Jueves, Octubre 22, 2020

Entre Debian y yo

debian

Hay distribuciones que son geniales para los nuevos usuarios, pero yo no soy un usuario nuevo, ni un administrador de sistemas, ni un programador sino un simple y a veces vulgar usuario más, que viene usando este sistema operativo sin interrupciones desde 1998. No quiero parecer un snob, nada más lejos de la realidad, y no creo que sea mejor que nadie; Sólo tengo necesidades diferentes a otra gente.

No quiero pulirme. Quiero ver y trabajar con las agallas de mi sistema operativo, porque me gusta tener el control total de mi experiencia informática. No me gusta que me cojan de la mano. Me gustan las cosas fáciles de usar siempre y cuando no se interpongan en mi camino, o encubran lo que quiero ver. Debian hace todo tan fácil como sea posible sin estorbarme, tomarme de la mano, o esconder los detalles.

También valoro cosas diferentes que la mayoría de la gente. Sí, para mi es de suprema importancia el respeto por los fundamentos del software libre. No soy especial por eso. Y por supuesto que, aunque las lenguas venenosas digan lo contrario, jamás he ido contra lo que usan los demás. Pero no voy a andar por los cerros de Úbeda.

Me gustan las decoraciones y los gráficos bonitos. Y eso Debian no te lo afrece por defecto, pero me da igual. Aparte de un entorno agradable amo la estabilidad y el compromiso que tiene Debian para con los usuarios. Eso me tiene enganchado. Odio los bichos, los choques, los trastornos, la inseguridad y la falta de respeto a mi privacidad. GNU/Linux en general tiende a ser refrescantemente libre de muchos de estos, pero Debian lo lleva todo un paso más allá.

Debian existe desde hace mucho más tiempo que la mayoría de las otras distribuciones, y el sistema que tiene es el mismo sistema básico que ha tenido durante las últimas décadas. Lo hicieron bien desde el principio, y mientras añaden características, mejoran la seguridad, y añaden un poco de pulido ocasional, nunca intentan arreglar lo que no está roto.

Pero no dependen sólo de su reputación. También ofrecen un contrato social que describe sus valores y promete a sus usuarios que estos valores no cambiarán. Este es el tipo de compromiso que no se obtiene de la mayoría de las demás distribuciones.

Debian tiene la reputación de ser la distribución más estable y segura que existe. De hecho, esta cosa con el logo rojo en espiral es como una roca. Nunca se cuelga o se bloquea, y no he tenido ni un solo fallo serio en las muchas veces que la he tenido instalada. Esto es medianamente cierto para GNU/Linux en general, pero Debian es mejor en este aspecto que cualquier otra distribución.

Debian se autodenomina el Sistema Operativo Universal. Debian es más que una simple distribución de GNU/Linux para el PC. Es más como un sistema de distribución de software libre para todas las arquitecturas. Ofrecen los núcleos más populares de GNU/Linux, y distribuyen miles de otros paquetes de software que van mucho más allá del sistema operativo básico. Ofrecen esto para 10 arquitecturas de hardware diferentes. Lo que obtengo con Debian es una solución completa de software para todas mis necesidades, sin importar cómo puedan cambiar en el futuro.

Debian tiene tres diferentes repositorios de software, con diferentes grados de madurez: Estable, en pruebas e inestable. Los tres se mantienen activamente. Inestable tiene lo más nuevo de todo. Después de que el software en inestable ha sido sometido a un cierto mínimo de pruebas durante unos meses, se pasa a Pruebas, conocida en el idioma anglosajón como Testing. Estable sólo se actualiza una vez cada dos años, después de rigurosas pruebas.

Debian valora la libertad del software. En cada repositorio, tienen diferentes secciones: Main, contrib, y non-free. Non-free es el software que no satisface sus directrices de software libre al ser de licencia propietaria. Contrib es software libre pero depende de software no libre para ejecutarse. Main es software completamente libre. Es el que yo uso, la edición Inestable con el repositorio Main. Me gusta que me den la opción de elegir cuánta libertad quiero en mi software. Otras ya suponen que usas lo que no es libre, pero Debian no es de esas.

Y no todo es idílico. Puedes encontrarte con alguna inconsistencia. Estas molestias son raras y no son realmente un gran problema. Los beneficios superan con creces los lamentos. Espero una larga y fructífera relación con este sistema operativo.

Uso Debian y no uso Debian, es un modo de verlo así. Uso Devuan que es como usar Debian con un inicio distinto, pero fundamentalmente es lo mismo. Quiero decir que con Systemd o sin Systemd, ¡¡Viva la madre que te parió en tus 27 cumpleaños!!

 

Fuente: masgnulinux

 

Protege-4-

¿Quién está en línea?

Hay 294 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11009144
Hoy Hoy 730
Ayer Ayer 3256
Esta semana Esta semana 10670
Este mes Este mes 64423
Total de Visitas Total de Visitas 11009144

Día con más
visitantes

10-20-2020 : 3356

Gracias por su visita