Domingo, Marzo 07, 2021

3 métodos para probar la velocidad de tu conexión a Internet

Test-Velocidad

Monitorizar lo que ocurre en nuestra red puede ser crucial para detectar problemas como cuellos de botella en nuestra conexión a Internet. Existen varias formas de revisar por nuestros propios medios el estado de nuestra conexión sin recurrir a herramientas profesionales o acudir al servicio técnico de nuestro proveedor ISP. 

En este artículo nos centraremos en herramientas disponibles para ser usadas en distribuciones basadas en Ubuntu o Debian pero también se pueden instalar fácilmente en otras distribuciones. 

Antes de continuar debemos hacer un pequeño inciso. Si no eres un experto y no quieres complicarte quizá la mejor opción es recurrir a un test de velocidad online como el que ofrece Speedcheck. Este tipo de herramientas online simplifican el proceso además de mostrar información de una forma clara y detallada. 

speedcheck

1. NetSpeed: extensión de shell de GNOME para usuarios de escritorio

NetSpeed es una extensión de shell de GNOME que muestra la suma de su velocidad de carga y descarga en su panel de gnome. Al hacer clic en él, se muestran los valores separados en un menú desplegable.

screenshot_104_1

Nota: Solo es aplicable si utiliza el entorno de escritorio GNOME.

2. NetHogs: verifica la utilización del ancho de banda por programa

Quizá quieras saber qué utilización hacen los programas instalados en tu sistema de la conexión a internet disponible. Para eso puedes servirte de NetHogs, una sencilla utilidad de código abierto que se ejecuta en la terminal. En lugar de dividir el tráfico por protocolo o por subred, agrupa el ancho de banda por proceso. Es muy útil para encontrar el PID de un programa suspendido o simplemente para ver qué está consumiendo su ancho de banda. 

NetHogs está incluido en la mayoría de distribuciones. En Debian o distribuciones basadas en Ubuntu, deberemos instalarlo desde el terminal: 

sudo apt install nethogs

Para ejecutarlo, simplemente usaremos:

sudo nethogs

Podemos afinar el resultado un poco más indicando la tarjeta NIC a monitorizar (sudo nethogs eth0) pero también disponemos de parámetros adicionales, como elegir el retardo para la frecuencia de actualización (-d), información de la versión (-V), tracemode (-t), etc.

3. Hazlo tu mismo

Pero si todavía no te fías y buscas algún otro método tienes una alternativa. La idea es simple. Si lo piensas un test de velocidad no es más, a grandes rasgos, que una aplicación que descarga en tu PC un pequeño fichero y mide el tiempo que tarda en completar la tarea. 

Siguiendo esta premisa no es difícil hacer tu propia prueba. Solo necesitas tener acceso a  servidores de alta disponibilidad que es posible que tengan un ratio máximo de descarga, por tanto es recomendable hacer varias descargas a la vez desde diferentes lugares.

Ubuntu, como cualquier otra distribución Gnu/Linux se encuentra disponible desde múltiples servidores en todo el planeta. Así que es un buen candidato para nuestra prueba.

Debemos dirígirnos a http://www.ubuntu.com/getubuntu/  y comenzar la descarga de nuestra distro Ubuntu desde varias ubicaciones. Recomiendo que cuanto más cerca a nuestro país mejor. 

Por ejemplo, hace un tiempo probando una conexión 3G en un viaje (con 5G ni punto ni comparación), descargué la misma ISO de tres ubicaciones distintas con el siguiente resultado:

testvelocidad

27KBps+16,6KBps+17,6KBps=61,2KBps

Hay que tener en cuenta que nuestro nos ofrece el servicio en bits y no en Bytes… así que antes de llevarnos las manos a la cabeza debemos hacer la conversión:

61,2KBps*8=489,6Kbs

489,6 Kbps fue el resultado de mi operación. En mi caso la conexión ofrecida en aquel momento no era tan mala. Eso sí, ahora con conexiones 5G a la vuelta, no puedo evitar cierta sonrisa nostálgica. 

¿No te has enterado de nada? Aquí un resumen: 

  1. Vamos a: http://www.ubuntu.com/getubuntu/download
  2. Descargamos nuestra distro Ubuntu desde varias fuentes. Cuanto más cercano mejor.
  3. Esperamos unos minutos.
  4. Sumamos los resultados. Tendremos la medida en KiloBytes.27KB+16,6KB+17,6KB=61,2KBs
  5. Multiplicamos por 8 para pasarlo a Kilobits 61,2KBs*8=489,6Kbs
  6. Dividimos por 1024, para pasarlo a Megas. 0,478 Mbs

Como últimas consideraciones, decir que existen múltiples factores para que el resultado no sea el deseable. Lo mejor es siempre desconectar los programas glotones como herramientas torrent, desactivar antivirus momentáneamente, conectarse mejor por cable ethernet para hacer la prueba conectado directamente a tu router (cuanto más lejos en una conexión WiFi, más pobre es el resultado), etc… Y ya por último también tener en cuenta que los protocolos propios utilizados para la transmisión de datos se “comen” entre un pequeño porcentaje del ancho de banda total.

 

Fuente: ubuntizando

Compártelo. ¡Gracias!

 
Grupo Digital de Ayuda! Laboratorio Linux! - Linux para todos.

¿Quién está en línea?

Hay 139 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11459192
Hoy Hoy 1955
Ayer Ayer 3541
Esta semana Esta semana 23597
Este mes Este mes 23597
Total de Visitas Total de Visitas 11459192

Día con más
visitantes

02-10-2021 : 3887

Gracias por su visita