Lunes, Noviembre 20, 2017

Flash en Linux: 4 alternativas

imagen_1

Para muchos de nosotros la reproducción de contenidos Flash es una pesada losa con la que, para bien o para mal, hay que cargar. Ya hablamos hace unas semanas de este tema y Miguel (ON) escribía sobre ello con algunas opciones a considerar, pero hoy vamos a recordar algunas de ellas y profundizar en otras cada vez más prometedoras.

Lo cierto es que una cantidad inmensa del contenido de todo Internet está hecho o basado en Flash (a parte de la engorrosa publicidad): vídeos, gráficos animados en distintas publicaciones, diversas aplicaciones web, etc, y no es para menos pues la versatilidad de Flash junto a la sencillez de creación debida a la existencia de herramientas muy populares han acabado por imponer la animación en Flash indirectamente en toda Internet.

Así es como nos encontramos con el siguiente escenario: Una internet plagada de animaciones, aplicaciones y demás contenido solo accesible a través de un plugin externo al navegador, de tecnología propietaria controlada por una única empresa y eso sin mencionar aspectos como la cantidad de vulnerabilidades críticas encontradas en dicho plug-in, o su pésimo rendimiento en entornos distintos a Windows.

Es por esto que han ido surgiendo una serie de alternativas al plug-in de Adobe con el fin de compensar en la medida de lo posible el mal rendimiento, los errores de programación y la falta de soporte del plug-in oficial de Adobe. Hoy vamos a hacer un breve repaso por las alternativas más destacadas a flash que podamos encontrar hoy día.

Gnash

imagen_2

 

Gnash es el reproductor flash oficial del proyecto GNU y una de las soluciones más veteranas con respecto al asunto flash. Está basado en la biblioteca open source GameSWF y soporta la reproducción de SWF hasta la séptima versión, soportando parcialmente las versiones 8, 9 y 10. Una de sus principales bazas es el ser incluido en los repositorios oficiales de la mayoría de distribuciones y su capacidad para ser instalado en múltiples entornos y arquitecturas de hardware donde el plug-in oficial aún no está presente.

Aún así, su mayor desventaja es la falta de soporte para las características más nuevas de Flash y ActionScript (el lenguaje que se usa para programar en flash) y a pesar del enorme mérito de crearlo usando métodos de ingeniería inversa, Gnash aún no funciona al 100% en todos los escenarios donde Flash esté presente.

Swfdec

imagen_3

 

Una de las soluciones quizás más desconocidas es Swfdec, una biblioteca destinada a la reproducción de archivos Flash y con el objetivo de ser compatible con las características más demandadas a la hora de reproducir esta clase de archivos. Fue usado como reproductor por defecto para Flash en Fedora 9, aunque su última versión inestable data de 2009 y actualmente no cuenta con mantenedores o desarrolladores que se hagan cargo del proyecto. Su compatibilidad alcanza a la versión 9 de SWF pudiendo valer para reproducir contenido en Flash aunque debido a su falta de apoyo por parte de los desarrolladores no lo hace una buena apuesta a largo plazo.

Lightspark

imagen_4

De Lightspark ya hemos hablado en anteriores ocasiones aquí en MuyLinux. Es un desarrollo joven, potente y sobretodo muy prometedor, con la idea de brindarnos un excelente y moderno reproductor Flash apoyado en una robusta base, soporte multi-hilo y características avanzadas de rendering apoyándose en shaders de OpenGL.

Una de las principales razones del acelerado desarrollo de Lightspark puede deberse al hecho de estar basado en la documentación y especificación de Flash publicada por Adobe, y no en ingeniería inversa como era el caso de Gnash. Aún así, y como ya hemos comentado por estas lindes, Lightspark es un proyecto joven y su rendimiento no es perfecto que digamos. Es buena idea instalarlo si se quiere probar como va su desarrollo o enviar feedback a los creadores, pero no es buena idea usarlo para uso diario si tu máquina no dispone de suficientes recursos.

HTML5

Hablando de alternativas a Flash no podía faltar la última versión del lenguaje web por antonomasia. HTML5 nos brinda una nueva y potente etiqueta que seguro que a muchos os suena y es la etiqueta video. Con la combinación de dicha etiqueta y un poco de CSS/Javascript se pueden crear completos reproductores de medios como los que usa Youtube en su versión beta para navegadores compatibles.

He de aclarar que hablo de la etiqueta video pues intuyo que el principal uso de Flash para usuarios finales es el de ver esta clase de contenido. Aún así HTML5 nos brinda otra etiqueta que sirve para sustituir a Flash (sustituir relativamente, pues hay casos en los que es difícil) en contenidos que no sean videos, y esta es la etiqueta canvas, que nos permite realizar dibujos complejos mediante el uso de Javascript. Así, combinando tanto estas nuevas etiquetas de HTML con el uso de CSS/Javascript se puede sustituir el contenido en Flash con éxito en casi la totalidad de los casos.

Los pros de usar HTML5 son casi evidentes: Se elimina la necesidad de un plug-in externo al navegador, ya que el trabajo de reproducción lo hace el navegador mismo. Además tanto HTML como CSS y Javascript son estandares abiertos y soportados en los principales sistemas, ya que dependen del navegador que los interprete, por lo que se elimina el factor closed source de Flash.

¿Los contras? Mal que nos pese, son más que los pros: La falta de estandarización de formatos para mostrar vídeo y audio hacen que el diseñador necesite codificar su material al menos 3 veces, ya que mientras Safari e IE9 soportan H.264 para video y AAC para audio (aunque para este último han prometido compatibilidad con WebM) Firefox soporta Ogg Theora para vídeo y Ogg Vorbis para audio; Opera tiene soporte para WebM en sus últimas versiones y Chrome/Chromium en teoría los soporta todos. El rendimiento al usar HTML5 tampoco es nada sorprendente, habiendo estudios que incluso equiparan el consumo de recursos de un vídeo reproducido con HTML5 al de un vídeo reproducido en Flash.

Podemos decir que el asunto flash al menos en nuestro sistema tiene una solución un tanto complicada. Por un lado los reproductores alternativos o bien están algo verdes en su desarrollo o bien no funcionan en la totalidad de los casos, mientras que el uso de HTML5 aún no está masificado y su falta de estandarización con respecto a los formatos a usar pueden provocar una división de opiniones sobre cuál usar por parte de los diseñadores y, según el formato que acabe por masificarse, afectarnos o perjudicarnos. Sin duda me dejo varias opciones y alternativas a Flash por el camino, pero he querido centrarme en estas por ser (creo yo) de las más conocidas.

Como opinión personal soy de los que prefieren aguantar usando el plug-in oficial de Adobe y esperar a que el uso de HTML5 se expanda, cosa que acabará sucediendo tarde o temprano debido a que está llamado a ser el sucesor directo de HTML 4/XHTML 1. ¿Vosotros qué opináis?

 

Fuente: muylinux

Compártelo. ¡Gracias!

 
Grupo Digital de Ayuda! Laboratorio Linux! - Linux para todos.

¿Quién está en línea?

Hay 82 invitados y ningún miembro en línea

Contador de Visitas

9050502
Hoy Hoy 1108
Ayer Ayer 1453
Esta semana Esta semana 1108
Este mes Este mes 28993
Total de Visitas Total de Visitas 9050502

Día con más
visitantes

11-11-2017 : 2493

Gracias por su visita