Domingo, Septiembre 15, 2019

Xenofobia (Editorial)

Xenofobia

Quisiera empezar advirtiendo que este blog es personal y aunque en el 99% de los casos se habla del software libre, se tocan otros temas, especialmente de temática social.

Ayer estuve leyendo algunos comentarios en un vídeo de Youtube de un usuario de GNU/Linux hispanoamericano al cual le decían que primero aprendiera a hablar el castellano.

Sentí una mezcla de vergüenza y estupor que no puedo describir fácilmente. Eran, por supuesto, españolitos. Supongo que españolitos “de bien”, de esos que llevan una banderita de España en el reloj.

No hay que irse a América latina para que muchos españoles arrogantes la tomen con las hablas que no son la suya. Esos arrogantes intentan humillar a los andaluces porque piensan que hablan mal el español cuando la verdad absoluta es que se habla un español distinto con muchos matices históricos. Pues lo mismo ocurre con los hispanoamericanos. Se ríen de “lo mal que hablan el español” cuando en realidad hablan SU español. Tengo que recordar que el idioma español llevado a América no era precisamente de castellanos, sino masivamente de extremeños y andaluces, los colonizadores. Así que no hablan ni el castellano de Castilla, ni el gallego, ni el catalán ni el euskera, sino hablas que salieron del extremeño y del andaluz.

En Europa hay un rebrote del fascismo. Especialmente en Italia, donde uno de los partidos de la coalición gobernante -que ahora se ha roto- pone especial énfasis en el ultra-nacionalismo.

La bestia llamada Salvini es un líder que pocas cosas tiene que envidiar del mismísimo Mussolini. Y si Salvini está ahí es porque una buena parte del popolo lo ha elegido para estar ahí. Es una sociedad enferma, donde el  mensaje xenófobo cala en gente tanto burguesa como poco intelectual y escasos recursos.

Cuando escuchas mensajes con los siguientes puntos que resumo abajo, puedes decir sin lugar a dudas que estamos ante el fascismo:

  • Énfasis en la importancia de la tradición y la identidad nacional.
  • Llamamiento constante a una clase social descontenta.
  • Utilización de un líder carismático que representa al pueblo.
  • Ridiculización de lo innovador o novedoso.
  • Oposición sistemática a la más mínima crítica.
  • Control y represión de la sexualidad.
  • Utilización del miedo a lo diferente.
  • Dota al hombre una superioridad física y moral sobre la mujer.
  • Búsqueda constante de culpables externos.
  • Culpa a los inmigrantes y razas no endémicas de todos los males.
  • Apela a la religión católica como garante de una sociedad “decente”.
  • Si hablas de racismo te dicen que metas en tu casa a los inmigrantes.

Todos esos puntos los recoge un nuevo partido en España que da mucho que hablar. Y de ese partido han salido frases que podrían haber salido de los mismísimos labios de Adolf Hitler: La culpa de los males de España es de la inmigración africana y de los progres, de rojos y trans.

Un xenófobo no criticará jamás que un emir de Arabia Saudí se traslade a España, tenga o no tenga papeles. Ni criticará a una empresa extranjera que venga con intenciones de explotar a los trabajadores. Ni criticarán que multimillonarios españoles no tributen o tengan paraísos fiscales fuera. Criticarán si un violador es magrebí pero si son manadas de españoles callarán como zorros. Alertarán a la sociedad de que un inmigrante haya intentado herir a alguien con un arma blanca pero guardan silencio cuando los españoles matan a las españolas con la violencia de género y se apartan para no guardar un minuto de silencio por el asesinato. Y por cierto, si los inmigrantes tienen la piel oscura, no tienen dinero o creen en un libro llamado Corán, que se queden en sus países porque nadie los ha llamado.

El caso del barco Open Arms es un ejemplo sangrante. Gente que huye despavorida de la esclavitud en Libia donde muchos políticos preferían antes verlos ahogados que desembarcaran en tierra. Haceros una pregunta, ¿si en lugar de ser africanos hubiesen sido británicos o norteamericanos les hubieran dado puerto? La respuesta es escalofriante, da miedo.

Hay un peligro enorme en España, y no son los atentados islamistas. Es la xenofobia. Lo es porque es un paso más para volver a una España franquista, de horror y represión. Estas mentes crueles y retorcidas no entienden que la tierra que pisan no es de ellos. No es de nadie y es de todos. Pagamos impuestos para tener unos servicios, no porque seamos patriotas.

Las fronteras las ponen los seres humanos, la naturaleza no tiene fronteras. Y los seres humanos no son ángeles de luz.

 

Fuente: maslinux

Compártelo. ¡Gracias!

 
Grupo Digital de Ayuda! Laboratorio Linux! - Linux para todos.

¿Quién está en línea?

Hay 135 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

10008301
Hoy Hoy 756
Ayer Ayer 2431
Esta semana Esta semana 16850
Este mes Este mes 39934
Total de Visitas Total de Visitas 10008301

Día con más
visitantes

08-21-2019 : 3737

Gracias por su visita