Jueves, Mayo 19, 2022

¿Cuál es el futuro del Proyecto Fedora Linux?

mattfedora

Jack Wallen (TechRepublic.com) entrevista a Matthew Miller de Fedora para conocer su opinión sobre Fedora 36, ​​el talón de Aquiles de Linux, y si Linux necesita más usuarios nuevos o grandes empresas detrás de él.

Recientemente me conecté con Matthew Miller, distinguido ingeniero y líder del proyecto Fedora, para hablar sobre el proyecto y el futuro de Linux. Sus conocimientos son invaluables no solo para los usuarios de Linux, sino también para cualquiera que mantenga una distribución de Linux o para aquellos que estén considerando crear su propia versión del sistema operativo de código abierto . Esto es lo que Miller tiene que decir.

Jack Wallen: ¿Qué es lo único que falta en los esfuerzos de la comunidad Linux por comercializar el sistema operativo para las masas?

Matthew Miller: Creo que, fundamentalmente, el problema es que no existe un mercado masivo para los sistemas operativos. Algunas personas, por supuesto, encuentran fascinante la tecnología a este nivel, probablemente muchas de las personas interesadas en leer lo que usted y yo tenemos que decir al respecto. Pero, en relación incluso con otras actividades geek que se han convertido en la corriente principal (¡hola, adultos que construyen cosas geniales de LEGO! ¡Hola, compañeros nerds de D&D!), preocuparse por su sistema operativo es bastante esotérico.

VER: Conviértase en un experto en Linux justo a tiempo para el auge de 2022 (Academia TechRepublic)

Sin duda, existe un mercado para los sistemas operativos a nivel corporativo, en la empresa y para millones de casos de uso de tecnología diferentes que las empresas deben resolver. Algo tiene que impulsar la nube, y debe haber una plataforma para todo el software que un automóvil eléctrico moderno necesita para ejecutarse. Esos mercados ya han decidido que la respuesta es Linux, y definitivamente son mercados con mucho dinero en juego.

Pero para las masas, ¿el sistema operativo de escritorio (y, cada vez más, el sistema operativo para dispositivos móviles)? El sistema operativo es solo un detalle de implementación como parte de una experiencia completa, y hablar de ese nivel generalmente hace que los ojos de las personas se pongan vidriosos. Por supuesto, cuando no es así, sé que he encontrado un espíritu afín, pero, de nuevo, un espíritu afín raro. Entonces, gracias por soportarme; Me estoy acercando a una respuesta directa: ¿qué nos estamos perdiendo al comercializar Linux para las masas? Creo que es una causa perdida tratar de "vender" nuestro peculiar interés tecnológico a personas que aún no lo ven. Tenemos que adoptar un enfoque diferente.

Tenemos algunas características excelentes que Windows o OS X no tienen, y también tienen algunas ventajas técnicas. (Sí, incluso Windows. ¡Seamos honestos!) Cualquier campaña basada en esas cosas finalmente termina en la zona de los ojos vidriosos. Pero creo que la diferencia fundamentalmente importante no está en la tecnología de todos modos. Es algo completamente diferente. Cualquiera puede ser un fanático de Windows o un partidario de OS X o, si realmente lo desea, un entusiasta de OS/2 Warp. E incluso puedes ir a trabajar para las empresas que los fabrican, bueno, no OS/2, ¡sino los demás! Puedes comprar acciones. Pero, en realidad nunca serán tuyos . En última instancia, existen como productos para aprovechar las oportunidades del mercado.

Pero con Linux, cuando instala una distribución de código abierto, no es solo parte de una comunidad de fanáticos. Eres parte de un esfuerzo global colosal que hace que el software esté más disponible para todos, hace que ese software sea cada vez mejor y hace que todo el mundo sea mejor a través del intercambio. No necesita ser un programador o tener alguna habilidad especial o hacer algo para retribuir. Con solo usarlo, está compartiendo esta increíble empresa, parte de un cambio de la escasez a una economía basada en la abundancia. Cuando instala Fedora Linux, realmente obtiene algo que en un sentido muy real le pertenece: las licencias para todo el software que enviamos están diseñadas para incluirlo, no para excluirlo.

Y, por supuesto, ese software puede hacer todo lo que necesita: comunicarse, diseñar, crear, jugar, aprender, trabajar, todo lo que puede hacer una computadora. Dondequiera que no satisfaga las necesidades de alguien, esa es una oportunidad para un mayor crecimiento, y aunque una empresa puede decidir que no vale la pena invertir en esas necesidades, el código abierto no está limitado de esa manera. No se trata de la oportunidad de mercado, se trata de mejorar esto juntos.

Vi un tweet recientemente que advierte que si una aplicación es gratuita, significa que el producto eres tú : tu información personal, algún tipo de seguimiento invasivo, al menos de alguna manera monetizando tu atención. Pero dado que no estamos buscando un mercado, dado que estamos haciendo esto por una razón distinta a la de encontrar algo para vender, ese tipo de pensamiento no se aplica. Es una manera diferente y mejor para que el mundo sea.

Esta es una respuesta larga, comenzando con el argumento de que no existe un mercado masivo para los sistemas operativos, y que en realidad es algo bueno, y por qué Linux es, en última instancia, la mejor respuesta incluso entonces. Creo que ese es el mensaje que debemos llevar a la gente, y creo que uno que resuena mucho más ampliamente que cualquier historia tecnológica.

Jack Wallen: ¿Qué puede hacer Fedora 36 en ese esfuerzo por atraer nuevos usuarios a Linux?

Matthew Miller: Leí su muy buena revisión previa al lanzamiento de nuestra próxima versión, con suerte el 3 de mayo, suponiendo que podamos solucionar algunos errores finales del bloqueador a tiempo. Me alegro de que haya notado el enfoque en la simplicidad porque creo que es clave para ganar nuevos usuarios. Cuando el sistema operativo se interpone en el camino, pasa de la conversación que quiero tener sobre grandes ideas a... bueno, a los aburridos detalles técnicos con los que la gente nunca quiere lidiar. Cada vez que tenemos que explicarlos, volvemos al problema de los ojos vidriosos, que, para ser claros, es perfectamente razonable. Hay muchas otras cosas en la vida de las que preocuparse. Es crucial proporcionar una experiencia optimizada para que los usuarios puedan preocuparse por todas las cosas que realmente quieren hacer. Hemos trabajado muy duro en esto.

La visión de Fedora no es “nuestro sistema operativo ejecutándose en todas partes”. Es por un mundo donde las comunidades abiertas e inclusivas trabajen juntas en este gran proyecto compartido que beneficia a todos. Brindamos una vía de acceso fácil y poderosa al sistema operativo y una comunidad vibrante, amigable y útil que puede ayudarlo con cualquier pregunta o problema. Y si está interesado en obtener más información sobre cómo se hace todo, cómo puede ayudar a mejorarlo aún más y cómo puede involucrarse más, también tenemos caminos fáciles para eso.

Jack Wallen: ¿Cuál es la mayor diferencia entre Linux actual y Linux de hace 10 años?

Matthew Miller: Creo que primero tenemos que comenzar con la asombrosa ubicuidad de la misma. Hace diez años, era lindo encontrar un televisor que ejecutara Linux. Ahora, no solo está definitivamente alimentando su televisor, ¡probablemente tenga Linux ejecutándose en sus bombillas! Está en todas partes. Y mientras que Linux había expulsado a Unix propietario de la sala de servidores, hace diez años los servidores basados ​​en Windows estaban retrocediendo. La nube cambió eso; ahora, la nube es Linux, casi por completo. (¡Cualquier cosa que no lo sea es una aplicación heredada que fue demasiado difícil de portar!) Desde dispositivos diminutos hasta los mainframes y supercomputadoras más poderosos: Linux, Linux, Linux.

Debido a que todo es de código abierto, eso termina beneficiando a todos, incluidos los casos de uso de escritorio. Los contenedores se originaron como tecnología de servidor (tecnología de nube), pero los mismos conceptos son cruciales para una implementación de aplicaciones de escritorio más fácil y segura. Tenemos una versión de Fedora Linux llamada Silverblue que explora esta idea en particular, tomando ideas que surgieron de CoreOS (y el Red Hat Atomic Project de corta duración) para la nube y los contenedores y explorándolos en un sistema operativo de escritorio. Creo que veremos mucho más de eso en el futuro.

También estamos viendo grandes cambios en la forma en que se escriben las aplicaciones para que la nube llegue al escritorio, no solo en contenedores, sino también en las pilas de lenguaje de programación con las que están hechas. Voy a tratar de mantener esto en un nivel que no vuelva a esos ojos vidriosos: los lectores pueden corregir mis simplificaciones excesivas en los comentarios.

Básicamente, cada lenguaje moderno proporciona una gran cantidad de componentes básicos que generalmente provienen de otros proyectos de código abierto más pequeños. Estas son bibliotecas, y hacen cosas como formatear texto, manejar imágenes, conectarse a bases de datos y lidiar con conversaciones a través de Internet. Proyectos como Fedora o Debian solían trabajar para tratar de empaquetar cada una de esas bibliotecas en nuestro propio formato, hecho para funcionar bien con todo lo demás.

Ahora, cada lenguaje nuevo (Rust, por ejemplo) viene con sus propias herramientas para administrarlos, y no funcionan bien junto con nuestra forma anterior. La escala es abrumadora: solo para Rust, como comprobé hace un momento, hay 81,541 bibliotecas de este tipo. No podemos seguir el ritmo de volver a empaquetar todo eso en nuestro propio formato, y mucho menos eso más todos los demás idiomas. Necesitamos abordar esto de manera diferente para seguir brindando una buena solución a los desarrolladores de software.

Creo que gran parte de eso necesitará aprendizaje automático y automatización... necesitaremos seguir ajustándonos para poder brindar el valor que las distribuciones de Linux brindan a los usuarios en confianza, seguridad e integración coherente a una escala exponencial.

Jack Wallen: Si Linux tiene un talón de Aquiles, ¿cuál es?

Matthew Miller: Linux y todo el movimiento de software libre y de código abierto creció con el surgimiento de Internet como una plataforma de comunicación abierta. Necesitamos absolutamente que eso continúe para hacer realidad nuestra visión, y no creo que podamos darlo por sentado.

Sin embargo, eso es más general que un talón de Aquiles, así que ahora permítanme resaltar una cosa que creo que es preocupante: Chrome se está convirtiendo en el navegador dominante hasta el punto en que a menudo es la única forma de hacer que los sitios funcionen. Chromium (el proyecto upstream asociado) es de código abierto, pero en realidad no se ejecuta como un proyecto comunitario y, muy pocas personas ejecutan Chromium. Me encantaría ver ese cambio, pero también me gustaría que Firefox recuperara una presencia significativa.

Jack Wallen: ¿Qué necesita más Linux: nuevos usuarios o más grandes empresas detrás?

Matthew Miller: Oh, creo que tenemos muchas empresas grandes y, sinceramente, creo que también estamos recibiendo nuevos usuarios. Lo que realmente me gustaría ver más son más colaboradores no técnicos. Quiero decir, sí, siempre podemos beneficiarnos de más empaquetadores, codificadores e ingenieros, pero creo que lo que realmente necesitamos desesperadamente son escritores, diseñadores, artistas, videógrafos, comunicadores, organizadores y planificadores. No creo que las grandes empresas proporcionen esas cosas, al menos, no para las partes del mundo Linux que no son sus productos.

Necesitamos personas que piensen que todo el gran proyecto del que he estado hablando es importante y que tengan las habilidades y los intereses para ayudar a hacerlo realidad. Por supuesto, obtener más usuarios es una forma de hacerlo, pero también debemos asegurarnos de que nuestros proyectos estén estructurados para que los usuarios se sientan bienvenidos, tengan un sentido de pertenencia y estén inspirados para participar.

Jack Wallen: ¿Qué pueden aprender otras distribuciones de Fedora 36?

Matthew Miller: Hace poco di una charla en la que recordamos las casi dos décadas de nuestro proyecto . Empecé a repasar nuestra historia, lanzamiento por lanzamiento, y mientras lo hacía, surgieron varios temas importantes. Hemos cometido algunos errores y hemos tenido muchos puntos bajos junto con nuestros éxitos, y espero que podamos aprender de ellos, y que otras distribuciones y proyectos de código abierto, en general, también puedan hacerlo.

Primero, trabaje en su proceso para grandes cambios y asegúrese de que la comunidad sea parte de las decisiones que lo llevarán allí. No importa cuál sea la estructura de gobierno de su proyecto, ejerza una toma de decisiones transparente y abierta todo el tiempo, tanto para las cosas pequeñas como para las grandes. Eso hará que funcione mejor cuando eventualmente surjan cosas importantes. Confíe en su comunidad: eso es lo que hace que cualquier proceso funcione.

En segundo lugar, los equipos comunitarios necesitan a alguien que mantenga el impulso. Alguien tiene que estar siempre allí para dar la bienvenida a la gente nueva, para mantener las reuniones en marcha, para evitar que las colas de solicitudes queden sin respuesta. Es muy, muy fácil dejar que todo recaiga en una persona increíble que trabaja en algún área (documentación, ingeniería de lanzamiento, lo que sea) y, finalmente, esa persona se cansará o ganará la lotería o simplemente encontrará algún otro interés, y lo encontrará. colapso de toda el área importante. Asegúrese de que esas personas tengan apoyo, asegúrese de que nadie sienta que está haciendo su parte solo y que si se van de vacaciones o deciden criar llamas y no volver a tocar una computadora, sabrán que alguien más está allí para mantener las cosas en marcha.

Y finalmente, deje que la comunidad dirija, incluso cuando parezca aterrador. Deje que la gente experimente y, como proyecto, elimine los obstáculos, y eso puede significar especialmentelas áreas que inicialmente pensó que necesitaban ser restringidas. Aquí, estoy mirando particularmente a las empresas con intereses de código abierto. Cuando su comunidad quiere hacer algo que le preocupa que amenace su modelo, es hora de cambiar su modelo. Mi charla tiene varios ejemplos concretos: Red Hat había decidido inicialmente que el soporte de 64 bits sería una función "empresarial" que no se hacía en Fedora, pero un miembro de la comunidad la creó de todos modos. Ahora, sabemos que traer nuevas arquitecturas en Fedora primero es en realidad mucho mejor (¡hola, ARM, y ahora RISC-V!). Red Hat invirtió una gran cantidad en su propio marco de actualización del sistema patentado... pero un enfoque desarrollado por la comunidad fue mejor. (Eso se llamó "yum", el precursor de DNF como se usa en la distribución actual). Este tipo de cosas requieren actos de fe, pero esos saltos valen la pena. De nuevo: Confía en tu comunidad.

Jack Wallen: ¿En qué se diferencia Fedora 36 de otras distribuciones?

Matthew Miller: ¡Creo que encajamos en un punto ideal! Nos movemos rápido, pero hacemos un cuidadoso aseguramiento de la calidad. Trabajamos para brindar nuevas funciones a los usuarios rápidamente y facilitar el paso a una nueva versión de una anterior, pero también le permitimos planificar cuándo realiza esa actualización. Tratamos de seguir la vanguardia sin hacer que nuestros usuarios sientan que es una vanguardia.

Mientras hacemos esto, estamos profundamente comprometidos con la visión de código abierto de la que he estado hablando. Nuestro objetivo no es solo hacer un mejor sistema operativo, hacer algo que nos pertenezca solo a nosotros. Queremos hacer las cosas mejor para todos. Trabajamos en estrecha colaboración con varios proyectos ascendentes, las personas que crean el código que integramos, y con frecuencia verá que la tecnología en la que fuimos pioneros aparece en otras distribuciones un poco más tarde.

Y, somos un proyecto dirigido por la comunidad: tenemos un patrocinador estable en Red Hat, que me paga a mí y a algunos otros para trabajar a tiempo completo, pero no soy un dictador de proyectos y nos esforzamos por lograr el consenso de la comunidad en torno a todas las decisiones. . Obviamente, Red Hat se beneficia, pero el mayor beneficio es para todos los involucrados (y, por supuesto, para nuestros usuarios). También somos una comunidad increíble y divertida de la que formar parte. Por supuesto, otros proyectos también tienen esto, pero personalmente creo que tenemos algo particularmente especial.

Jack Wallen: ¿Cuál es el plan de cinco años para Fedora 36?

Matthew Miller: ¡En realidad estamos trabajando en esto ahora mismo! Sentimos que estamos montando una increíble ola de éxito, y debemos asegurarnos de tener un plan sólido para la próxima fase para no flaquear. Desarrollar este plan será (esperemos que no sea una sorpresa a estas alturas, ¡después de todo lo que he estado diciendo!) un proceso comunitario, al aire libre; puede seguir nuestra conversación en el foro de discusión de Fedora .

No sé cómo será la tecnología. No creo que nadie pueda predecir las tendencias tecnológicas dentro de cinco años. Pero una de las grandes banderas que estoy poniendo en nuestro horizonte es que deberíamos duplicar el tamaño de la comunidad colaborativa activa de Fedora. Sabemos que nuestra base de usuarios está creciendo y necesitamos hacer crecer el proyecto para que coincida. Para hacer eso, vamos a enfocar nuestras inversiones en tutoría, en accesibilidad e inclusión y, en general, en salud comunitaria. Eso impulsará el éxito en cualquier tecnología que se vea en 2025 o 2027 o más allá.

 

Fuente: TechRepublic | somoslibres

¿Quién está en línea?

Hay 328 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

13296087
Hoy Hoy 607
Ayer Ayer 4276
Esta semana Esta semana 13559
Este mes Este mes 77437
Total de Visitas Total de Visitas 13296087

Día con más
visitantes

05-11-2022 : 4688

Gracias por su visita