Miércoles, Octubre 21, 2020

Probamos la nueva “instalación mínima” de Ubuntu

ubuntu1

Tal y como os contamos hace unas semanas, Canonical ha incluido una nueva opción de “instalación mínima” que se estrenará en Ubuntu 18.04 LTS, solo para la edición de escritorio. Y aunque sabíamos más o menos en qué consiste, le he echado un vistazo para confirmarlo.

Lo que sabíamos es que “esta nueva opción aparecería en el apartado de “preparándose para instalar Ubuntu” […]; se llamaría “minimal install” y, a la espera de su traducción oficial, su activación tendría como resultado una instalación por defecto de Ubuntu sin tanto software preinstalado”.

Pues bien, sin traducción oficial por el momento, la opción ya aparece en el instalador (cuando publicamos la noticia aún no lo hacía) y la he probado.

ubinstall

¿Qué efectos concretos tiene el activar la instalación mínima? Se dijo que “eliminaría unos 80 paquetes de la instalación ordinaria, incluyendo aplicaciones […], así como el contenido de ejemplo que ponen en el directorio personal”, por lo que tampoco tiene mucho misterio. Por supuesto, esos “80 paquetes” son en su mayoría dependencias de las aplicaciones que desaparecen, algunas tan destacadas como LibreOffice o Thunderbird. Sin embargo, el tamaño ahorrado en disco es, como se adelantó, bastante irrisorio, de los 5,5 GB de la instalación normal a los 4,9 GB de la instalación mínima: algo más de 500 MB.

Pero solo por conocer qué aplicaciones son las consideradas como imprescindibles, he empalmado unas capturas de pantalla para que lo veáis mejor.

La selección de aplicaciones por defecto de Ubuntu 18.04 incluye:

org

Mientras que la nueva instalación mínima lo reduce hasta:

new

¿Merecía la pena añadir esta opción justo ahora, cuando para las próximas versiones de Ubuntu se pretende renovar el instalador de sistema para, entre otras cosas, facilitar la elección de paquetes predeterminados, que es precisamente de lo que trata esta instalación mínima? En un principio me pareció que sí, porque es la que utilizaría para mí sin duda. Pero pensándolo desde el punto de vista del usuario que no se preocupa por estos menesteres, creo que puede resultar confuso estar añadiendo y quitando opciones de una versión a otra.

Quiero decir, ¿tanto cuesta incluir en el instalador una sección donde se puedan elegir unas pocas aplicaciones básicas? No pido la profundidad de YaST. Con lo que hace Antergos me conformo. ¿Cómo lo veis? ¿Y qué os parece la selección de aplicaciones?

 

Fuente: muylinux

¿Quién está en línea?

Hay 70 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11006591
Hoy Hoy 1433
Ayer Ayer 3356
Esta semana Esta semana 8117
Este mes Este mes 61870
Total de Visitas Total de Visitas 11006591

Día con más
visitantes

10-20-2020 : 3356

Gracias por su visita