Martes, Octubre 20, 2020

La situación de CUPS empieza a preocupar y su supervivencia podría depender de una bifurcación

CUPS

CUPS (Common Unix Printing System) es uno de los componentes más importantes cuando se trata de usar un sistema operativo que no sea Windows, ya que es el encargado de ofrecer el soporte de impresión en muchos sistemas de tipo Unix, entre los que están GNU/Linux, macOS y BSD, entre otros. Sin embargo, parece que su desarrollo encalló hace tiempo, porque en este 2020 solo se tiene constancia de un commit público en el repositorio de GitHub, mientras que en 2019 se aplicaron 355 y en 2018 otros 348.

Esta historia está vinculada a los orígenes de CUPS y su trayectoria. El desarrollo del servicio de impresión comenzó en la segunda mitad de los 90 del Siglo XX por Michael Sweet, propietario de una empresa llamada Easy Software Products. El propósito era romper limitaciones del protocolo Line Printer Daemon (LPD) y las incompatibilidades entre los vendedores, y debido a eso y a que su código estaba publicado bajo GPLv2, fue adoptado rápidamente por la mayoría de las distribuciones Linux.

Pero Apple, que por entonces intentaba resurgir de sus cenizas, se interesó por el proyecto, así que en 2002 lo incorporó a OS X y en 2007 decidió comprar Easy Software Products para hacerse con el código y la propiedad intelectual de CUPS. Michael Sweet pasó a formar parte de la plantilla de trabajadores del gigante de Cupertino con el objetivo de seguir contribuyendo e impulsando el desarrollo de CUPS.

A pesar de que Apple es conocida por sus herméticas políticas, el desarrollo de CUPS se mantuvo constante y como software libre, por lo que las distribuciones Linux pudieron seguir beneficiándose de sus virtudes. Sin embargo, a finales de 2019 Michael Sweet dejó Apple y desde entonces el desarrollo se ha detenido casi por completo, lo que ha hecho saltar las alarmas este otoño ante la evidente falta de actividad. Por otro lado, merece la pena recordar el cambio licencia de GPLv2 a Apache, un movimiento que no gustó a muchos porque daba más margen a Apple para crear dos líneas de CUPS, una “premium” y privativa para macOS y otra Open Source que consistiría en las migajas que quedarían para el resto de sistemas.

Michael Sweet ha declarado que “la forma en la que se imprime ahora es muy distinta a cómo se hacía hace treinta años”. A eso ha añadido que el futuro de la impresión en Linux pasa por IPP Everywhere, que es un protocolo que puede ser utilizado para imprimir en impresoras conectadas en red o por USB sin utilizar ningún software especial, ya que sería el firmware de la impresora el que se encargaría de hacer el trabajo pesado una vez reciba los datos a través de IPP. Esto permite ganar independencia frente al equipo desde el que se envía el trabajo de impresión, pero de momento su soporte depende de que los fabricantes lo implementen.

Afortunadamente, CUPS es capaz de soportar IPP Everywhere, por lo que podría beneficiarse de sus posibilidades en un futuro no muy lejano. De hecho, el propio Sweet ha comentado que “proporcionará solicitudes de extracción (pull requests) a Apple para incorporar estos cambios nuevamente a CUPS”. Por otro lado, Sweet también está trabajando en LPrint, diseñado para el mundo de las impresoras de etiquetas y recibos, y en PAPPL (Printer Application Framework), un framework basado en C para crear aplicaciones de impresora que admitan IPP Everywhere. Es importante tener en cuenta que estos proyectos están construidos sobre CUPS en lugar de reemplazarlo.

En lo que respecta a Apple, Michael Sweet ha dicho que en la compañía “hay otros dos ingenieros en el equipo de impresión que son responsables del desarrollo de CUPS, y seguirá teniendo nuevas versiones de corrección de errores (por lo menos) en el futuro inmediato”. Estas palabras destilan una posible falta de interés por parte de Apple en continuar con el desarrollos CUPS, aunque igual solo estamos especulando y en realidad su desarrollo se ha vuelto más cerrado, algo que no sorprendería viendo el tradicional hermetismo de la compañía.

Lo malo es que solo Apple sabe lo que ocurre dentro de Apple, así que desde fuera la situación está empezando a preocupar. Till Kamppeter, líder del grupo de trabajo OpenPrinting de The Linux Foundation, ha comentado en referencia a las observaciones de Michael Larabel que “debido a que el desarrollo upstream está inactivo, hemos discutido la creación de una bifurcación temporal en OpenPrinting [de CUPS] para correcciones de errores y parches de distribución, y Michael Sweet lo ha hecho ahora”. De hecho, la bifurcación de CUPS de OpenPrinting está disponible en GitHub, así que se puede decir que The Linux Foundation está moviendo fichas para evitar la defunción o el cierre del código del proyecto.

Sobre el futuro de CUPS como proyecto, al parecer dentro de poco se va a enfrentar a la descontinuación del soporte para los ficheros PPD. Aparte de eso, al final el posible rescate de CUPS puede venir por la vía que muchos demandaron después de que Apple cambiara la licencia a Apache 2.

Imagen: Pixabay

 

Fuente: muylinux

¿Quién está en línea?

Hay 118 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11002417
Hoy Hoy 615
Ayer Ayer 3328
Esta semana Esta semana 3943
Este mes Este mes 57696
Total de Visitas Total de Visitas 11002417

Día con más
visitantes

10-16-2020 : 3340

Gracias por su visita