Martes, Octubre 20, 2020

Solus OS: Mi amor maldito

Solus-OS

Solus es mi amor maldito. Un amor que siempre acaba en tragedia, y creedme que no es cosa mía.

Tres veces he instalado esta distribución GNU/Linux y cada vez he terminado más enfadado. Vamos a ver, no es que no sepa controlar una situación de fallo: es que no debería de tener esos fallos.

Es muy mal imagen que una distro termine así, dando palos de ciego.

La primera vez que probé Solus pude observar que no está diseñada para usuarios recién iniciados. Y tampoco para gente que lleva ya algún tiempo. Si ese usuario está acostumbrado a manejar de algún modo, los comandos de Debian/Ubuntu, en Solus es otro mundo. Un mundo que, si como digo, eres muy verde en esto, mejor no lo visites.

Solus-OS-1

Para empezar, le digo a los novatos que Solus no es una distro basada en otra, es LFS, es decir, escrita desde cero. Quizás sea uno de los motivos por lo que siempre me dio curiosidad. Tiene su propio gestor de paquetes, su innovador instalador del sistema operativo e incluso una interfaz de escritorio propia, Budgie, que es un fork de GNOME 2, pero mucho más atractivo.

En si, Solus tiene una interfaz que enamora. Su aspecto plano, sencillo simplemente es espectacular, como se puede observar en la imagen de arriba. Budgie es todo un acierto. Cambia el panel debajo del escritorio, con un menú que nos recuerda a caballo entre Whisker de XFCE y el de Cinnamon. El tema de iconos es el conocido Papirus y su Centro de Control es sencillo pero potente. El tema GTK es el bonito Adapta.

El gestor de archivo también es único en Solus: eopkg. Pero la crítica más fuerte se la lleva el Centro de Software. Como atractivo, es único pero ya está. Te puedes morir instalando programas. A ver, no te va a estallar el monitor mientras instala pero tu corazón puede fallar mientras espera. Hay software que no lleva mucho en instalarse pero hay otro que .. ni lo instala. Es el caso de Chrome. Puedes intentarlo y que la fuerza te acompañe. Yo lo he dejado por la noche y a la mañana siguiente seguía -supuestamente- instalando. Al final tienes que tirar de la línea de comandos con eopkg.

Solus-OS-2

La última actualización de Solus también llega con un conjunto actualizado de aplicaciones para garantizar un mejor rendimiento. Solus incluye Firefox 62, LibreOffice 6.1.0.3, Thunderbird 60 y Rhythmbox 3.4.2. En el apartado de multimedia, la versión MATE viene con VLC 3.0.3, y la edición GNOME viene con GNOME MPV 0.14 pero en Budgie trae Rhythmbox y GNOME MPV también.

También se ha actualizado el tema Adapta GTK para aplicaciones y el tema de iconos Papirus, que da un toque más azulado al contexto del escritorio.

Pasando al Kernel, Solus trae el núcleo 4.18.5, de lo más actual, que brinda soporte mejorado para el hardware existente como Intel, Nvidia y AMD; algunos lanzamientos más nuevos como AMD Threadripper 2 ahora también son compatibles con el nuevo Kernel.

Las versiones de GNOME y MATE vienen con sus respectivos cambios. Por ejemplo, la extensión Unidad Extraíble ahora está habilitada de forma predeterminada en GNOME; también viene con GNOME Photos fuera de la caja.

En cuanto al consumo de recursos, como aquel que dijo: ahí, ahí. No consume demasiada RAM pero tampoco se puede llamar considerar algo liviano. Al inicio, Solus me consumía los 900 MB de memoria RAM.

Ya está en ti querer o no, probar esta última actualizacion de Solus. La dos últimas veces perdí las X con el simple hecho de actualizar el sistema. La verdad es que no se lo están currando muy bien. No puedes sacar a la luz una distro que pierde la interfaz gráfica por actualizar el sistema. Eso no es un buen camino.

 

Fuente: maslinux

¿Quién está en línea?

Hay 183 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

11004451
Hoy Hoy 2649
Ayer Ayer 3328
Esta semana Esta semana 5977
Este mes Este mes 59730
Total de Visitas Total de Visitas 11004451

Día con más
visitantes

10-16-2020 : 3340

Gracias por su visita