Lunes, Noviembre 20, 2017

Superordenador con Linux alcanza 1 TFLOPS en el espacio

ISS

Ya podéis dejar de preocuparos, la computadora Spaceborne está bien y tras arrancarse dentro de la Estación Espacial Internacional, no ha tardado en alcanzar un rendimiento de 1 TFLOPS.

Spaceborne Computer es un superordenador impulsado por Linux y diseñado por HPE. Hace un mes llegó a la ISS a bordo de la nave espacial SpaceX Dragon. Su objetivo: demostrar que un sistema informático de tipo comercial, podía resistir durante un año las duras condiciones del espacio (radiaciones ionizantes y cambios de temperatura principalmente).

Una vez asegurados los 56 kg de hardware (bastante menos en la ISS), en los últimos días se ha procedido a instalar el sistema de refrigeración por agua, y la adaptación del sistema de voltaje del superordenador, al de la estación espacial.

Únicas modificaciones respecto al modelo comercial normal: un COTS (Commercial Off-The-Shelf) Apollo Server, con procesadores Intel Broadwell, 1 teraFLOPS de potencia de cálculo, conexión 56 Gigabit (mediante fibra óptica frente al tradicional cable de cobre utilizado en el espacio), y 8 unidades SSD (la mitad de 120 GB, el resto de 240 GB).

spacecomputer

Tras las actualizaciones de rigor desde Tierra (alguien habrá hecho un “yum update”, dado que lleva una versión estándar de RHEL 6.8), se han llevado a cabo diversas pruebas para medir su rendimiento.

Entre ellas el High Perfomance LINPACK, habitualmente utilizado para construir la lista de los ordenadores más potentes del mundo (TOP500) y que tras unos minutos resolviendo ecuaciones lineales a toda velocidad, alcanzó ese resultado de un teraFLOPS, para el que estaba diseñado.

Los resultados han dejado satisfechos tanto a los responsables de la NASA como de HPE. Ahora se trata de mantener el Spaceborne Computer en funcionamiento durante un año y comparar sus prestaciones con un modelo gemelo situado en la Tierra. Factores como el consumo de energía o los efectos de la radiación en el rendimiento del sistema mientras este se ejecuta, serán evaluados.

El objetivo último es probar la fiabilidad en el espacio del hardware más moderno, sin tener que pasar por un complejo proceso previo de endurecimiento, redundancia y certificación. Algo que consume tiempo, espacio y dinero, además de obligar a utilizar equipos más antiguos.

Las respuestas a cualquier fallo no previsto vendrían del lado del software. En definitiva poder realizar viajes y estancias en el espacio, dotados de hardware con mucha mayor capacidad de procesamiento, mejor latencia y con las ultimas innovaciones tecnológicas.

 

Fuente: lamiradadelreplicante

¿Quién está en línea?

Hay 181 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

9050166
Hoy Hoy 772
Ayer Ayer 1453
Esta semana Esta semana 772
Este mes Este mes 28657
Total de Visitas Total de Visitas 9050166

Día con más
visitantes

11-11-2017 : 2493

Gracias por su visita