Martes, Diciembre 18, 2018

Fedora podría cambiar a un modelo de lanzamientos anual

fedora

Fedora es una distribución hecha para evolucionar a la mayor velocidad posible. Esto se explica en parte por el hecho de que lance una versión cada seis meses teóricos, mientras que el soporte de cada versión es de tan solo un año teórico (en realidad son dos versiones). Sí, la distribución comunitaria de Red Hat no está tan centrada en el usuario final como en hacer evolucionar las tecnologías que luego son incluidas en RHEL. O así ha sido hasta ahora.

Sin embargo, en los últimos días, entre los pesos pesados de la comunidad de Fedora se está teniendo una discusión que podría cambiar el ciclo de lanzamientos de la distribución a uno anual, aunque de momento las cosas parecen estar demasiado difusas como para dar algo por hecho. En la lista de correo de discusiones, Paul Frields ha dicho que tendrían que “saltarse el ciclo de lanzamiento de Fedora 31 y dejar Fedora 30 por más tiempo para centrarse en la mejora de las herramientas y las pruebas de los cambios”. La intención es bastante obvia, ya que se pretende mejorar la confiabilidad del sistema operativo y “reducir los esfuerzos manuales y las complejidades involucradas en la producción de los artefactos de la distribución.”

Como no podía ser de otra forma, al poco de ponerse sobre la mesa esta propuesta han surgido voces discordantes que señalan que esto ralentizaría la evolución de Fedora, haciendo que buena parte del software se quede estanco durante más tiempo. La distribución que nos ocupa suele suministrar siempre una de las últimas versiones del kernel Linux, pero otros componente como GNOME solo reciben actualizaciones de mantenimiento para corregir fallos de seguridad o mal funcionamiento. Esto significaría mantener una misma versión de GNOME (y de otros muchos componentes) durante un año entero.

Con la lluvia de ideas, otros han decidido proponer que Fedora se convierta en una distribución rolling release. Conociendo su propósito, posiblemente sea el salto más lógico no solo de cara a los desarrolladores, sino también los usuarios. Esta idea también ha surgido en foros centrados en Ubuntu, ya que Canonical podría eliminar los lanzamientos de nueve meses, convertir su distribución en rolling release y luego congelar para las versiones LTS, que sí tendrían un software estanco para propósitos de producción y necesidades de estabilidad. Aunque en la actualidad Fedora puede ser convertida en una rolling release con el repositorio Rawhide, este no suministra un software lo suficientemente pulido para el usuario final, así que la propuesta de cambio a este modelo de lanzamiento se sostiene.

Como ya hemos dicho, todo esto no son más que proposiciones para cambiar el ciclo de lanzamientos de Fedora, por lo que las cosas siguirían igual que hasta ahora si no se alcanza ningún acuerdo. Sin embargo, este no se trata de un tema menor, porque esta distribución es uno de los grandes referentes tecnológicos de GNU/Linux tanto en temas de servidores como escritorio (un peso que ha aumentado gracias a sus ambiciosos planes para el escritorio y la “rendición” de Canonical), haciendo que todo cambio importante que implemente pueda terminar teniendo muchas consecuencias colaterales, incluido en familias aparentemente tan distantes como Debian y Ubuntu.

Y para vosotros, ¿qué modelo de lanzamientos tendría que adoptar Fedora?

 

Fuente: muylinux

¿Quién está en línea?

Hay 80 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

9482839
Hoy Hoy 1524
Ayer Ayer 1867
Esta semana Esta semana 3391
Este mes Este mes 29080
Total de Visitas Total de Visitas 9482839

Día con más
visitantes

10-19-2018 : 2826

Gracias por su visita