huawei

No ha sido fácil, pero finalmente lo han conseguido. En un contexto de tensiones comerciales, económicas y geopolíticas entre Estados Unidos y China, Huawei ha logrado revivir de sus cenizas desde aquella restricción impuesta por Estados Unidos hace años. Harmony OS va viento en popa en China, pero su próxima versión pretende cambiar todo el panorama, ya que será la primera que no dependa de Android.

Harmony OS nació como otra capa más del sistema operativo de Google. Sin embargo, poco a poco se ha ido independizando de Android en una estrategia impulsada por ambos países. China lleva un buen tiempo confiando en sus tecnologías locales, buscando cada vez más la independencia. No solo en este mercado, sino también en inteligencia artificial y en otros segmentos donde Estados Unidos lidera. Por ello mismo, Harmony OS Next se ha convertido en otro pequeño logro para el país, ya que se despoja completamente de Android.

Un sistema operativo que se despoja completamente de Android

Las pruebas han sido llevadas a cabo por un organismo gubernamental que ha certificado a Harmony OS Next como una plataforma de desarrollo propio al 100%. Si bien este sistema operativo ya se encuentra en móviles, tablets, relojes inteligentes, televisores y, en un futuro, en los equipos portátiles de la firma, ahora Harmony OS Next avanza hacia un futuro de total independencia.

huawei 2Imagen: Huawei

Tras años de trabajo, Huawei ha conseguido deshacerse de todo resquicio de Android en su sistema operativo. Han sido años duros para la firma, pues desde el momento en el que los servicios de Google dejaron de estar disponibles de manera oficial en sus terminales, su dominio global en este mercado se iba mermando hasta quedar (casi) atrincherada en China. No obstante, ahora el gigante quiere volver al terreno de juego con un sistema operativo 100% propio y sin depender de componentes de terceros.

La Academia China de Tecnologías de la Información y la Comunicación certificó recientemente el sistema operativo de Huawei, Harmony OS Next, como un sistema con un nivel de autonomía de grado A. En su kernel no hay rastro de Android ni de ningún otro componente de terceros, por lo que la compañía ha logrado desarrollar un sistema 100% propio.

Este logro no solo es importante para Huawei, sino también para China, pues el desarrollo de sistemas operativos propios en dispositivos móviles o equipos informáticos nunca ha sido su fuerte. Tanto es así que, sorprendentemente, la gran mayoría de equipos del país dependen de Windows. Por ello mismo, este nuevo paso en la madurez de la autonomía de los kernels chinos abre un nuevo mundo de posibilidades.

Según la entidad gubernamental, de los 38 indicadores utilizados para la evaluación, el sistema operativo de Huawei cumplió con todos ellos para ser considerado una plataforma de desarrollo propio. El presidente de software de la compañía presumió de haber logrado en 10 años lo que otras tardaron 30. Además, insistió en que el kernel de Harmony OS ha conseguido ser un 10,7% mejor en rendimiento respecto al de Linux, que es el que usa Android.

Harmony OS Next se ha ofrecido en una primera versión beta, aunque la versión final no se espera hasta el cuarto trimestre de año. Huawei ha confirmado que su sistema operativo volverá a tierras internacionales, aunque de momento lo hará primero en China. Muchos han intentado entrar en el duopolio de Android-iOS y todos han salido damnificados. Ahora le toca el turno a Huawei, quienes ya han recibido el apoyo de muchos desarrolladores y ya hay más de 5.000 aplicaciones disponibles.

 

Fuente: genbeta

 

¿Quién está en línea?

Hay 22477 invitados y ningún miembro en línea