Sábado, Octubre 31, 2020

Mageia: Una distribución infravalorada

 Mageia

Hemos visto muchos listados de distribuciones GNU/Linux dedicadas al usuario newbie y si recordáis, hay una distro que jamás viene listada. Hay muchas, claro, pero casi nadie incluye Mageia entre las más amigables para el usuario nuevo, ni entre las más seguras, ni para desarrolladores, etc. ¿Quiere decir eso que Mageia no es idónea para principiantes, artistas o desarrolladores? No. Mageia es una gran distribución, e injustamente se habla muy poco de ella, y lo hago como una autocrítica también. No obstante no sería tan atrevido como para aconsejar a un usuario recién llegado esta distribución, pero sí para aquellos intermedios.

Por si no lo sabían, Mageia es una de las mejores distribuciones GNU/Linux, con la cual hay que quitarse el sombrero.

Hablando de sombreros, Mageia es la heredera más completa de Mandrake/Mandriva. Mandrake fue creado en 1998 por Gael Duval y se basó en Red Hat 5.1, por lo que en un principio y hasta su final adoptó la paquetería RPM. Mageia, desaparecida Mandriva, emergió de las cenizas para conservar muchas cosas hasta el día de hoy. Es un hecho que Mageia sigue usando herramientas como RPMDRAKE, URPMI, DRAKCONF, el maravilloso Centro de Control del sistema operativo, desde donde puedes configurar todo, como la red, usuarios, software, hardware, Samba, Pantallas al igual que YAST en Opensuse.

Estoy usando Mageia en casa desde hace dos días y voy a hacer un resumen de su instalación.

Puedes descargar dos tipos de imágenes ISO. Una es un DVD completo con mucho software pero no sólo para la instalación. La otra opción es una ISO en vivo que además puedes instalar. Esa última es la que he usado, la versión Mageia 7 Beta 1. Puedes ver ambas ISOs en este enlace. Vamos a instalarlo.

Esta distribución es bastante diferente en ciertos aspectos a las típicas como Debian, Ubuntu, Fedora, etc. Mageia usa el mismo instalador que usaba Mandriva, el cual es muy sencillo, agradable y fácil de usar.

Arrancando el Live-CD

 Mageia-01

El resto de la secuencia de arranque inicial es decididamente de la vieja escuela. Mageia es esencialmente Mandriva renacida, y si has leído mi antigua guía sobre cómo configurarlo, las cosas son más o menos las mismas que hace una década. Añade un poco de PCLinuxOS para una buena medida, y tendrás una idea familiar de GNU/Linux que hace las cosas de forma ligeramente diferente. Y eso no significa cosas malas.

 Mageia-02

Te recibirá una ventana aceptando la licencia. Debes aceptarla porque si la rechazas se apagará el sistema.

Mageia-03

La instalación

 Mageia-04

Este fue un buen procedimiento en general. De aspecto arcaico, no porque visualmente sea feo sino porque recuerda a Mandrake, con muchos escalones. Se te advierte antes de hacer cualquier partición y formateo y éste es sencillo de hacer. En mi caso dejé todo el disco duro para Mageia ya que nunca tengo más de un sistema operativo en el disco duro. Luego, cuando no lo esperas, el sistema sigue adelante y formatea el disco sin ninguna confirmación adicional.

Sin presentación de diapositivas, y es un procedimiento que te lleva unos 30 minutos. Si seleccionaste el DVD posiblemente tarde una hora. No tengo ni idea de por qué lleva ese tiempo. Sin embargo, se completó bien, tenía la configuración de arranque en orden.

 Mageia-05

 Mageia-06

Una vez instalado el sistema tendrás que reiniciar. Te recuerdo que hasta el reinicio no podrás completar la instalación. Ahora verás una ventana para que crees el usuario y la contraseña de root.

Mageia-07

La configuración post-instalación es algo lenta, y tienes que hacer toda la zona horaria y el lenguaje antes de ver el escritorio, pero funciona. Había elegido la edición Plasma pero cuando aparece no te encontrarás con un escritorio vainilla de este entorno, sino algo más personalizado.  Nos encontramos con una pantalla de bienvenida muy cargada. Date un paseo por su menú y aplicaciones. Te envolverá.

Mageia-08

Mageia-09

Arrancando Mageia

El primer arranque tenía aún más configuraciones, incluyendo la configuración del usuario. Mageia también configuró a mi usuario con todos los datos de la sesión en vivo. Muy pocos sistemas ofrecen esto, y el que se me ocurre recientemente es MX.

Antes de hablar de la administración de paquetes, vale la pena mencionar que el Centro de Control de Mageia es muy similar a YaST, tanto en apariencia como en enfoque. La mayoría de las distribuciones ya no hacen esto, ofreciendo un menú de configuración más pequeño y reducido. Mageia lo ofrece todo, y puede parecer arcaico y abrumador, pero también tiene un aire profesional.El centro realmente ofrece una amplia gama de opciones, y todas parecen funcionar bien. Puedes configurar cualquier cosa, además de la gama habitual de ajustes de Plasma, con un solapamiento muy pequeño. Algunas de las piezas realmente bonitas incluyen la capacidad de crear instantáneas del sistema, así como características de seguridad. Necesarios o no, existen, y puedes retocarlos mucho.

Un vistazo rápido al escritorio

La pantalla por defecto de Mageia 7 Beta Live es estándar para una distribución basada en KDE. Hay un panel en la parte inferior que incluye un botón del menú con el logotipo de Mageia en la esquina izquierda.

A su lado se encuentran los botones Mostrar escritorio y Administrador de actividades junto con algunos atajos: administrador de archivos, configuración del sistema, centro de control de Mageia y el navegador Firefox.

Mageia tiene 2 secciones de configuración. La configuración a nivel de usuario se realiza a través del panel estándar de Configuración del Sistema de Plasma KDE, habitual en todas las distros, mientras que las configuraciones más avanzadas a nivel de sistema y hardware requieren el Centro de Control de Mageia.

La parte derecha del panel incluye el área de notificación con reloj, volumen, Bluetooth y administradores de red, lista de dispositivos USB, monitor de portapapeles y otros iconos habituales. También hay dos pequeños botones para bloquear la pantalla y apagar el ordenador.

El sistema recién iniciado presenta una ventana con los accesos directos a los diferentes recursos de Mageia: guía, enlaces, etc.

Detrás de esa ventana puedes encontrar un fondo de pantalla por defecto en tonos azules con el logo de Mageia. Sólo hay un fondo de pantalla alternativo, por lo que en la mayoría de los casos necesitarás tener tus propias imágenes.

Hay 3 iconos en el escritorio: Instalar Mageia, Únete a la Comunidad, y la Carpeta de Inicio en el modo Live. Una vez instalado el sistema sólo se mantiene la Papelera y Únete a la Comunidad.

Invertí muy poco de tiempo en hacer que Mageia se viera como yo la quiero. Hay muchos temas e iconos bonitos disponibles, pero la mayoría no parecen integrarse bien con Plasma. Por ejemplo, Numix Circle y Numix White quedan bastante feitos, y así que al final y de momento me he quedado con los que viene por defecto, Brisa, con algunas integraciones extras. Como siempre, he instalado Latte-Dock, ya que tengo una reminiscencia maquera y debo ver un dock en mi pantalla.

Mageia-10

Los paquetes

Aquí las cosas podrían ir mejor. El administrador de la interfaz gráfica de usuario está perfectamente integrado pero no muy intuitivo. Además, toma mucho tiempo refrescar los recursos cada vez que se lanza, y esto puede ser molesto. La línea de comandos urpmi es aún peor, y no es divertido usarla. En cierto modo, tenemos una interfaz de 2007 que no funciona tan bien como debería en 2019. Por otro lado, funciona, no muy rápido pero funciona. Pero tengo que advertir de algo para que no caigáis en el mismo error que tuve. Seleccioné Smplayer, Chromium y Qbittorrent para instalar y el sistema se bloqueó porque se mezclaron bibliotecas QT de diferentes versiones. Dolphin no funcionaba, ni Preferencias del Sistema ni muchas herramientas KDE. El administrador de software instaló algunas librerías más nuevas que las que conservaba, dando esos errores. Por ello es muy importante que recién instalado Mageia vayas al Centro de Control-—-Administrador de Software—–Actualizar su Sistema y actualizar todo. Así Plasma se actualiza a la versión 5.14.5.

El gestor de paquetes usa “tasks” (grupos) para instalar algunas cosas, como un entorno de escritorio, pero además es posible instalar grupos de astronomía, juegos, educación, etc.

Mageia en su versión Live contiene muchas cosas, por lo que obtienes mucho, incluyendo algunas opciones realmente innecesarias en la era moderna, como Ekiga, además de la habitual, aunque un tanto conservadora, gama de golosinas. Firefox, Kmail, LibreOffice, Dragon Player, Clementine, VLC, GIMP, Marble, etc. También se obtiene el colorido habitual de las utilidades KDE. No está mal.

Conclusión

En comparación con otras distros que se basan en Mandriva, el escritorio de Mageia no es el que más se le parece precisamente. Openmandriva y PCLinux se asemejan más, pero dejad que os diga una cosa, en mi opinión Mageia es la heredera más completa y fiel a Mandrake/Mandriva. Esto no es Debian, ni Ubuntu, no. Sus repositorios no tienen una enorme cantidad de programas y las conexiones suelen ser más lentas. Pero estoy seguro que hay muchísimos usuarios que, como yo, echan de menos Mandriva o Mandrake, la primera distribución GNU/Linux más amigable de la historia.

Mageia es excelente. Tiene ese sabor o toque especial que no tienen otras distros. Tiene algunas cosas que mejorar, como el rendimiento ya que consume bastante CPU y con pocas aplicaciones en ejecución se nota, pero si añades espacio SWAP irá bastante bien.

Mageia 7 es una distribución muy interesante y única. Viene con un montón de cosas buenas, incluyendo controladores de tarjetas gráficas incluso en la sesión en vivo, importación de datos de usuario, importación de datos de Windows, multimedia y soporte para smartphones, un centro de control inteligente con un montón de características potentes, y aún más. El enfoque de la experiencia del usuario es diferente al de la mayoría de los otros sistemas, y estoy muy contento de observar eso.

Por otro lado, no todo es perfecto. El soporte de hardware puede ser mejor, falta la impresión Samba, el gestor de paquetes es un poco lento, y el rendimiento no es muy favorable. Con todo, definitivamente recomendado, pero podrías tener dificultades con algunas de las peculiaridades especiales. O tal vez los encuentres entrañables. De cualquier manera estoy contento de haber revivido la experiencia de Mageia y lo cierto es que me ha traído muy buenos recuerdos.

Por cierto, el mejor lugar para aprender sobre Mageia, y otras distros similares como Openmandriva, PCLinux y Rosa Linux, es el veterano BlogDRAKE. No hay otro igual y tiene una trayectoria impecable y larguísima.

Puntuación: 8.5

Mageia-11

Aquí Mageia personalizado

 

Fuente: maslinux

Compártelo. ¡Gracias!

 
Grupo Digital de Ayuda! Laboratorio Linux! - Linux para todos.

¿Quién está en línea?

Hay 237 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11035748
Hoy Hoy 431
Ayer Ayer 2725
Esta semana Esta semana 15485
Este mes Este mes 91027
Total de Visitas Total de Visitas 11035748

Día con más
visitantes

10-20-2020 : 3356

Gracias por su visita