GNU-Linux-2020

Un año más, GNU/Linux no ha sido la estrella en los escritorios dentro de las tecnologías de la información, pero sí en todo lo demás, como es habitual y lo será también en este 2020.

Atrás hemos dejado un año de luces y sombras. Por citar, una de las grandes distribuciones, nos dejó, hablo de AntergOS y se promocionó y nació Endeavour como la distro para recoger el testigo, pero al final lo recogería pero se disolvió en la distancia porque apenas tienen en común la base. Quizás tampoco fuese necesario revivir a AntergOS. Tenemos que asumir que al igual que los seres humanos, un día estamos aquí y al siguiente desapareces. El mundo cambia, la vida cambia.

2019 también nos trajo el hundimiento de la persona más importante del software libre, a su fundador y quien más ha luchado por las licencias libres y abiertas: Sir Richard Stallman, a quien se le dio una encerrona y tuvo que dimitir a instancias de un grupo de imbéciles descerebrad@s con el apoyo de Red Hat y algunos traidores del equipo de GNU. El año en que la Free Software Foundation abrió paso a los reaccionarios y que al igual que la Fundación Linux, ha quedado para recoger las aportaciones económicas de las grandes empresas quizás para el día de mañana devolver los favores a cambio a las pretensiones para acercar la GNU GPL a la BSD. Pero que nadie se asuste porque hay muchas personas que no lo permitirá. Y se darán nombres de aquellos que se atrevan a cambiarnos las cuatro libertades para que recojan lo que quieren sembrar.

Este año 2019 quizás también sea el último que systemd deje de dominar el panorama de las principales distribuciones. En el momento en el que Debian de el visto bueno en la práctica a otros inits, todas las que se basan en ella, como Ubuntu y su descendencia podrán hacerlo igualmente con más facilidad. Yo, como sabéis, no entro ni salgo con los inits. No tengo quejas de systemd así como respeto los demás, e incluso veo muy positivas las alternativas. Porque el software libre, su espíritu principal son las alternativas y es en eso principalmente que nos diferenciamos de los sistemas privativos. Tenemos mucho por donde elegir, y es mejor que sea en exceso que en defecto.

En el 2020 GNOME seguirá su lucha por la innovación, con un escritorio cada vez más ingenioso. KDE Plasma continuará revolucionando el concepto de escritorio, haciendo de él algo liviano a la vez que lustroso. MATE seguirá apostando por lo conservador porque ella es su meta y XFCE teniendo que cuenta que se actualizó en este pasado 2019, tocará hibernar de nuevo por tantos años más.

Por supuesto, en el 2019 GNU/Linux ha reinado en el 100% de las supercomputadoras de todo el mundo y lo más probable es que lo repita en 2020.

Desgraciadamente en este recién comenzado 2020, Microsoft seguirá humillando la filosofía de GNU/Linux con su subsistema WSL, que es como tener a una golondrina enjaulada bajo un montón de basura. Y lamentablemente algunas distribuciones apoyarán ser sometidas a humillación tan grande. Porque mucha gente cree que el lobo ya no es lobo sino oveja y eso es porque no conocen lo suficiente a Microsoft. Microsoft es Microsoft y seguirá siéndolo aunque la mona se vista de seda, Microsoft queda. Mucha gente entenderá que cambian las tácticas pero no el fin.

Como corazonada, creo que en este año 2020 brillarán deepin y Void. Pero lo será si Void incluye un instalador gráfico amigable, uno que puedan usar las masas. deepin seguirá revolucionando el escritorio, pero lamentablemente seguirá llevando malware en forma de programas privativos.

En fin, unas distros dirán adiós y otras nacerán. Pero ajeno a la misma naturaleza de la vida, Arne Exton seguirá sacado distros como churros. Que nadie tenga la menor duda.

 

Fuente: maslinux

¿Quién está en línea?

Hay 35183 invitados y ningún miembro en línea