Jueves, Septiembre 19, 2019

De tuxlibán a tuxlibán (Editorial)

tux

Antes de nada, esta parrafada no va dirigida a ninguna persona en particular. Las únicas personas que se puedan dar por aludidas son aquellas que crean distros e introducen por defecto software cerrado.

A menudo oirás que te llaman talibán, tuxlibán, extremista por querer que la filosofía (jamás confundir con religión) siga siendo la que es. Te llamarán tuxlibán por ser consecuente con la idea del software libre y porque a veces tengamos que recriminar cuando se intenta violar la filosofía de ese software libre.

Así que si te dicen tuxlibán, lee todo este contenido porque te sentirás como me siento yo, un simple defensor del software libre y de que siga siendo libre. Nosotros no profesamos una religión, porque una religión se conduce por acto de fe y no nos guiamos por actos de fe sino por una filosofía, que es ciencia con buenas dosis de valor.

Hay gente que no tiene estómago y piensa que con una distro GNU puede hacer lo que le da la gana con ella. No se ciñe por qué ese software se licenció bajo la GPL, sino que decide tomar software que no es libre y por ello le pagan cierta cantidad de dinero, lo empaqueta y te lo ofrece sin advertir que contiene un tipo de programa que no se puede ver, no se puede leer, que te puede espiar, que puede recopilar información y enviarla a la persona/empresa que creó ese software. Skype es un botón de muestra, pero son muchos más.

Un tuxlibán parece ser para algunos, un tipo cruel, totalitario, malvado, un islamista fundamentalista que en realidad es alguien que avisa que no se deben de meter ese tipo de programas en las distros que crea un desarrollador. Primero porque tenemos una cosa que se llama ética y segundo porque somos consecuentes con la filosofía del software libre. Y somos tuxlibanes porque vamos por ahí decapitando cabezas, ahorcando en grúas y fusilando a los que usan software privativo. No, no echaros las manos a la cabeza, muchos casi nos equiparan a eso.

Y yo me pregunto, si nos llaman tuxlibanes por criticar una distro que venga por defecto con programas como Skype, Vivaldi, Opera, MS Officce, FreeOffice, WPS, ¿que diremos de aquellos que aceptan ser espiados cuando instalan una distro de este tipo? ¿Les insultamos igualmente? Pues son libres si quieren ser espiados o no. Y nosotros libres de criticar a los desarrolladores que meten software que puede vigilar a la gente.

Lamento decirles a esas lenguas viperinas, que los tuxlibanes no estamos contra el uso del software privativo. No estamos contra la libertad de la gente, defendemos que la gente use lo que le de la gana, son libres. Sí, ya, lo entendemos, habéis hablado más de la cuenta y sin saber y no sabéis donde esconderse. Los tuxlibanes sólo decimos que hay algunas cosas que hay que respetar, por aquello de la ética y el civismo en el software libre, porque no hay un libro que nos diga las cosas que tenemos que hacer o no, pero hay algo llamado raciocinio y sentido común. Resumidamente, una distro GNU/Linux se llama así porque GNU, aparte de sistema operativo, es nombre de una licencia que se llama GNU GPL. Es decir, una licencia de software libre. Si empiezas a crear distribuciones con cada vez más software privativo, estamos violando el concepto GPL. No, no estamos diciendo que sea ilegal. Decimos que no es correcto, ni ético, ni digno. Vamos a reconocer que una distro sin un determinado firmware privativo no funcionará un hardware tan importante como la tarjeta de red. Eso lo sabemos, y unos tuxlibanes aceptan esto como una excepción absolutamente necesaria y otros tuxlibanes prefieren usar una distro que venga sin ese firmware. Son libres de hacerlo al igual que los demás son libres de usar el software privativo. Fijaros que hay dos tendencias: Unos consideran que ese firmware es absolutamente necesario para que tu PC tenga internet o bluetooth, por ejemplo, aún a sabiendas que es de código cerrado y otros prefieren que su PC no lleve ese firmware y se queden sin conexión bluetooth.

Esto es un punto de inflexión porque lo justo es que al instalar una distro GNU/Linux te pregunte si deseas usar un firmware privativo. No que te lo de guisado y comido. Hay distribuciones que usan el instalador Ubiquity, generalmente de la familia Ubuntu, que antes de instalar te pregunta si deseas instalar firmware, códecs privativos para tener compatibilidad con tarjetas de red, así como códecs con licencias no libres, como el formato mp3. Eso es lo suyo, el camino correcto en mi opinión, porque personalmente no me opongo -faltaría más- a que la gente lo use. Y personalmente nunca marco esa casilla porque ni necesito códecs ni controladores privativos de tarjetas inalámbricas.

El caso es que en su día Ubuntu la armó con Amazon con un supuesto código espía. En verdad no se si realmente era un código que espiara o no, pero sabemos que era código cerrado y siempre existirá la duda porque es muy probable en este tipo de software. Pero Canonical reculó y lo retiró. Nunca es tarde si la dicha es buena.

Es una idiotez que nos llamen cínicos porque hablamos de GPL y en casa usemos programas privativos o vemos y escuchamos vídeo y música con formatos privativos. Y extrema idiotez decir eso sin tener pruebas que lo avalen. Hay gente que se toma esto muy en serio y busca por ejemplo el formato OGG. ¿Extremista? No, consecuente. Extremista sería yo si obligara a la gente a hacer lo mismo, pero de nuevo, tengo que decir que no tengo ningún interés en imponer nada a nadie. Cada uno es libre de instalar lo que quiera.

Volvemos al inicio. El tema del firmware privativo absolutamente necesario para el internet o el bluetooth ha sido la excusa para abrir la veda de meter lo que a los desarrolladores de distros les de la gana. Y no, no hay ley para evitar eso pero NO ES MORAL NI ÉTICO. ¿Por qué? Volvemos a lo mismo. El software libre es la alternativa al software cerrado. “Si vale todo”, los desarrolladores, por pillar pellizco irán introduciendo más y más software privativo por defecto, POR DEFECTO. Sus intenciones son desplazar/reemplazar el software libre por el que no lo es. Esto es un insulto y una patada al software libre. Prácticamente el desarrollador que hace eso está diciendo: el privativo es mejor que la plataforma donde lo he introducido, tiene más opciones, gano dinero.. y si los espian, me importa una mierda. Pájaro en mano mejor que cientos volando. Por cierto, cuando se implementa un software privativo como Skype o demás por defecto con la excusa de “lo estamos pasando mal, tenemos que pillar dinero”, que piensen más en toda la comunidad que en los intereses propios. Que pongan un sistema como Elementary OS o Nitrux, o incluir una tienda. Alternativas no faltan.

El software privativo se puede instalar en una distro GNU, claro. Numerosas distribuciones tienen repositorios no-libres disponibles. El software privativo se puede instalar preguntando si lo quieres, dado que es código cerrado y es posible que espíen tus pasos. Lo que no se puede hacer es dártelo masticado en bandeja, sin preguntarme y advertirme que ese tipo de software puede espiarte y enviar tus datos a empresas y/o particulares.

Después están los pasotas. Sí, esos que dicen: “si te descargas una distro y viene con Skype, lo borras y ya está”. Claro. Bendita solución. ¿Por qué no se le ocurrió al desarrollador preguntar si se quiere un tipo de programa que es más peligroso que un gato panza arriba? Las cosas no son así. Las cosas que no son libres hay que advertir que no lo son y si las quieres o no. A ver si por contentar al 5% vas a descontentar al 95 %. También te aconsejarán: “Pues instala una aprobada por la FSF y deja que los desarrolladores hagan lo que quieran“. Quien te dice eso no es gnulinuxero. Es un vivalavida que le importa un pimiento verde si una distro viene hasta el culo de software privativo por defecto. Solidaridad entre desarolladores le llaman.

No es que seamos tuxlibanes, es que tenemos conciencia de lo que es el software libre y las cosas éticas que hay que respetar. En el momento que no se respeta, en el momento que algunos desarrolladores abren la veda para meter lo que quieran, se abre la veda para opinar de ellos y usar los medios como este para decirle al mundo las causas verdaderas del por qué están haciendo eso. Y todos los caminos no conducen a Roma, sino al dinero.

Voy a seguir denunciando estas malas prácticas desde aquí. Y visto que esa mala praxis la siguen haciendo, tengo planes para hacer otras cosas para llamar la atención sobre este tema. En verdad no me importa que me llamen tuxlibán y que en las redes me pongan a parir. En cierta forma eso es como llamar “garante del software libre” y eso está muy lejos de ofenderme porque no soy ningún talibán. Sólo defiendo que una distro siga siendo GNU/Linux cuando te la descargas. Después, lo que hagas con ella es tu problema.

Bien, no he insultado a nadie. Pero me temo que sí seguiré recibiendo insultos por esa gente que dice amar tanto la libertad precisamente. Y como dato curioso y contradictorio, cuando canto las cuarenta como ahora, tengo que moderar los comentarios por insultos y amenazas de ¿los tuxlibanes? No, de los que nos llaman “tóxicos”.

 

Fuente: maslinux

Compártelo. ¡Gracias!

 
Grupo Digital de Ayuda! Laboratorio Linux! - Linux para todos.

¿Quién está en línea?

Hay 106 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

10019344
Hoy Hoy 622
Ayer Ayer 2731
Esta semana Esta semana 9315
Este mes Este mes 50977
Total de Visitas Total de Visitas 10019344

Día con más
visitantes

08-21-2019 : 3737

Gracias por su visita