Sábado, Septiembre 23, 2017

Unity es mucho Unity

Unity es mucho Unity

Desde la aparición de la primera versión beta de Oneiric, he seguido con mucho detalle la evolución de Ubuntu, no solo por las expectativas que se habían levantado respecto a la misma, sino más bien, por el cambio a Gtk+-3, y Gnome 3, lo que ha supuesto la migración de las distintas aplicaciones que llevo entre manos, y la razón de este pormenorizado seguimiento.

Unity me gusta, creo que es el camino. Se que es un cambio sustancial respecto a las versiones anteriores. Los cambios siempre son difíciles, no nos gusta que nos cambien lo que conocemos, porque tal y como estamos, estamos bien. Pero pasa con todo. No solamente en Linux, sino también en otros sistemas operativos. Unity es cómodo, accedes fácil y rápidamente a todas tus aplicaciones.

Ahora bien, no todo son alegrías. Mi pequeño Acer Aspire One, con Ubuntu Oneiric Ocelot y Unity 3D, no puede ni con su alma. Lo he intentado todo, pero no puede ser…

Unity

Las ventajas

Desde mis primeros pasos en Ubuntu, en Intrepid Ibex, allá por el 2008, las primeras aplicaciones a instalar siempre eran, un “dock”, ya sea Cairo Dock, Avant Window Navigator, etc, y la siguiente aplicación, un lanzador, sin lugar a dudas Synapse. Unity, lleva integrado por defecto ambas aplicaciones, el Dock y el lanzador. Todo perfectamente integrado. Además tenemos los Lens, que le dan un aspecto muy visual al asunto. Una solución visual e integrada.

Los inconvenientes

El primer inconveniente al que nos enfrentamos con Unity, somos nosotros mismos y nuestro miedo a cambiar. Y es algo curioso, porque no es la primera vez que cambiamos de sistema operativo. Y mas aquellos que tenemos Linux en uno o mas de nuestros equipos. Pero incluso aquellos, que no se han atrevido a cambiar en su ordenador de sobremesa o en su ordenador portátil, probablemente hayan cambiado de móvil, y casi con toda seguridad, mas de dos veces. Seguro que han pasado de Symbian a Android u otros. Y esta es una herramienta que utilizamos muy a menudo. Y ¿porque nos cuesta tanto Linux como SO para nuestro ordenador? El asunto es precisamente la evolución. Symbian se ha quedado anticuado, no ha evolucionado, o no ha sabido evolucionar, y la evolución ha pasado por encima de él. Sin embargo, Unity ha evolucionado y nos da miedo cambiar. En el caso de los móviles era cuestión de supervivencia, o aprendes a manejar Android ó iOs, o te quedas estancado. En el caso de Unity, simplemente, Ubuntu, no es el sistema operativo mas empleado, hay mas distribuciones, otras alternativas para continuar tal y como estábamos.

Inicialmente, tienes que conocer las aplicaciones que tienes instaladas para poder sacarle partido a Unity, pero normalmente, siempre hacemos uso de las mismas aplicaciones, con lo que gracias a Zeitgeist y a que somos animales de costumbres, este pequeño inconveniente lo tenemos resuelto.

Pero sobre todo, es el consumo desmesurado de recursos lo que mas condiciona, o puede condicionar tu selección de Unity. Desde luego, si mi pequeño Acer Aspire One, pudiera con Unity, en ningún caso hubiera migrado a Xubuntu. Desde luego, mi equipo de sobremesa, hasta cuatro veces mas potente que el pequeño Acer Aspire One continuará con Unity, pero el pequeño no puede, no puede ni con su alma.

Xubuntu

Antes de probar con Xubuntu, instalé Lubuntu, para ver que aspecto tenía y como se comportaba. La instalación de cualquiera de los dos sabores de Ubuntu, es igual de sencilla que en el caso de Ubuntu, no tendrás ningún problema.

En el caso de Lubuntu, el consumo de recursos es comparativamente mucho menor, la fluidez del sistema es increíble, pero como contrapartida, nos encontraremos con un diseño bastante menos elaborado al que estamos acostumbrados con los temas Ambiance o Radiance.

Sin embargo, Xubuntu, aunque tiene un consumo superior a Xubuntu, tiene una interfaz bastante mas similar a cualquiera de los temas por defecto de Ubuntu.

Adecuando Xubuntu

Como he indicado anteriormente, la ventaja de Unity, es que nos es necesario realizar ningún cambio de los que estamos acostumbrados, pero en Xubuntu, he tenido que instalar, Synapse, el lanzador por excelencia, desde mi punto de vista claro. Y el siguiente paso ha sido instalar un Dock, he probado tanto Cairo, como Avant Window Navigator, aunque finalmente, lo que he hecho ha sido ajustar los paneles de Xubuntu, a mis necesidades, quedando algo parecido a Unity.

Desde que empecé a utilizar Synapse, se ha convertido en una herramienta verdaderamente útil, precisa, rápida y sencilla. Sin embargo Unity consume grandes cantidades de recursos y no es tan rápido, ni mucho menos.

Conclusiones

Mientras que Ubuntu en general, y Unity en particular, no reduzca el consumo de recursos, tendré que prescindir de él, en mi Acer Aspire One, siendo Xubuntu, por ahora, el sabor elegido. Pero lo que sin lugar a dudas, tengo claro, es que Unity, seguirá formando parte de mi ordenador de sobremesa. La idea y el diseño son brillantes, y el concepto está en el camino adecuado, queda pendiente resolver ese problema.

 

Fuente: atareao

Compártelo. ¡Gracias!

 
Grupo Digital de Ayuda! Laboratorio Linux! - Linux para todos.

¿Quién está en línea?

Hay 114 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

8965644
Hoy Hoy 227
Ayer Ayer 1146
Esta semana Esta semana 6155
Este mes Este mes 25510
Total de Visitas Total de Visitas 8965644

Día con más
visitantes

07-19-2017 : 1525

Gracias por su visita