Jueves, Noviembre 23, 2017

La Fundación Linux se hace más corporativa

 logo_thelinuxfoundation.jpg

Llevamos una semana algo intensa en cuanto a polémicas y la cosa no tiene trazas de parar, la última batalla enfrenta a uno de los habituales en estas movidas, el desarrollador y Social Justice WarriorMatthew Garrett con la Fundación Linux.

El motivo: una actualización en los estatutos de la Fundación Linux, que deroga la posibilidad de sus miembros individuales (Individual Supporter), de votar y postularse para uno de sus principales órganos de gobierno: la Junta de Directores.

Hasta ahora se podían elegir dos miembros individuales que compartían la junta con otros 14 representantes de alguna de las múltiples corporaciones (alrededor de 200) que contribuyen económicamente y participan en diversos proyectos de la Fundación.

Lo curioso de asunto es que este cambio de normativa, se produjo después de que Karen Sandler, actual directora ejecutiva de la Software Freedom Conservancy se postulara para el cargo.

Karen es conocida también por haber tenido responsabilidades ejecutivas en GNOME, proyecto en el que durante un tiempo ejerció el liderato y desarrollo un programa para la divulgación del software libre entre mujeres.

Lo que denuncia Matthew en su blog es un cambio de estatutos “a la carta”, motivado por la postura que la Software Freedom Conservancy mantiene respecto a la protección de los terminos de la licencia GPL, lo que se ha traducido en denuncias de violación de patentes de algunos de los miembros de la Fundación Linux como puede ser el caso de Vmware (otro de los infractores habituales es Allwinner, también miembro de la Fundación)

En reddit tienen montado un debate bastante interesante en el que además de Matthew Garret participa el desarrollador del kernel Greg Kroah-Hartman, el cual –a título personal– niega las acusaciones de Matthew y cualquier problema con la SFC. También dice que los puestos de miembros individuales, en la junta de directores de este tipo de organizaciones no es lo habitual y lo que había hasta ahora era una especie de anomalía.

A todo esto recordemos que The Linux Foundatión se define como un consorcio sin animo de lucro, que tiene como objetivo promover el desarrollo del sistema del pingüino, además de patrocinar el trabajo de Linus y otros hackers del kernel.

Las cuotas de miembros individuales son de $99 dólares al año, muy lejos de lo que aportan las empresas que patrocinan a la Fundación Linux en sus categorías platino ($500 000, con puesto asegurado en la junta de directores), oro ($100 000) y plata (de 5000 a 20 000 dólares dependiendo del tamaño de la compañia), pero también habría que valorar las contribuciones que algunos realizan de forma voluntaria al desarrollo del kernel.

Respecto a lo que comenta Kroah-Hartman, podríamos citar varias fundaciones ligadas al software libre (GNOME, KDE, Debian) en los que los miembros de su junta directiva si son elegidos entre sus pares, incluso cuando hay empresas que patrocinan un determinado proyecto, también nos encontramos representantes individuales de la comunidad (es el caso de openSUSE y SUSE) en sus órganos de gobierno.

Tenéis más información de este asunto en el blog de Matthew Garrett .

 

Fuente: lamiradadelreplicante

Compártelo. ¡Gracias!

 
Grupo Digital de Ayuda! Laboratorio Linux! - Linux para todos.

¿Quién está en línea?

Hay 81 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

9053058
Hoy Hoy 477
Ayer Ayer 833
Esta semana Esta semana 3664
Este mes Este mes 31549
Total de Visitas Total de Visitas 9053058

Día con más
visitantes

11-11-2017 : 2493

Gracias por su visita