Domingo, Enero 17, 2021

Arreglando problemas inexistentes en la comunidad del Software Libre

Software-Libre

¿Cuantas mega corporaciones se necesitan para arreglar los problemas que existen en la comunidad del software libre? La respuesta parece ser “ninguna”, no solo porque no arreglan nada, de hecho empeoran las cosas, para la mayoría de nosotros al menos, para ellos no. Incluso si las acciones que toman parecen incrementar sus costes de producción, no es menos cierto que esos costes son para estas alimañas ponzoñosas perfectamente asumibles, ¿para nosotros?, para nosotros no tanto.

Bueno, el caso es que mientras consultaba mi RSS (uso Newsticker con Emacs para tal efecto) una de las páginas que sigo Phoronix (una gran página de noticias tecnológicas relacionadas con el software libre) saltó ante mi una noticia muy sorprendente, y aunque sorprendente no lo fue en el buen sentido, por ello no me dieron menos ganas de irme a vivir en un barril, jiñar en público y arrojarme a los placeres onanistas en la plaza del mercado cual Diógenes, ganas con las que cada vez estoy más familiarizado y que me asaltan cada vez que veo las noticias o que llegan a mis oídos una nueva gilipollez de la izquierda mascaboñigas que se ha erigido como centro (y única rama “aceptable”) de las ideas progresistas. La noticia es sencilla, un puñado de grandes corporaciones (IBM y sus minions Red Hat y VMware, junto a The Linux Foundation, Cisco y Cloud Native, sin olvidarno de SDDI o Software Developer Diversity and Inclusion) ha decidido que si no hay mas hindúes, latinos o negros en el mundillo es por culpa de… redoble de tambores… el vocabulario que se usa en informática, a la mierda la pobreza, las bandas organizadas o las familias des estructuradas, la culpa es del vocabulario técnico.

A mi siempre me han sorprendido muchas características de la conducta humana, pero hay una que en especial se me ha incrustado en la cabeza, ¿cual es la razón de que hagan caso a estos cenutrios?, lo digo en serio, la inmensa mayoría de los desarrolladores o consumidores pasan de estas tonterias de “black/white list” o de que se use la terminología “maestro/esclavo”, cada vez los desarrolladores son de procedencias mas diversas, desde la India a la Argentina, de Autralia a Rusia, hay un mundo entero de personas a las que les importa una soberana mierda toda esta guerra cultural entre los lloricones de clase acomodada y espíritus aburridos contra todos los que no quieran bailar al son de sus desafinadas flautas y desquiciantes partituras. Tiene que haber una razón, estas personas no tienen tanto poder de convocatoria, si tal fuese el caso Capitana Marvel sería todo un icono y no la vengadora preferida de nadie, algo falta, algo buscan cediendo a todas estas estupideces… y creo que se lo que es.

La noticia para los que no quieran complicarse con el inglés es la siguiente: Decirte como hacer para que tu programa no sea *fobo o *ista (para los usuarios mas casuales “*” cuando veas este símbolo en un comando significa que ahí puede haber cualquier combinacion de letras en la cantidad que sea, se usa por ejemplo para mover todos los ficheros pdf de una carpeta a otra mv carpeta1/*.pdf carpeta2/), pero también, y esto es lo chungo, para proveer de reconocimiento de la “comunidad”, con su proyecto de certificación y todo.

Os contaré un par de cositas que me han inflamado las pelotas hasta dejármelas del tamaño de dos cacerolas. En Japón una de las religiones mayoritarias es el budismo que ha adquirido una forma de culto sincrética con el sintoismo (religión animista originaria del archipiélago), desde hace siglos uno de los símbolos budistas ha sido una puñetera esvástica, heredada de su origen hindú este símbolo que se orienta de forma diferente a la que usó el morrobrocha y tiene cuatro puntos en el hueco entre sus brazos, estas pistas deberían ser mas que suficiente para que cualquiera que tuviese dos dedos de frente pudiese figurarse que hay una diferencia entre el nazismo y lo que ese símbolo representa, no es tal el caso, las acusaciones han sido tantas que han hecho al gobierno japones plantearse la retirada de dicho símbolo ante las próximas olimpiadas; otro ejemplo similar fue con una de mis bandas de música preferidas “The Hu”, estos señores mezclan la música, historia, instrumentos, lengua y canto mongol en una deliciosa mezcla que a mi gusto es sencillamente intachable; a los que una caterva de retrasados se fijaron en que uno de los instrumentos tenía gravado un símbolo que ya os habréis figurado, por suerte estos mongoles aman su cultura y no se acomplejan de que un puñado de niñatos de papá lloriqueen como bebes con pañales hechos de ortigas. ¿Sabéis lo que veo en estas anécdotas?, veo una cultura tan enamorada de su propio ombligo que es incapaz de entender que no son el centro del universo, que no son la fuente de luz de la estrella Polar, que el resto de mundo no funciona necesariamente como ellos (gracias sean dadas a los dioses por ello), pero sobre todo veo una cultura (no exclusivamente useña pues se extiende como una maldita plaga por el mundo) que es incapaz de entender el contexto, pues eso es lo que les falta a estos masca almorranas, una esvástica solo significa nazismo cuando el contexto de la misma es coherente, como puedan ser ciertos emblemas, ropajes, etc, pero no si se encuentra grabado en un templo budista, tampoco lo es si se encuentra en el arte griego, si se ve representando al sol en el ritual de un kindred o si aparece en un instrumento tradicional mongol, a no ser claro que algo adicional en el contexto incline la balanza en la otra dirección; si esto no es colonialismo no como coño se compila.

Como ya he expuesto solo en un contexto determinado las palabras amo/esclavo o lista negra/blanca pueden llegar a tomar un significado racista, ademas… ¿como cambiamos la terminologia?, porque puestos en este plan puedes sustituir “amo” por “lider”, pero a los alemanes eso les sonaría como a nosotros “generalísimo”, ya te digo que puestos en este plan no se libra ni la palabra “pie”. Ya he dicho que el argumento de “ejque ehpanta a lor contivruidorez de minorreas” no me cuela, es sencillamente ridiculo, si yo veo un programa que me mola y resulta que tiene, por ejemplo, una terminología que referencie de alguna manera al acoso escolar, al abuso de menores o a los padres maltratadores, todos ellos temas que me tocan muy de cerca (y algunos de los cuales han dejado secuelas bastante jodidas que me suponen una molestia a día de hoy), yo no dejaría de contribuir en la medida de mis posibilidades, no veo como una terminología como esa pueda afectar de semejante manera a alguien capaz de entender el contexto y que no tenga un trauma muy muy jodido, por ejemplo alguien que REALMENTE ha escapado de un régimen de esclavitud; pero estos son casos ocasionales y super extremos, y, en todo caso, es imposible evitar todas y cada unas de las palabras que puedan ofender a alguien, ¿quitamos la palabra “aborto?, una señora que hubiese perdido un hijo muy deseado podría haberse quedado muy traumatizada, ¿o esa ya no?

Es curioso pues defensores de esta parida son capaces de aseverar que dichas nomenclaturas no se encontrarían presentes de no haber sido la comunidad que desarrolló las computadoras mayormente blanca, va a ser que por tener poquita pigmentación en nuestra piel tenemos una condición de opresores natos en dicha relación, cosa curiosa si vemos los paises donde a día de hoy se practica la esclavitud de una manera más que anecdótica, o como los esclavistas de estas naciones africanas no son precisamente de piel clarita; mas curioso si cabe en caso de que abramos un libro de historia y veamos como se las gastaban los turcos y berberisco con los europeos presos, o los otomanos con los armenios, o la peculiar simpatía que profesaba un tal Vlad a los turcos fruto de su nada forzosa estancia en la corte del sultán. Siento pincharles su discurso señores y señoras del antirracismo rancio, pero la maldad o cualquiera de sus formas no son patrimonio o estan exentas de raza, pueblo o nación alguna.

Un comentario que he visto de parte de los escasísimos defensores  de esta estupidez es: “pero a ti que te cuesta”, ¿y si a ti se te acerca uno y te dice: “para acabar con el hambre a partir de ahora llevarás los calzoncillos por fuera como Supermán”?, bueno, dejando de lado el hecho de que prescindo de ellos con frecuencia y que de llevarlos usarlos por encima de mi kilt sería un coñazo la respuesta es simple: “porque no ayuda, es ridículo y no me sale de los cojones”; no es una lucha entre los que quieren mejorar el mundo y los que no (como he visto comentar a defensores de esta iniciativa), es un conflicto entre los que proponen algo estúpido y los que no quieren implementar dicha estupidez. Pero es que no solamente no ayudará, resulta que implementarlo a gran escala es un poco mas jodido de lo que pueda parecer, si es cierto, con un comando puedo “arreglar” mi código, esa no es la parte difícil, la parte difícil es hacer que pueda seguir siendo compatible con todos los scripts, servicios automatizados, código poco mantenido, o código que no decida sumarse a esta idiotez; a eso hay que sumarle que de hecho SI estas creando barreras de entrada pues ahora todos los recursos disponibles para principiantes tienen que actualizarse, los estudiantes tienen que aprender la nueva forma de hacerlo, la lista de palabras feas que ofenden a los niñatos useños e imitadores, pues ahora además de aprender de ordenadores tienes que aprender que cosas ofenden a estos llorones, cosa que al igual que las tecnologías es algo en perpetua expansión y cambio, finalmente los programadores y administradores de sistemas experimentados habrán de actualizar sus herramientas (lo que puede ser mas o menos complejo o coñazo dependiendo del caso particular, pero es una perdida de tiempo en cualquier caso) y modificar su flujo de trabajo para hacer felices a los pobrecitos oprimidos universitarios negros de Berkley, MIT, o vete a saber que universidad de esas en las que hacerse una carrera cuesta mas que comprase un puto rancho.

Pero todo esto… ¿a cambio de que?, bueno, creo que se para que. ¿Sabéis como recientemente ha surgido una miríada de masters (pendientes de ver el nombre cambiado a este paso) y cursitos para aprender a saber si la temperatura del aire acondicionado está oprimiendo a alguien, durante cuanto tiempo puedes mirar a una compañera de trabajo o si mandar abrazos virtuales es acoso sexual?, lo cierto es que en mi opinion dentro de la infinidad de problemas que tiene el “libre mercado” el que estos detectores de sandeces no tuviesen peso en el mundillo y usasen ese titulo para envolver el bocata es una de las cosas que si haría bien, pero ahora su presencia se está forzando en todas las organizaciones empresariales o no, y sabemos lo devastador que puede ser para una PYME o autónomo tener que pagar a un peinabombillas que le de el certificado de “NO *ISTA/*FOBO”; y pues tenemos grandes empresas que quieren sacarse de encima a los potenciales competidores que puedan aparecer, y tenemos partidos políticos que comanda a huestes de majaderos y cuyos líderes adolecen de una indigencia ética y mental que da miedo, el resultado es que de facto se puede forzar la presencia de estas sandeces.

No creo que empresas que pueden gastar miles de dolares al mes en uno solo de sus asesores de prensa comentan el error de dar más importancia de la que tienen a estos idiotas, saben perfectamente que no tienen el poder de convocatoria que aparentan, saben perfectamente que no van a hacer de una operación comercial un éxito o un fracaso, pero saben también que hacerles caso es una buena pantalla de humo, saben que amparándose en en estas personas pueden forzar estos estándares desquiciados en la industria; ¿pero, para que?, para joder a la competencia claramente; el gasto que a ellos les supone obtener esta mierda de certificación es perfectamente asumible, para una pequeña iniciativa comunitaria no, súmalo a adquirir el certificado para que pueda funcionar en los sistemas “protegidos” por UEFI (y las restricicones futuras que están por llegar) y tienes un infierno de papeleo costosísimo que puede ahogar fácilmente a un proyecto.

Por ahora es algo opcional, mañana no lo será, mañana abanderarán la revolución del software libre y las leyes que no se cumplen para forzar sus productos, pero también abanderarán a toda la izquierda cabeza hueca para reclamar que todo el software que usen las administraciones o que esté presente en las “tiendas de aplicaciones” tenga la certificación de “Denominación Inclusiva”, y así los sátrapas políticos venderán a su pueblo a los oligarcas una vez mas. Tampoco os esperéis que sea un bombazo para los derechos de los ciudadanos, probablemente el software que venderán sera libre probablemente, pero entregado como un servicio, sinceramente esto me da incluso mas miedo que el software privativo a la antigua.

Lo triste es que esta operación no ha venido sin precedentes, en el principio fueron los hackers primigenios, esa cultura hacker que conoció R.M. Stallman y le hizo luchar por que el espíritu de esa cultura que era su hogar no muriese; las empresas mataron aquella hermosa cultura, pero esta renació y tras un tiempo había empezado a florecer otra vez, y de nuevo el hedor de la oligarquía empresarial impregna con su miasma nuestra comunidad, apretando sus tentáculos alrededor de su garganta, primero los mueve poco a poco, aún podemos escapar, ¿podremos mañana?

 

Fuente: maslinux

¿Quién está en línea?

Hay 316 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11285717
Hoy Hoy 1051
Ayer Ayer 3184
Esta semana Esta semana 22213
Este mes Este mes 53334
Total de Visitas Total de Visitas 11285717

Día con más
visitantes

01-14-2021 : 3727

Gracias por su visita