita más opciones. Sobre Anaconda siempre digo que el nombre le viene de perlas. Sus opciones son interesantes y flexibles, pero la instalación será más lenta que Calamares, Ubiquity o Debian Installer pero Anaconda ofrece la opción de administrar los volúmenes lógicos o LVM.

Desde Fedora 25, se distingue por ser la primera distribución importante en usar Wayland, el reemplazo del antiguo sistema X Window que administra las interfaces gráficas de GNU/Linux. Sin embargo, esto es más un triunfo tecnológico que cualquier cosa que un usuario pueda notar, excepto por un aparente aumento en la velocidad.

La filosofía y para quien es cada distro

inicio-instalacion-1Lo que los usuarios son más propensos a notar es que Fedora predetermina un escritorio GNOME. Durante años, GNOME fue también el predeterminado para Debian, pero en la versión 8, la última versión, el instalador ofrece media docena de opciones de escritorio. Puedes obtener las mismas opciones en Fedora después de hacer la instalación principal, pero la elección de Debian durante la instalación es más conveniente, así como más acorde con las preferencias de los usuarios modernos.

Debian y Fedora ofrecen mucho a aquellos que quieren aprender más sobre GNU/Linux. Ambas distribuciones se consideran más avanzadas que las distribuciones para principiantes, y no son recomendables para éstos, sin embargo, también se dirigen a tipos de usuarios completamente diferentes. Este artículo que expongo ofrece un contraste entre las dos distribuciones.

Una de las primeras cosas que hace que Debian sea diferente de Fedora es que se ha dividido en tres ramas de la versión: Estable, Testing e Inestable. Debian Estable es adecuado para tareas de misión crítica que necesitan trabajar, punto. La rama Estable es ideal para algunas tareas de servidor que pueden arreglárselas con parches de seguridad modernos, pero que tienen versiones más antiguas de software.

Debian también se puede usar para ordenadores de sobremesa usando la rama Testing. Esto proporciona a los usuarios paquetes de la rama Inestable, pero los paquetes han sido probados como adecuados para Debian Testing. Esto nos deja con Debian Inestable. Esta rama de Debian es donde van los paquetes para recibir las pruebas. No es realmente adecuado para nada más que para probar y desarrollar en otras ramas de Debian.

Fedora es una solución GNU/Linux muy popular entre los que trabajan en las tecnologías de la información. La razón de ello, por supuesto, son sus raíces en Red Hat y su enfoque vanguardista para proporcionar herramientas a los desarrolladores.

Fedora Workstation es a menudo la primera opción entre los que trabajan en estas teconologías. Es fiable, pero ofrece acceso a paquetes de última generación y a una comunidad GNU/Linux de primera clase. El servidor Fedora es una opción popular para aquellos que necesitan un entorno con una base más vanguardista que, por ejemplo, CentOS/Red Hat, mientras que sigue ofreciendo muchas de las mismas herramientas y flujos de trabajo que se encuentran en un entorno típico de Red Hat.

Luego tenemos Fedora Atomic. Aquí es donde van los que buscan utilizar contenedores en Fedora. Si este eres tú, entonces esta es la liberación de Fedora para ti. Todo su propósito es ejecutar bien las aplicaciones en contenedores y lo hace de forma bastante fiable.

Seguridad

filFedora fue una de lass primeras distros en adoptar una característica del núcleo llamada SELinux (Security-Enhanced Linux). Mientras que Debian también ofrece soporte para ello, Fedora lo proporciona habilitado por defecto. Esta característica de seguridad fue creada inicialmente por el gobierno de los EE.UU. y más tarde, Red Hat se sumó al proyecto para proporcionar un mayor desarrollo. Recuerdo que cuando instalaba Amule era un dolor de cabeza gestionar los puertos que debía de abrir y los que debía dejar cerrados.

A menos que estés en las tecnologías de la información o el sistema pertenezca a una autoridad gubernativa, lo más probable es que el tema de la seguridad y el cortafuegos no te interese mucho. Así que la mejor seguridad es mantener la configuración correcta de iptables, usar un usuario no root y mantenerse al día con la lista de actualizaciones de seguridad. Dejando de lado el hecho de que SELInux está habilitado por defecto, creo que las comparaciones de seguridad entre las dos distribuciones son cuestiones de opinión. Generalmente, la mayoría de las personas señalan a Fedora como la más endurecida y segura de las dos distribuciones. Yo diría que Debian es mucho más estable. Incluso si eliges Debian Inestable, he encontrado que es más estable simplemente porque los paquetes se están probando mucho más tiempo y con mayor enfoque. Esa no es mi opinión, es mi experiencia personal con ambas distribuciones.

Así que para ser completamente justo, voy a dar la clasificación más segura a Fedora en general. Pero lo hago sólo gracias a SELinux y al enfoque empresarial de la configuración de la distribución.

Cerrando hilo

finalizandoPara terminar esta parafernalia, me gustan ambas distribuciones de GNU/Linux aunque no sea un fan de ninguna de ellas. Tanto Debian como Fedora tienen mucho que ofrecer a cualquiera que quiera adentrarse a un GNU/Linux más serio y explorar realmente lo que estas distribuciones pueden hacer. Basado en mi experiencia, Fedora generalmente tiene un mejor escritorio si exceptuamos a Plasma KDE. Permítanme decir esto de nuevo, con una cláusula de exención de responsabilidad porque me caerán churros de punta. No seáis muy duros conmigo pero hace años que Fedora no está implementando debidamente Plasma.

Como alguien que ha usado principalmente distribuciones basadas en Debian por mis años de entusiasmo por GNU/Linux, creo que Fedora tiene más sentido en general para alguien serio acerca de ejecutar un escritorio actualizado.

Creo firmemente que la luz brillante de Debian es que es una gran base para los sistemas operativos basados en Debian. Debian por sí mismo puede dejar algo que desear en términos de edad del paquete. No me malinterpreten, estoy encantado de ejecutar Ubuntu o Debian Testing como sistema diario. Pero la mayoría de los que leéis esto, probablemente estéis buscando algo que sea muy estable. Entonces Debian es una gran elección. Pero si en cambio buscáis estabilidad a la vez que innovación, Fedora es el camino.

 

Fuente: maslinux

¿Quién está en línea?

Hay 149 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11014962
Hoy Hoy 369
Ayer Ayer 2929
Esta semana Esta semana 16488
Este mes Este mes 70241
Total de Visitas Total de Visitas 11014962

Día con más
visitantes

10-20-2020 : 3356

Gracias por su visita