Miércoles, Septiembre 20, 2017

¿Por qué el número de distribuciones GNU/Linux está decayendo?

baby_penguin.jpg

Interesante artículo el que han publicado en Datamation.com sobre la causa por la cual las distribuciones GNU/Linux han ido decayendo en cantidad, usando como datos las estadísticas ofrecidas por Distrowatch.

¿Por qué el número de distribuciones GNU/Linux ha decaído?

Veamos lo que nos comentan en el artículo que enlacé anteriormente (en Inglés), en esta modesta traducción al Español:

El número de distribuciones de Linux está en declive. En 2011, la base de datos de las distribuciones de Linux activos de Distrowatch alcanzó un máximo de 323. En la actualidad, sin embargo, se enumeran sólo 285. Sin embargo, exactamente el por qué del declive que se está llevando a cabo y cuánto importa, no queda claro.

Distros siempre han ido y venido. De hecho, Distrowatch enumera 791 distribuciones que han existido desde que se fundó en 2001, aunque menos del cuarenta por ciento nunca ha estado en desarrollo activo en un momento dado. Estos recuentos pueden no ser completos, ya que algunas distribuciones probablemente nunca se registran en Distrowatch.

Pero hasta cerca de 2011, el número de distribuciones activas aumentó lentamente por cada año, pero solo unas pocas. Por el contrario, los últimos tres años se ha producido sólo una disminución del 12% - una disminución demasiada alta que pueda prestarse a ser una coincidencia. Entonces, ¿qué está pasando?

Parte de la razón de esta disminución, es que Linux cada vez es menos un hobby y mucho más una estrategia de negocio. Cuando los aficionados pueden juguetear, las empresas comerciales están más preocupados con los resultados - específicamente en la disminución de tiempo de comercialización y reducir los costos de desarrollo. Con estas preocupaciones, las empresas tienen menos probabilidades de experimentar por el amor de experimento, y más probabilidades de basar su desarrollo en una preocupación existente.

Quizás, también, los partidarios de Linux están envejeciendo, y, al igual que las empresas, tienen menos tiempo para sus aficiones y más preocupación con resultados inmediatos. Sin embargo, las estadísticas sobre un grupo tan diverso hacen de esta posibilidad algo imposible de confirmar.

Otra razón de la disminución puede ser que el centro de la innovación ha cambiado en los últimos años a partir de las distribuciones para el escritorio. Aunque la mayoría de las distribuciones tienen un escritorio por defecto, la mayoría de los más importantes ofrecen al menos media docena de escritorios, muchos de los que fomentan diferentes hábitos de trabajo en los usuarios.

Excepto por el fondo de pantalla y los temas, por lo general es más fácil en estos días saber de un vistazo que escritorio estás usando y cual distribución lo está utilizando. Debido a la tendencia casi universal hacia la instalación de paquetes de forma gráfica, ni siquiera se puede saber fácilmente qué sistema de gestión de paquetes se está utilizando.

Las probabilidades son, sin embargo, que la tecnología que está utilizando es de Debian. Al menos parte de la disminución de las distribuciones puede ser que la tecnología de Debian domina, y ya hay derivados de Debian para todo uso que los usuarios pueden concebir fácilmente. Esta idea es apoyada por el hecho de que, mientras que el número de distribuciones ha disminuido, el número basado en Debian o su más popular derivada, Ubuntu, ha pasado de 63% del número total de distribuciones en 2011 a un 70%.

El número de derivados de Debian ha disminuido en este momento, con una pérdida de cuatro distribuciones basadas en Debian, y siete en Ubuntu. Sin embargo, estas cifras equivalen a 1,5% de pérdidas, una octava parte de la disminución general de las distros. Este descenso es tan pequeño que puede representar un bache estadístico más que una tendencia. Por lo menos, los Debian-derivados están desapareciendo más lentamente que cualquier otra distribución.

Cualquiera que sea la razón de la disminución de las distros, parece como si la frontera está empezando a cerrarse. Algunos podrían decir que la disminución apenas importa. Después de todo, 285 distribuciones es una cifra que incluso los usuarios más ávidos no esperan probar en su vida a menos que no dedican sus vidas para algo más.

Algunos podrían decir también, que muchas de las distribuciones son tan pequeñas y tan personales, que poca gente se dará cuenta de su pérdida. Dicha pérdida podría incluso ser una ventaja, ya que el número de distribuciones significa que más contribuyen a las que sobreviven.

Es probable que encuentren de forma más fácil a desarrolladores para Linux si tienen un menor número de distribuciones. Sin embargo, a pesar de la desaparición de algunas distribuciones prometedores como Fuduntu, pocos de los que han desaparecido podrían considerarse importante. Como las distros menores han desaparecido en los últimos tres años, los diez primeros entre los más vistos en DistroWatch han cambiado poco, excepto para subir o bajar una posición o dos.

Sin embargo, incluso si la mayor parte de las pérdidas han sido menores, la tendencia es preocupante. Defensores de Linux siempre han apreciado la diversidad, y la pérdida de incluso un poco de diversidad parece motivo de preocupación, incluso si resulta beneficioso en algunos aspectos. Si nada más, la tendencia sugiere que Linux se está desviando de sus raíces, y tal vez cada vez sean menos los aventureros.

La tendencia es incierta. Aún así, vale la pena mantener un ojo en ella, por si acaso.

Mi opinión personal

En algunos puntos comparto el criterio de Bruce Byfield en ese artículo. Creo que Linux para muchos comenzó siendo un entretenimiento, un hobbie, algo que valía la pena probar solo por diversión, y que poco a poco ha pasado a ser algo más serio. Yo mismo en la medida que he ido aprendiendo cosas, he notado que se me hace a veces aburrido usar GNU/Linux. Lo he dicho antes, a veces hasta se me hace demasiado estable.

Muchas empresas ha visto el uso de GNU/Linux (y del Open Source en general) como una excelente herramienta para un buen modelo de negocio y se han centrado en colaborar o poner dinero para que sea mejorado. Canonical, que comenzó lanzando una distribución para el escritorio, se ha dado cuenta que no es rentable por si sola y ha creado (o intentan crear) todo un ecosistema que va desde el teléfono y la PC, a la nube, porque es precisamente ahí, al final, donde tiene valor su producto, en los servicios.

Apoyo la diversidad y el poder elegir, pero si por mi fuese, pueden morir 100 distribuciones más. Al final, solo son unas pocas las que realmente aportan innovación, o sus derivadas y esas son las que deben perdurar siempre. Lo mismo sucede con los entornos de escritorios, puedes surgir 20 más, que al final se usan, se mantienen y se renuevan los mismos, los que más tiempo llevan, los mas confiables.

De todos modos, sea cierto o no que las distribuciones van en declive, no debemos preocuparnos pues GNU/Linux llegó para quedarse. Puede evolucionar, puede mejorar (o empeorar), pero siempre existirá como alternativa. Y si no es Linux (como Kernel), algo más aparecerá tarde o temprano.

 

Fuente: desdelinux

Compártelo. ¡Gracias!

 
Grupo Digital de Ayuda! Laboratorio Linux! - Linux para todos.

¿Quién está en línea?

Hay 80 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

8962802
Hoy Hoy 810
Ayer Ayer 1303
Esta semana Esta semana 3313
Este mes Este mes 22668
Total de Visitas Total de Visitas 8962802

Día con más
visitantes

07-19-2017 : 1525

Gracias por su visita