Martes, Abril 20, 2021

Cómo configurar una impresora en GNU/Linux

impresora-plasma2

La impresión es algo que la mayoría de la gente da por sentado. Es una función básica de los ordenadores, pero cuando se cambia a una plataforma diferente, como la de GNU/Linux, las cosas pueden ponerse difíciles.

Nuestro sistema operativo GNU/Linux no maneja las cosas como lo hacen con otros sistemas operativos como Windows o macOS. No esperes ejecutar un asistente de instalación de controladores desde una descarga. En cambio, en la mayoría de las distribuciones, es probable que los controladores ya estén instalados o se gestionen automáticamente. Eso es magnífico, ¿no?

Dicho esto, algunos fabricantes de impresoras proporcionan controladores oficiales para GNU/Linux. Tanto HP como Brother son conocidos por su compatibilidad con GNU/Linux y lanzan sus propios controladores de impresora. Antes de iniciar este proceso, visita el sitio web del fabricante de la impresora para ver si es compatible con este sistema operativo.

Esta es una buena idea si tu impresora es un modelo más nuevo. Mientras que la comunidad suele ser excelente en el soporte de dispositivos, también están haciendo este trabajo en su mayoría de forma voluntaria. Esto significa que los controladores para los dispositivos más nuevos pueden tardar algún tiempo en llegar. Los fabricantes de impresoras también pueden tener su propio proceso de instalación, un paquete .deb o.rpm, o simplemente proporcionar un archivo PPD que puedes cargar durante este proceso para proporcionar manualmente los controladores óptimos para tu impresora.

Generalmente, la impresión en GNU/Linux no es específica de una distribución. En cambio, es el entorno de escritorio el que dicta la herramienta de configuración que se utilizará para configurar la impresora. Vamos a ver en este artículo cómo configurar la impresora en los principales entornos de escritorio.

Abre la Configuración de GNOME. Esto, como muchas otras cosas, se ha integrado en la funcionalidad básica de GNOME. Una vez allí, busca “Dispositivos” en el menú de la izquierda y, a continuación, haz clic en la pestaña “Impresoras” del menú siguiente.

impresora-gnome

En el centro de la ventana haz clic en el botón para añadir una impresora.
GNOME intentará detectar inmediatamente tu impresora. Enumerará las impresoras disponibles. Selecciona la que desees añadir.

impresora-gnome2

Comenzará a buscar los controladores disponibles. Cuando esté hecho, GNOME añadirá automáticamente tu impresora. Volverás al menú Configuración donde comenzaste y tu impresora aparecerá en la lista.

Abre tu configuración de impresión en la pestaña “Sistema” de tu lanzador de aplicaciones. Como la mayoría de los componentes XFCE nativos, notarás que la ventana es relativamente simple y directa. Haz clic en el botón grande de la parte superior derecha para desbloquear la ventana y realizar cambios. Necesitarás introducir tu contraseña sudo o root.

impresora-xfce

Haz clic en el botón “Agregar”. Tiene un icono de signo + por defecto. Se abrirá una nueva ventana más grande, que mostrará una lista de impresoras disponibles a la izquierda e información más detallada sobre la impresora seleccionada a la derecha. Busca tu impresora y pulsa “Adelante” en la parte inferior derecha.

impresora-xfce2

La aplicación de administración de impresoras comenzará a buscar los controladores adecuados para tu impresora. Llevará un poco de tiempo, así que ten paciencia.

Cuando haya terminado la búsqueda, verás una nueva ventana con una lista enorme de fabricantes de impresoras con una lista como “Recomendada”. Vuelve a pulsar “Adelante” y verás el modelo de la impresora a la izquierda y los controladores recomendados a la derecha. Si el modelo que aparece en la lista es similar a tu impresora, probablemente sea el correcto. Si no, siempre puedes probar los controladores genéricos. Vuelve a pulsar “Adelante” cuando todo parezca correcto.

En la siguiente pantalla se te pedirá que des un nombre a la impresora y una breve descripción. Una vez hecho esto, pulsa el botón “Aplicar” para finalizar la impresión. El sistema lo configurará todo y te preguntará si deseas imprimir una página de prueba. Esa es tu elección. Tu impresora está lista para usar.

Abre el menú Kickoff y dirígete a  “Preferencias del sistema”. Desplázate hacia abajo para encontrar la pestaña “Impresoras”. Cuando llegues por primera vez, se te pedirá que inicies sesión con una cuenta administrativa.

Una vez que hayas iniciado sesión, haz clic en el botón situado en el centro de la ventana para iniciar el proceso de agregar una impresora. Se abrirá una nueva ventana con una lista de las impresoras disponibles. Selecciona la que quieres configurar.

impresora-plasma

Plasma tratará de encontrar tus controladores. Cuando termine la búsqueda, te mostrará una lista de fabricantes de impresoras con los controladores recomendados en la parte superior. Si no encuentra nada, recomendará controladores genéricos. Sin embargo, siempre puedes revisar la lista y seleccionar manualmente los controladores.

A continuación, puedes configurar una descripción para tu impresora. Cuando hayas terminado, haz clic en el botón “Finalizar”. Tu impresora volverá a aparecer en la pantalla de configuración en la que comenzaste.

El método manual con CUPS

Si después de probar el método anterior, el sistema sigue sin poder detectar la impresora, el último recurso es configurarla manualmente mediante CUPS. Es una manera alternativa y yo diría que la mejor.

CUPS, que de hecho fue desarrollado por Apple, es el servidor de impresoras que permite imprimir en GNU/Linux. Se puede utilizar con un solo ordenador local o con un grupo de ordenadores en red. CUPS ofrece una herramienta de gestión de configuración basada en web para impresoras.

Si tu distribución no tiene CUPS instalado, usa la orden apropiada para que tu gestor de paquetes lo instale. Por ejemplo, si estás ejecutando Debian y subsistemas Debian, la orden sería:

sudo apt install cups

Comienza el servicio con:

sudo systemctl start cups

o bien:

sudo /etc/init.d/cupsd start

Nota: si no deseas dejar CUPS funcionando todo el tiempo, puedes detener el servicio con:

sudo systemctl stop cups

o bien:

sudo /etc/init.d/cupsd stop

Si eres un usuario avanzado, puede que desees modificar el archivo de configuración “/etc/cups/cupsd.conf”. Este
archivo te permitirá cambiar ciertas configuraciones de la impresora, como por ejemplo si deseas habilitar las impresoras compartidas y qué tipo de autenticación utilizar. Si realizas cambios en este archivo mientras CUPS ya se está ejecutando, no olvides reiniciar el servidor:

sudo /etc/init.d/cupsd restart

Para obtener más información sobre lo que puedes hacer con el archivo de configuración CUPS, visita la página man:

man cupsd.conf

La interfaz CUPS basada en la Web.

Una vez que hayas ejecutado CUPS, puedes visitar la interfaz basada en web abriendo un navegador y navegando hasta localhost:631. Esta dirección indica que el servidor se está ejecutando localmente en el puerto 631.

Para empezar, conecta tu impresora y ve a la pestaña “Administración”. En la sección “Impresoras” en la parte superior izquierda de la página, haz clic en “Añadir impresora”.

El servidor te pedirá un nombre de usuario y una contraseña. Puedes iniciar sesión como root, pero si quieres que los usuarios regulares también puedan usar la impresora, debes añadirlos al grupo lpadmin. La orden para agregar un usuario a un grupo varía según la distribución. En Debian:

sudo usermod -aG lpadmin [usuario]

Selecciona la impresora y “Continuar”. Para este ejemplo, estamos usando una impresora USB, pero también puede funcionar para una impresora inalámbrica y de red local. La interfaz CUPS te dará algunas opciones para configurar la impresora. Marca la casilla “Compartir esta impresora” si deseas que otros usuarios de tu red puedan acceder a ella.

impresora-admin

A continuación, CUPS intentará detectar automáticamente el modelo de la impresora. Si se equivoca, puedes seleccionar el modelo correcto de la lista de modelos que aparece. Si tu modelo en particular no está en la lista, puedes proporcionar un archivo PostScript Printer Definition (PPD). Algunos fabricantes pueden hacer que el PPD esté disponible en línea para su descarga.

Si estás utilizando una impresora Hewlett-Packard (HP), la forma más fácil de conseguir que CUPS la reconozca es instalar el software Linux Imaging and Printing Software (HPLIP) de Hewlett-Packard. Esta colección de controladores puede incluirse en uno de sus repositorios de paquetes como “hplip”. Una vez instalado, actualiza la página “Añadir impresora” de tu navegador. Si todo ha ido según lo previsto, tu impresora HP debería aparecer en la lista de modelos compatibles.

Una vez que hayas agregado correctamente la impresora, CUPS te presentará más opciones de configuración. Si tienes una impresora doméstica estándar, probablemente desees cambiar el tamaño de los medios predeterminado a “Letter”.

Ahora puedes utilizar el diálogo de impresión en cualquier aplicación para utilizar la impresora que has configurado.

Cuando estés imprimiendo, puedes volver a la página de administración de CUPS y hacer clic en la pestaña “Trabajos” para ver una lista de los trabajos de impresión en ejecución y en cola.

 

Fuente: maslinux

¿Quién está en línea?

Hay 110 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11616466
Hoy Hoy 3204
Ayer Ayer 3976
Esta semana Esta semana 7180
Este mes Este mes 71265
Total de Visitas Total de Visitas 11616466

Día con más
visitantes

04-19-2021 : 3976

Gracias por su visita