Viernes, Octubre 18, 2019

La confusión con el software libre (Editorial)

software-libre

La gente tiende a creerse lo que los medios cacarean sin molestarse a averiguar por otras fuentes si lo aseverado es tal como dicen o no. Generalmente eso ocurre porque una mayoría de la población es bastante crédula y por tanto, manipulable. Así, por ejemplo, nos dicen que comer huevos es malo malísimo pero en realidad, no es tan malo e incluso puede ser beneficioso (sin abusar).

Gracias a muchos blogs que tratan sobre GNU/Linux, al no especificar bien lo que significa cada término en la jerga relacionada con nuestro sistema operativo, se ha asumido que la palabra “open source” o “código abierto” como corresponde a la traducción en español, es lo mismo que software libre. Pero no es lo mismo en absoluto. Y es que mucha gente cae en este error: El software libre es open source siempre.. es decir, el código es accesible y visible, pero el open source no tiene por qué ser software libre. Aclaremos con un ejemplo. Yo creo una aplicación que la libero como software libre, es decir, una licencia GPL en cualquiera de sus variantes. Esa aplicación es también open source porque su código es visible, lógicamente porque es libre. Sin embargo creo una aplicación FOSS, de código abierto pero con una licencia que no es libre. Esto quiere decir que el código puede ser visible pero no tienes derecho a modificarlo sin permiso del creador, porque al igual que un programa privativo, no es software libre. De la Wikipedia:

“..Sin embargo, ciertas licencias de código abierto pueden incorporar algunas restricciones, como el requisito de mantener el nombre de los autores y la declaración de derechos de autor en el código, o permitir la modificación del código sólo para usos personales o la redistribución del software para usos no comerciales“.

Así que cuando veas que un programa es open source, hay que mirar bien los detalles porque puede no ser software libre. Unos ejemplos de open source son el navegador Chromium y Chrome OS y no se considera software libre porque no se ajusta a los puntos fundamentales:

  • La libertad de ejecutar el programa como se desee, con cualquier propósito (libertad 0).
  • La libertad de estudiar cómo funciona el programa, y cambiarlo para que haga lo que usted quiera (libertad 1). El acceso al código fuente es una condición necesaria para ello.
  • La libertad de redistribuir copias para ayudar a otros (libertad 2).
  • La libertad de distribuir copias de sus versiones modificadas a terceros (libertad 3). Esto le permite ofrecer a toda la comunidad la oportunidad de beneficiarse de las modificaciones. El acceso al código fuente es una condición necesaria para ello.

También hay un problema con la palabra anglosajona free que como todos saben, puede significar libre y gratis. El software libre en inglés, llamado free software puede ser confuso. Y es que un portal de internet puede anunciar programas privativos free software como gratis, osea, son privativos, no libres. Por ese motivo existe un movimiento por cambiar free por el término latino libre para evitar confusiones. De hecho existe el kernel arropado por la FSF que no se llama free, sino libre.

Finalizando y para abreviar todo este texto, una aplicación open source puede ser software libre o bien puede ser restrictiva como el software privativo.

 

Fuente: maslinux

Compártelo. ¡Gracias!

 
Grupo Digital de Ayuda! Laboratorio Linux! - Linux para todos.

¿Quién está en línea?

Hay 115 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

10096150
Hoy Hoy 625
Ayer Ayer 2505
Esta semana Esta semana 12661
Este mes Este mes 47408
Total de Visitas Total de Visitas 10096150

Día con más
visitantes

10-14-2019 : 3425

Gracias por su visita